NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

ESPANYOL

Melendo, 7.000 días de fútbol romántico y un final prosaico

Este 30 de junio vence el contrato del único canterano en la historia del Espanyol en llegar al primer equipo desde la Escola, donde ingresó en 2003. Para el club es un caso “cerrado”.

Actualizado a
Melendo, durante una celebración.
FERRAN ZUERASDIARIO AS

Escola, Prebenjamín, y de dos en dos Benjamines, Alevines, Infantiles, Cadetes y Juveniles, hasta el Espanyol B y, desde 2016, el primer equipo. Óscar Melendo no es solo el futbolista de la actual plantilla –una vez despedidos David López, Dídac Vilà y Diego López– que más tiempo lleva defendiendo profesionalmente la camiseta blanquiazul, sino el que más años lleva en el club. Y un caso único. Que, salvo giro inesperado de los acontecimientos, vivirá este jueves el último de sus casi 7.000 días en el Espanyol.

Nacido en 1997, en la Ciudad Deportiva, que llevaba un par de años en marcha entonces, recaló en 2003, a muy temprana edad. Y se quedó para siempre, siendo el único jugador en la historia de la entidad que ha pasado por todas las categorías, partiendo desde la Escola. Antes, Alberto Lopo y Javi Chica habían sido los primeros en llegar a la elite iniciándose en los alevines, o el mítico Dani Solsona partiendo del Infantil, que era el escalafón más bajo en su época. Criado en Sant Adrià, no necesitó más que recorrer unos cuantos cientos de metros para entrenarse. El problema lo tuvo en los partidos, por su estatura, un escollo que fue superando y que le hizo madurar, paradójicamente, a pasos agigantados.

Vence este 30 de junio aquel contrato que firmó, junto a Marc Navarro y Aarón Martín, tres de los cuatro miembros de la llamada Generación Chen, tras su irrupción en el primer equipo hace seis temporadas. A sus 25 años, se irá habiendo disputado 161 encuentros oficiales con el Espanyol, con cinco goles y uno en especial que para siempre llevará su nombre, el ‘Melendazo’ contra el Barcelona del 17 de enero de 2018, aunque también anotó en el Wanda Metropolitano y en Europa. Y que tuvo precisamente en la clasificación continental, aquel 18 de mayo de 2019, el ambiente de pura comunión con la grada que le ha faltado en su despedida.

“Es el único jugador al que quedando libre se le hizo una propuesta. Esa situación está aclarada y cerrada desde hace tiempo, veremos en qué sentido”, explicaba la pasada semana el actual director deportivo del Espanyol, Domingo Catoira, dando a entender que la pelota estaba en el tejado de Melendo, al no haber aceptado la oferta de renovación que le emitió el club. Cerrada quedará también a partir de mañana la puerta de un futbolista que se puede considerar histórico en clave blanquiazul.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?