NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

REAL VALLADOLID 0 - CÁDIZ 1

Aprobados y suspensos del Pucela: Neutralizados por Ledesma

El Real Valladolid buscó el gol de todas las maneras habidas y por haber, pero el guardameta del Cádiz le dejó con el molde.

Actualizado a
16/09/22 PARTIDO PRIMERA DIVISION
REAL VALLADOLID - CADIZ
TRISTEZA WEISSMAN
PUBLICADA 17/09/22 NA MA17 2COL
PHOTOGENICDiarioAS

El Real Valladolid jugó para ganar al Cádiz y, sin embargo, cosechó otra derrota, después de que Jeremías Conan Ledesma se convirtiera en una pesadilla para los blanquivioletas, que, aunque no siempre tan fluidos como les gusta, dominaron al conjunto de Sergio González y generaron ocasiones para vencer con claridad.

Asenjo: Abortó con los puños un primer centro al área del Cádiz en la primera mitad. No tuvo excesivo trabajo durante buena parte del partido, principalmente en una segunda mitad de mucho ritmo blanquivioleta. No midió bien y saltó a destiempo en el gol de Negredo.

Fresneda: Trató de sorprender rompiendo por dentro la última línea en ocasiones. Puso un balón de dulce a Weissman que este no pudo convertir en gol. El centro para Monchu llevaba música celestial. Despliegue continuo arriba y abajo. Cualquiera diría que estaba ante su primera titularidad en Primera.

Joaquín: Remató alto de cabeza al poco de comenzar el segundo tiempo. Tuvo un partido más bien plácido, en el que ganó las dos disputas aéreas en las que participó y en la que estuvo acertado con balón, fruto de los muchos minutos en los que el Cádiz no presionó.

Javi Sánchez: Cuando el equipo estaba atascado, buscó activar alejados con pases lejanos, en su mayoría, acertados. Fue quien más se batió el cobre con los atacantes gaditanos, algo que hizo casi sin mácula, ganando la gran mayoría de los duelos en los que intervino y otras acciones defensivas positivas.

Olaza: Fijado muchas veces como una chincheta en el último tercio, aunque no siempre el equipo lo encontró en franquía, por lo menos en la primera mitad. Se las tuvo con el siempre incómodo Iván Alejo, pero toreó bien. Si acaso, pudo estar más atinado en los centros que sirvió, ya que ninguno encontró rematador.

Roque Mesa: Perseguido por todo el campo durante el primer periodo en su función de jugador que ofrecía salida. Le sirvió eso para ordenar el tráfico y buscar alternativas para aparecer con balón. Al descanso su tarjeta de presentación dejaba un 72% de acierto en el pase impropio de él, que mejoró.

Monchu: Estuvo a punto de sorprender a los cinco minutos con un centro-chut que se fue a córner. Tuvo el gol en un testarazo que repelió Ledesma. Volvió a pisar campo rival con frecuencia, además, con especial precisión, puesto que solo erró un pase de la treintena que intentó.

Kike Pérez: Probó fortuna con algún disparo alejado sin éxito. Lanzó alguna transición en alguna de las escasas veces que el Cádiz concedió metros, pero no atinó. Omnipresente en zonas y alturas, se hartó de correr, algo que pareció pesarle en los minutos finales.

Plata: De inicio, se vio a menudo encerrado por Pacha Espino y las ayudas que encontró, aunque poco a poco fue hallando espacios. Le faltó, quizás, algo de finura en los últimos contactos, pero amenazó con frecuencia, sobre todo, en el mejor tramo del segundo tiempo. Acabó completando cinco regates.

Óscar Plano: Batallador e interviniente, más en la segunda mitad que en la primera. Un fuerte disparo suyo desde fuera del área cogió trayectoria y pudo superar a Ledesma, aunque golpeó finalmente en el larguero. Fue sustituido en la búsqueda de alternativas para meter mano a los amarillos.

Weissman: Perdonó la vida a Conan Ledesma en el 37′, con un remate que se perdió. Al borde del descanso, tuvo un testarazo manso que acabó en las manos del arquero. En la segunda parte la volvió a tener. Pocos contactos, como acostumbra, pero enfocados a dañar al Cádiz.

También jugaron en el conjunto de Pacheta:

Iván Sánchez: Generó la doble oportunidad que Ledesma detuvo a Weissman y Narváez. Quizás debió intervenir algo más, aunque todo lo que hizo tuvo sentido... y, casi todo, acierto.

Narváez: Pontente, buscó mordiente en el costado izquierdo, que refrescó. Ganó área varias veces buscando remate, como una en la que Ledesma se creció ante él.

Malsa: Entró para ayudar a empujar en los minutos finales y apenas participó.

Sergio León: No le dio tiempo a casi nada y tampoco estuvo brillante en lo poco que pudo intentar.

Sergi Guardiola: Entrada casi testimonial en el tiempo complementario.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?