NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

REAL MADRID

El Madrid blinda el Castilla

El Real Madrid quiere que el filial tenga un equipo potente para ascender en la temporada 2022-23 e intenta cerrar la puerta a los Arribas, Dotor, Blanco y compañía, que se ven para el fútbol profesional.

Actualizado a
Raúl, en un partido del Real Madrid Castilla.
MIQUEL A. BORRASDIARIO AS

No solo trabaja el Real Madrid para seguir confeccionando la plantilla del primer equipo blanco; también lo hace para que el filial, el Castilla, cuente con un plantel de garantías con el que intentar una vez más el ascenso desde la Primera RFEF hasta la Segunda División, es decir, hasta el escalón inferior del profesionalismo. Pese a que los resultados en las últimas temporadas han sido decepcionantes, se mantiene la confianza en Raúl González para pilotar la nave. Pero en el Madrid saben que no basta con el general, hacen falta soldados y en esas está el club ahora, en que a Raúl le quede una plantilla lo más potente posible.

Porque, tras el final del curso 2021-22, han empezado a llegar a las oficinas del Real Madrid en Valdebebas ofertas por buena parte de la plantilla del Castilla. El equipo no rindió como se esperaba el curso pasado, terminando décimo en la clasificación, muy lejos del play-off que le hubiese dado alguna opción de ascender. En su tercer año, Raúl tampoco dio con la tecla: en la 2019-20 tenía al equipo séptimo cuando la pandemia lo paró todo; en la 2020-21 sí alcanzó el play-off, donde no pudo con el Ibiza; y en esta 2021-22 fue irregular durante toda la temporada, sufrió muchísimo fuera de casa y nunca terminó de competir por los puestos de cabeza.

Arribas y Peter.
Ampliar
Arribas y Peter.INMA FLORESDiarioAS

Pese a ello, varios jugadores han destacado de tal forma que han despertado el interés de equipos de toda Europa. El que más, probablemente, haya sido Gila, central que acaba de ser traspasado a la Lazio, a cambio de seis millones de euros por el 50% de sus derechos. En el caso de Gila, como con Víctor Chust, el Madrid ha abierto la mano para una salida por razones puramente deportivas: Vallejo no quiere marcharse y tiene contrato hasta 2025. El valenciano también se marcha, a cambio de un millón por la mitad de sus derechos; volverá a jugar en Cádiz, donde ya estuvo cedido en el curso 2021-22.

Otro que ha recibido mucha atención en España, y también en Bélgica, Holanda y Alemania, es Sergio Arribas. Talentoso mediapunta o volante que esta temporada ha sacado a relucir su mejor faceta goleadora: ha hecho 15 goles sin ser delantero, superando los 13 que anotó Juanmi Latasa, el ariete del Castilla. El tercero en esa lista ha sido Carlos Dotor, mediocentro de corte posicional que, sin embargo, ha terminado la temporada con nada menos que 10 goles. En los casos de Arribas y Dotor, los representantes de ambos (comparten agencia) han trasladado que estarían abiertos a un traspaso para dar el salto al profesionalismo. Pero en ambos casos, la respuesta ha sido la misma: el Madrid quiere que se queden y que sean los líderes del Castilla 2022-23, con la experiencia que ya han ganado en la categoría.

Dotor, Arribas, Blanco, Miguel...

Tanto Dotor como Arribas tienen contrato hasta 2025 y siguen siendo jóvenes; el primero tiene 21 años, el segundo 20. Si bien veían con buenos ojos salir y empezar a brillar en la élite (el Granada ha estado pendiente de la situación de Dotor), tampoco rechazan de plano la posibilidad de quedarse en el Castilla, el que se espera que sea el gran animador de la próxima temporada en la Primera RFEF. Además, en un curso con un Mundial partiendo el calendario prácticamente por la mitad, es probable que la cantera reciba más atención por parte de Ancelotti.

Son los dos más requeridos, pero no los únicos. Casos similares son los de Antonio Blanco, mediocentro al que las llegadas en los dos últimos veranos de Camavinga y Tchouameni le han cerrado la puerta del primer equipo; Miguel Gutiérrez, una perla a la que Ancelotti no le ha hecho demasiado caso, pero que sigue contando con la confianza del club; Peter Federico, con apenas 18 años y que debe ser uno de los líderes del Castilla en el ataque en este curso 2022-23; o Rafa Marín, que esperará otro año en el filial, con la esperanza de que Vallejo deje sitio más adelante para que él pueda optar a una plaza en el primer equipo.

Jutgla y Miguel Gutiérrez, jugadores de Barça Atlètic y Madrid Castilla, durante un partido de Primera División RFEF.
Ampliar
Miguel Gutiérrez.EDUARDO CANDEL REVIEJODiarioAS

Todos tiene ofertas y a todos el Madrid les está diciendo lo mismo: quiere que se queden para formar un Castilla fortísimo y con experiencia en la categoría que pueda volver a Segunda División. Está por ver si lo logrará en todos los casos (algunos jugadores, como Arribas o Dotor, le interesan más que otros), pero ese es el punto de partida del próximo Castilla de Raúl, que este curso se la juega: necesita refrendar la confianza del club con un resultado a la altura.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?