NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

ESPANYOL

El primer mérito del Espanyol

Hacía ya seis años que los blanquiazules no igualaban en Primera un resultado con dos goles adversos. “No hay que rendirse nunca”, fue el mensaje de Diego Martínez.

Actualizado a
Edu Expósito.
Quality Sport ImagesGetty

En la primera jornada de Liga, en el estreno de Diego Martínez en el banquillo, el Espanyol consiguió un dato ya meritorio, al menos porque es inusual en los últimos años y en la historia perica. Pasar de un 2-0 a un 2-2, o lo que es lo mismo, igualar dos goles en contra era un hecho que no se producía desde octubre de 2016 ante el Eibar en el RCDE Stadium, cuando los blanquiazules consiguieron el más difícil todavía: iban perdiendo 0-3 en el minuto 75 y acabaron rascando un punto (3-3).

En aquel momento, el conjunto entrenado por Quique Sánchez Flores logró algo prácticamente histórico. Solo había ocurrido dos veces más en la historia. En la campaña 1978-79, el equipo perico logró igualar al Hércules, que se puso 3-0 en el Rico Pérez. Raúl Longhi y Rafa Marañón, curiosamente ahora en la entidad perica, anotaron los tantos del 3-3. El más reciente al margen del último ante el Eibar fue ante el Athletic en la campaña 2002-03. Maxi Rodríguez, Savo Milosevic y Roger García igualaron el 0-3.

Sin tanta espuma, el Espanyol tiró de orgullo después de ese 2-0 que premió el oportunismo y la calidad de Iago Aspas y el buen comienzo del Celta en el segundo tiempo. Dos fogonazos que castigaron a un Espanyol que completó una más que notable primera mitad y después despertó con los cambios tras el 2-0. El técnico decidió valorar esa situación. “Este equipo no puede rendirse. Esos valores van con el aficionado. Siempre seremos competitivos y con la intención de no dimitir del partido. Entre el calor, el 2-0... lo fácil era dejarse ir”, dijo, mensaje repetido por los jugadores.

La igualada del Espanyol guarda también otras buenas noticias. Una de ellas la protagonizaron tanto Edu Expósito como Sergi Darder. Ambos crearon las dos ocasiones más claras del encuentro al margen del penalti transformado por Joselu Mato. Darder lanzó al palo y Expósito hizo el 2-1. La aportación de los jugadores de la segunda línea era una de las asignaturas pendientes el curso anterior, y el de Cubelles puede aportar en ese tipo de segundas jugadas, más habituales ahora con un punta como Joselu.

Al margen del carácter y el sacrificio del Espanyol, y ese aporte de jugadores de segunda línea, el Espanyol también evidenció su falta de efectivos en distintas posiciones del campo. Pendientes del mercado inician los blanquiazules la semana, en la que solamente descansarán el domingo.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?