NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

ESPANYOL

La sanción para Braithwaite apunta a dos partidos que son finales

Su expulsión, sin disputa del balón de por medio, afecta al artículo 121 del Código Disciplinario, al que ya se acogió Competición con Sergi Gómez. Además, Calero es duda frente al Cádiz.

Actualizado a
Martin Braithwaite during the match between RCD Espanyol and Sevilla FC, corresponding to the week 7 of the Liga Santander, played at the RCDE Stadium on 02th Octoberr 2022, in Barcelona, Spain. (Photo by Joan Valls/Urbanandsport /NurPhoto via Getty Images)
NurPhotoGetty

Había conseguido el Espanyol lo más complejo ante el Valencia, el domingo, con la remontada entre el golazo de Joselu Mato y el trallazo de Sergi Darder desde la frontal, y con el 2-1 se le había puesto todo de cara por la expulsión de Marcos André, que había dado un golpe a Vinicius Souza. Pero en el minuto 90, la suerte cambió de bando y no por una mera cuestión del destino. El principio del final, que culminaría con el error garrafal de Álvaro Fernández en el definitivo 2-2, lo supuso la roja directa a Martin Braithwaite. Que traerá consecuencias. Y que puede no ser la única ausencia el domingo, en Cádiz.

Su manotazo para apartar a Thierry Correia, en una carrera que transcurría por el centro del campo, no ofreció dudas. No la vio en directo Valentín Pizarro Gómez, árbitro del encuentro, pero sí Ignacio Iglesias Villanueva y su equipo en el VAR. El danés se marchó a la calle, dejó al Espanyol con diez en los minutos finales y, salvo milagro, tampoco podrá comparecer no en una sino en las dos próximas jornadas, partidos en los que el conjunto de Diego Martínez está obligado a ganar al tratarse de dos rivales que ahora mismo son directísimos: Cádiz y Valladolid.

Redactó Pizarro en su acta que Braithwaite golpeó “a un adversario con el brazo en la cara estando el balón en juego, sin estar en disputa entre ambos”. Y esa coletilla es la que le deparará una sanción mayor a una sola jornada, tal como establece el Artículo 121 del Código Disciplinario de la Federación: “En aquellos casos en que la expulsión del terreno de juego se deba a situaciones en que el/la futbolista no hubiera tenido posibilidad de disputar el balón, la suspensión será de al menos, dos partidos”.

Calero, con Cavani, en el Espanyol-Valencia.
Ampliar
Calero, con Cavani, en el Espanyol-Valencia.NurPhotoGetty

En idénticas circunstancias decidió el Comité de Competición sancionar justamente con dos encuentros sin jugar a Sergi Gómez, tras ser expulsado en la segunda jornada, en el Espanyol-Rayo Vallecano, por “golpear con el uso de fuerza excesiva a un adversario sin estar el balón en disputa entre ambos”. Trató entonces el club perico de minimizar la penalización, alegando que el árbitro no había visto la acción en directo y que las imágenes del VAR no habían sido concluyentes. Pero todo quedó en papel mojado. Ahora va camino de suceder lo mismo.

Y no por sanción sino por unas “molestias físicas”, tal como redacta literalmente el Espanyol, está pendiente de evolución un Fernando Calero que tuvo que abandonar antes de tiempo el encuentro ante el Valencia, de modo que en estos momentos es duda para Cádiz, el domingo. Óscar Gil, Rubén Sánchez y José Carlos Lazo, reseña el club, siguen con sus respectivos planes individualizados.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?