NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

ESPANYOL

Diego Martínez solo garantiza la plaza a 14 de sus futbolistas

A pesar de haber realizado ya 17 movimientos de mercado, el Espanyol debería afrontar más de media docena de salidas, y otras tantas incorporaciones en un mes. El plan, supeditado a RdT.

Actualizado a
ENTRENAMIENTO DEL ESPANYOL EN PRETEMPORADA
JOAN M. BASCUDiarioAS

“Esto es el inicio de un proceso largo y con muchos cambios”, advertía Diego Martínez, aún sobre el césped del Amex Stadium, tras la sofocante derrota del sábado frente al Brighton. Una frase con bastante más contenido de lo que parece a simple vista, que no pretendía ser una disculpa por el 5-1 ni por la falta de efectivos en Inglaterra, a donde solo viajaron una docena de jugadores del primer equipo. A pesar de la revolución experimentada en la plantilla del Espanyol hasta este punto del verano, con 17 movimientos de mercado, lo más grueso está por llegar.

A menos de dos semanas para iniciar la Liga contra el Celta, el sábado 13, solo cuenta seguro el entrenador perico con 14 futbolistas de su primer equipo. Y eso si se incluye en esa nómina a Joan García, quien hasta nuevo aviso tenía ficha de canterano pero ya luce el dorsal ‘1′. Se trata del citado Joan, Benjamin Lecomte, Brian Oliván, Adrià Pedrosa, Leandro Cabrera, Fernando Calero, Sergi Gómez, Óscar Gil, Vinicius Souza, Sergi Darder, Keidi Bare, Nico Melamed, Joselu Mato y Javi Puado.

En un segundo nivel se sitúan las piezas que son más que dudosas para continuar en el Espanyol esta temporada, como es el caso de un Pol Lozano que ha hecho méritos esta pretemporada, de un Adrián Embarba a quien el club situó desde junio en el mercado y a Tonny Vilhena, sujeto de una operación rocambolesca: repescado del Krasnodar, no ha jugado nada este verano y ahora puede hacer el club perico negocio con él.

Con Vilhena se ha ejercitado mano a mano esta semana el gran foco de atención del Espanyol, Raúl de Tomás, antes por sus goles y ahora por su cada vez más irreconducible postura en la rampa de salida. Por él se espera una venta cuantiosa, muy por encima de lo que deberían reportar, también en formato de traspaso, Aleix Vidal, Nany Dimata y Matías Vargas. Y finalmente, queda Wu Lei, a punto de materializar su retorno al Shanghai Port de China.

La revolución de Martínez, Catoira y Mao

Un verano revolucionario, con Diego Martínez a los mandos al lado de Domingo Catoira en la dirección deportiva, y con Mao Ye, el CEO, en los despachos como enlace con Chen Yansheng, propietario y presidente.

12 futbolistas han salido hasta la fecha. Algunos, con una historia blanquiazul muy relevante: David López, Diego López, Óscar Melendo o Dídac Vilà. Otros, por quien hubo que abonar una pequeña compensación porque les quedaba un año: Fran Mérida y Oier Olazabal. Tres regresaron a sus equipos de origen tras cesión: Yangel Herrera, Manu Morlanes y Loren Morón. Y otros tres, con contrato en vigor, se han marchado a préstamo: Víctor Gómez al Braga, Álvaro Vadillo al Eibar y Miguelón Llambrich, al Oviedo. Ninguna venta, dos indemnizaciones y algunos con buena parte de la ficha por asumir desde el RCDE Stadium.

Domingo Catoira, siguiendo un entrenamiento en Marbella.
Ampliar
Domingo Catoira, siguiendo un entrenamiento en Marbella.RCDE

Inversión cero hasta ahora

Y ocho menos de los que se han ido, es decir, cuatro, son los que han aterrizado hasta la fecha. Joselu y Brian Oliván estaban atados desde la etapa del anterior director deportivo, Francisco Joaquín Pérez Rufete –con Catoira ya entonces en una secretaría técnica hoy vacante–, aprovechando que quedaban libres de Alavés y Mallorca, respectivamente. Vini Souza llega del Lommel belga, aunque es propiedad del City Group, cedido sin opción de compra, igual que Lecomte desde el Mónaco. El coste, más allá de primas de fichaje, ha sido cero.

“Se sabe a todos los niveles que falta gente por llegar”, asumía este sábado Leandro Cabrera, capitán. Otro que portará el brazalete, Sergi Darder, marcaba entre semana ese camino a seguir: “El equipo es bueno, competitivo y con los que estamos estaría capacitado para ganar cualquier partido. Pero necesitamos refuerzos, gente que venga a ayudar”. Y la opinión del mallorquín no es baladí, porque está por renovar, igual que Adrià Pedrosa, pues ambos acaban contrato el año próximo. Nada indica que vaya a suceder, pero si se torcieran las conversaciones, en enero podrían negociar con otro club a no ser que el Espanyol los traspasara en este mercado estival. Situación, cuando menos, espinosa.

Rubén, el canterano mejor situado

Igual que sucede con Joan, que se quedará en el primer equipo salvo que en el tramo final del mercado disponga el Espanyol de margen salarial, líquido e intención de incorporar a un segundo portero tras Lecomte, algún otro de los canteranos tiene opciones de subir permanentemente al primer equipo tras su buen desempeño en la pretemporada. El alumno más aventajado, por rendimiento y demarcación, es ahora mismo Rubén Sánchez.

Raúl de Tomás, al margen, estas dos últimas semanas.
Ampliar
Raúl de Tomás, al margen, estas dos últimas semanas. RCDE

Con todo, es más que evidente que al Espanyol de Diego Martínez le falta como mínimo un central, un mediocampista creativo, uno o dos extremos y también uno o dos delanteros en función de las salidas. Que las entradas, con el límite salarial apretado mientras no se vayan certificando salidas menores, estarán condicionadas a la venta de Raúl de Tomás, que aspira a ser la más cuantiosa en la historia del club. Y cuya responsabilidad, para el entrenador y Catoira, es emplearla para recomponer esa plantilla que cuanto más avanza el verano se antoja paradójicamente más a medio hacer. Quedan dos semanas para la Liga. Y un mes para que cierre el mercado. “Estamos lejos de lo que necesitamos y queremos”, insiste Martínez. Razón no le falta.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?