NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

ATLÉTICO DE MADRID

Los 70 millones que se esfumaron

El Atlético no realizó ventas el verano pasado, pero cedió, entre otros, a Morata y Saúl, dos futbolistas con caché y con opciones de compra que Juventus y Chelsea no ejecutaron.

Actualizado a
Remate de tacón de Morata  dentro del área pequeña y al que el portero, a pesar de tocar el esférico, no logra parar y sentencia el encuentro para el Atlético.
TONI RODRIGUEZDIARIO AS

El Atlético va con muchos apuros al mercado de fichajes y, más allá de Witsel, está a la espera de hacer traspasos para lanzarse a firmar refuerzos. Algunas de esas ventas se empezaron a hablar ya el verano pasado, pero no llegaron a cerrarse. Morata y Saúl se fueron cedidos (el delantero ya lo estaba y prorrogó) con sendas opciones de compra, pero ni Juventus ni Chelsea las han ejecutado cuando ha llegado el momento. Y habrían sido unos 70 millones que le hubieran venido muy bien al Atleti, que ahora debe vender.

Morata se marchó a Turín en 2020 a razón de 10 millones por cada uno de los dos años de cesión y una opción por la que la Juventus podría quedárselo por otros 35 millones. Llegado el fin del préstamo, el pasado día 15, el ariete regresó al Atlético porque el club bianconero no llega ni a los 20 millones, cifra que los madrileños consideran insuficiente. El caso no está aún cerrado, aunque por el momento su papel es el de futbolista del Atleti y lo que parece claro es que aquellos 35 millones no entraran en las cuentas rojiblancas.

Algo parecido ocurrió con Saúl. El canterano salió cedido en la madrugada del 31 de agosto al 1 de septiembre en busca de un nuevo reto. El Chelsea se guardó una opción de compra por una cantidad similar a la de Morata, otros 35 millones. Sin embargo, en este caso pronto se intuyó que el club londinense no ejecutaría la compra. Primero, por las pocas oportunidades que le concedió Tuchel; después, por las dificultades propias del Chelsea, bloqueado tras la invasión de Rusia a Ucrania. Cuando terminó la temporada, Saúl y el equipo blue se despidieron públicamente. Morata, por cierto, aún no ha dicho adiós.

Dos ‘fichajes’ con ganas de revancha

El Atleti no vendió ni a Morata ni a Saúl, se quedó sin esos 70 millones con los que habría podido tapar agujeros y salir al mercado, pero a cambio tiene a dos futbolistas de nivel y a los que Simeone puede dar buen uso. El delantero fue titular habitual antes de irse y el centrocampista terminaba cada temporada entre los más rojiblancos empleados, incluso en el último curso cuando perdió algo de confianza.

Morata y Saúl fueron los casos con más bombo, pero no los únicos. También Grbic se marchó cedido al Lille con opción de compra, esta de unos ocho millones. La temporada del guardameta en Francia ha ido de más a menos y también regresa al Atlético. El croata podría salir de nuevo cedido, pues cuenta con ofertas de Primera y del extranjero. Si el Lille se lo hubiera quedado en propiedad, hablaríamos de cerca de 80 millones. Pero ahora son las cuentas de lechera y al Atlético le toca seguir haciendo números...

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?