NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

En el fútbol sólo se divierte el que gana

Actualizado a

La frase no es mía, ni muchísimo menos, es de Don Vicente Cantatore, el mejor entrenador del Real Valladolid en toda su historia. Dejó tantas y tan sabias reflexiones, que en el vestuario local del estadio José Zorrilla deberían estar escritas todas y cada una de ellas para saber cuál es la historia de este club y las gestas que realizó el equipo blanquivioleta bajo sus órdenes. Precisamente esta la dijo durante la temporada 88-89, el Real Valladolid quedó sexto clasificado en la Liga y jugó la final de la Copa del Rey frente al Real Madrid. El equipo esa temporada era muy fuerte defensivamente y el Pucela ganó muchos partidos por 1-0. Cuando le cuestionaron en sala de prensa lo que pensaba la afición sobre el juego del equipo, él respondió literalmente: “Si se aburren, yo no me aburro. En el fútbol sólo se divierte el que gana”. Y qué razón tenía Don Vicente. Triunfó en tres etapas distintas en el club, hizo mejores a todos y cada uno de los futbolistas que entrenó en el Pucela y jamás se sintió inferior a ningún equipo, se llamara como se llamara.

Pero eso pertenece a un pasado que parece tan lejano, que a muchos se les parece haber olvidado y otros, directamente, ni lo han conocido. En la actualidad, hablamos del Real Valladolid como del “equipo aspirina” y tenemos frases como; “Este es el camino”, del actual entrenador del Pucela, Pacheta. Y yo me pregunto: ¿este es el camino?. El Real Valladolid ha conseguido cuatro puntos de 18 posibles, perdiendo los dos últimos partidos frente a rivales directos como el Girona y el Cádiz. Especialmente sangrante resulta el último partido frente al equipo gaditano, que llegaba a Zorrilla sin haber logrado ni un solo punto en cinco jornadas y sin anotar un gol. El Pucela es el sexto equipo de la Liga que más disparos hace y el séptimo. que más lo hace entre los tres palos de todo el campeonato; pero de los que menos efectividad tiene. La excusa no puede ser siempre la mala suerte y el infortunio. El fútbol se define en las áreas y ahí reside el gran problema del Real Valladolid esta temporada. Es mantequilla en defensa y en portería. Por lo que respecta a la zona atacante, el Pucela debería jugar con dos puntas como parte de la temporada anterior, donde el equipo compitió mucho mejor y obtuvo un gran número de goles con la dupla: Shon Weissman y Sergio León; sobre todo si es frente a un rival directo como el último clasificado de la Liga y mucho más jugando en casa.

Los tiempos han cambiado tanto que, ahora, se considera un premio jugar en Primera División y que haya otros tres equipos peores para salvar la categoría. Se miran los resultados del Cádiz, Elche, Almería y Girona.... Esa falta de exigencia y poca ambición de los tiempos actuales se traslada a los futbolistas y a la afición del Pucela. Otra gran frase que dejó el gran Don Vicente fue: “Los que están en el otro vestuario no aprendieron a jugar al fútbol en la Universidad. ¡Son como nosotros!”. Siempre me gusta hablar con los veteranos que vistieron la camiseta del Real Valladolid, porque de los mayores siempre se aprende y te enseñan infinidad de valores que pueden trasladarse a los tiempos actuales. Cantatore les hacía creerse mejores de lo que eran realmente, sabía muy bien de que futbolistas disponía y como colocarlos en el campo para que el equipo siempre sacará los mejores resultados. No tenía ningún complejo de inferioridad y sus equipos tampoco, por eso consiguió ganarse a la afición del Real Valladolid y a toda la ciudad.

La política de fichajes históricamente, y que siempre le funcionó muy bien al club, fue la de fichar jugadores jóvenes y baratos, para posteriormente poder vender, a estos mismos futbolistas, muchísimo más caros. Por eso, no entiendo muy bien la filosofía actual de fichar algunos jugadores veteranos para el Real Valladolid. La culpa no es siempre del futbolista si no rinde como se espera, la responsabilidad, será también de la persona que fichó a ese jugador. Para eso cobra un sueldo del club y tiene esa labor específica dentro del mismo. Pienso, sinceramente, que el mejor fichaje del Real Valladolid esta temporada es conservar al bloque de la temporada anterior y tener en propiedad a futbolistas como Gonzalo Plata e Iván Sánchez. Dejo una pregunta en el aire: ¿los nuevos fichajes del Pucela han mejorado lo que ya había?.

Pacheta tiene mucho trabajo durante el parón para mejorar muchas cosas en los planteamientos de los partidos y en la lectura de los mismos. Queda mucho margen de mejora y confiar en el entrenador burgalés, cuyas segundas vueltas, siempre son mejores que las primeras. El equipo debe mejorar mucho en portería y en defensa, además de tener mayor eficacia en ataque. Mimbres hay para hacer un buen cesto y debemos confiar en el bloque que logró el ascenso de forma brillante la pasada temporada. Celebrar el rendimiento y el hambre que tiene Iván Fresneda por triunfar con la camiseta del Real Valladolid, un futbolista de la cantera blanquivioleta. Muchas veces no hace falta mirar tanto fuera, porque en tus categorías inferiores, puedes encontrarte grandes sorpresas y ser muy válidas para el primer equipo. La historia del Pucela está llena de casos de este tipo, antes de que el club blanquivioleta se convirtiera en la supuesta “aspirina”.