NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

DE PEÑA EN PEÑA

De Butragueño a Butragueño

Emilio Butragueño Benavente falleció el 19 de abril de 2021 con un bagaje madridista con nada que envidiar al de su hijo. La Peña de Callosa de Segura homenajeó al padre de la leyenda.

Actualizado a
Emilio Butragueño, en la Peña de Callosa de Segura, en homenaje a su padre.
Diario AS

Detrás de un gran hombre también hay un gran padre. Así es en el caso de Emilio Butragueño Santos, leyenda blanca que jugó en el Real Madrid, el equipo de sus sueños infantiles, desde 1984 a 1995 (463 partidos y 171 goles de blanco). Su padre, Emilio Butragueño Benavente, falleció el 19 de abril de 2021 con un bagaje madridista que no tiene que envidiar nada a su hijo. Don Emilio era el socio número 75 del club, dado que se hizo el carné el 1 de noviembre de 1943 (el Madrid todavía jugaba en el viejo Chamartín). Don Emilio tenía 96 años y era un merengue pasional y feliz.

En su memoria, la peña Quinta del Buitre de Callosa de Segura (Alicante) organizó un impresionante y emotivo homenaje al padre de la leyenda blanca. Se celebró en el Hotel Meliá Alicante, que vio como uno de sus salones se abarrotaba con casi 500 comensales, con representantes de más de 50 peñas llegadas de toda la geografía nacional.

Butragueño, 59 años, vivió un día plagado de emociones. Por la mañana estuvo junto a su mujer Sonia y su hija pequeña en le casa de verano que siempre tuvo la familia en la playa de San Juan (“ha sido duro estar allí por primera vez sin mi padre”, confesó) y por la noche comprobó el cariño que despertaba su padre entre los madridistas. José Bernabéu, presidente de la peña de Callosa de Segura, fue el maestro de ceremonias (impecable y más con ese apellido), junto a los alcaldes de los municipios de la zona y Manuel Gómez, director del Departamento de Peñas del Madrid. Bernabéu estaba que no cabía en su camisa: “Aquí hicimos esta peña por el Buitre, un futbolista diferente a todo lo que hemos conocido. Un genio”.

Emilio recordó la gran influencia de su padre en su carrera: “Siempre estuvo a mi lado apoyándome. Con 18 años me quiso el Atleti, pero hablamos y nos dijimos: ‘Somos del Madrid, no podemos ir al Atleti”. A la semana siguiente llegó la llamada del Bernabéu y Butragueño fichó por el club en el que iba a hacer historia. Ahora es el director de Relaciones Institucionales. Nadie mejor para representar al club más grande de todos.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?