NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

valencia

La Habitación Roja presume de valencianismo

El grupo de L´Eliana lució una camiseta del Valencia en México en un acto de La Liga.

Actualizado a
La Habitación Roja

De sobra es conocido el valencianismo de Jorge Martí, vocalista de La Habitación Roja. Esta semana ha estado de gira en México con el resto de su banda y durante un concierto acústico organizado por La Liga en Ciudad de México, no dudo en vestirse con la elástica valencianista.

La Habitación Roja es un grupo valenciano formado en 1994 y, durante casi 30 años de carrera, han lanzado 16 discos. Se ha recorrido todo el mundo llenando recintos gracias a sus canciones. Jorge Martí, enfermero de profesión. vive durante el tiempo que no está de gira con el grupo en Noruega donde trabaja en un hospital. Nunca ha escondido su afición al fútbol y su cariño por el Valencia.

Jorge es hijo de Salvador Martí que estuvo en la cantera de Paterna en los años 50 jugando de lateral izquierdo. No cuajó como futbolista profesional pero inculcó el valencianismo a su hijo.

La Habitación Roja en Ciudad de México
Ampliar
La Habitación Roja en Ciudad de México

“El concierto tuvo lugar en Ciudad de México fue organizado por La Liga que ha llevado a ese país una serie de acústicos. El grupo no tardó en mostrar su agradecimiento en sus redes sociales. Estuvimos haciendo un acústico para@LaLiga en la terraza del Hotel Casa Pepe en la Ciudad de México Aquí un resumen de una bonita e inolvidable noche en la que fuimos obsequiados con la camiseta del ⁦@valenciacf

La canción que suena en el video es “1986″ que pertenece a su último disco, Años Luz. Una canción que el propio Jorge Martí describe así: “Se acerca el verano de 1986. Tengo la edad que tiene mi hija mayor ahora mismo y un amigo nos propone ir a la discoteca Espiral de L’Eliana por primera vez. Cuatro adolescentes, todavía imberbes, atravesamos el umbral de la discoteca con los nervios a flor de piel y muriéndonos de la emoción. Tengo la sensación de que esta experiencia nos va a marcar. Suena “And she was” de los Talking Heads. A continuación la nueva mezcla en su versión maxi single de 12″ que acaban editar The Cure de “Boys don’t cry”. Estamos a un lado de la pista, cohibidos y al mismo tiempo excitados. Nuestros pies llevan el ritmo, movemos las cabezas al son de la música que con fuerza escupen los potentes altavoces de la sala, pero el miedo nos atenaza y no nos atrevemos a dejarnos llevar por nuestro instinto hasta que al final de la sesión suena “Theres’s a light that never goes out” de The Smiths. Es en ese momento cuando asaltamos la pista y abandonamos nuestros enclenques cuerpos adolescentes a la melancolía y a las inmaculadas melodías que irradia la canción. Ese preciso instante me hace ser consciente de que ya no hay vuelta atrás y que la luz de la música que nos guía y que ahora brilla imponente, ya nunca se apagará”.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?