NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

ATLÉTICO DE MADRID

Correa, a escena

El argentino fue de lo mejor del Atlético ante el Brujas y aspira a tener más minutos con la baja de Llorente. Siempre está disponible para el Cholo y mira de reojo al Mundial.

Actualizado a
Correa, durante el partido ante el Brujas.
Soccrates ImagesGetty

A Ángel Correa le ha vuelto a llegar la hora. El ex de San Lorenzo es incombustible y, pese a que cada temporada parece partir con desventaja, el tiempo le acaba dando el protagonismo y los minutos que, por trabajo y rendimiento, merece. Ante el Brujas, el 10 del Atleti volvió a demostrar que ahí sigue, en silencio, pero preparado para cuando el Cholo considere oportuno darle la alternativa. En el Estadio Jan Breydel fue de lo mejor del Atleti. Salió en el 33′ sustituyendo a Llorente y acabó el partido como uno de los destacados junto a Cunha. De los de arriba, fue el jugador con mayor porcentaje de acierto en el pase (87,5%), algo que el equipo notó para bien.

El del martes fue el segundo partido de la temporada, tras el del Celta en Liga, en el que más minutos jugó (57′). Solo ha disputado un encuentro como titular este curso de los diez en los que ha estado disponible, que son todos. Dicha titularidad se dio precisamente ante los de Coudet, pero no culminó con el premio de completar el partido. Salió sustituido en el 63′ pese a su gol. Ahora, la lesión de Llorente para mes y medio vuelve a devolverle a escena. Si bien su posición natural es la de ariete o segundo punta, en el interior también es capaz de rendir a buen nivel. Hace de pegamento entre el mediocampo y la delantera, y aporta al equipo el dinamismo la frescura de la que, en ocasiones, carece.

Un recurso único

Simeone sabe que es un jugador diferente y, por ello, recurre a él cuando el equipo necesita desequilibrio en ataque. Fue el máximo goleador del Atlético el curso pasado, con 13 tantos, junto a Suárez, y la sensación que desprende es que en lo que va de campaña no ha ido a más porque no ha tenido tiempo. Pese a ello, su actitud ha sido siempre impecable. Lejos de cuestionar las decisiones del entrenador, ha acatado, con paciencia y buen semblante, el papel que le ha tocado desempeñar en cada momento. Algo que le ha llevado a entrar en el top-20 de jugadores con más partidos en la historia del club, con 339.

Desde que llegó, tras superar su problema cardiaco, tan solo se ha perdido cuatro partidos por lesión, dos de ellos, en la 20-21, por cuarentena. Tiene una salud a prueba de bombas y siempre está disponible para el Cholo. Mientras el resto van cayendo a lo largo del año, el rosarino aguanta estoicamente el trascurrir de las jornadas, consciente, parece, de que su momento, antes o después va a llegar. El caso es que así acaba siendo. Ante el Girona tratará de convencer al Cholo de que merece un hueco en el once. Al conjunto catalán le ha anotado dos goles en seis partidos y aspira a seguir incrementando esas cifras.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?