NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

GIRONA 0 - BARCELONA 1

Aprobados y suspensos del Barcelona: Pedri saca petróleo

El canario dio tres puntos de oro tras una gran asistencia de Alba. Un triunfo pírrico, que se saldó con la lesión de Dembélé y con Fati sin ver portería.

Actualizado a

Ter Stegen: Partido impoluto del meta alemán, que volvió a dejar, por decimocuarta vez este curso en LaLiga, la portería a cero. No tuvo mucho trabajo, pese a la insistencia del rival en la segunda parte. Tuvo una acción providencial en el último suspiro, tras una peinada con la cabeza de Stuani.

Koundé: Sufrió más de la cuenta con las incursiones de Riquelme a sus espaldas. Volvió a ubicarse como lateral derecho. No se prodigó apenas en esta ocasión a la hora de subir por la banda.

Araújo: Inconmensurable. Un auténtico portento a la hora de despejar balones aéreos centrados al área y auténtico líder en la retaguardia. Abusó un tanto de los balones largos a la hora de la salida de balón, pero sigue siendo un central absolutamente vital para la pizarra de Xavi.

Eric: Cumplió con creces, sin complicarse nunca la vida. Se las tuvo con Stuani en los últimos minutos ya que era el encargado de pararlo en las jugadas a balón parado. Un paso adelante del internacional.

Marcos Alonso: La lesión del Dembélé dejó la banda izquierda despoblada de carrileros, por lo que fue sustituido al descanso por Alba. Durante los 45 minutos que estuvo en el campo pasó muy desapercibido. Esperemos que la renovación le acabe estimulando.

Sergio Busquets: Soberbio. El mejor del partido. Recuperó decenas de balones, dio siempre el pase más adecuada y encontró las mejores soluciones. Es cierto, que en los últimos minutos sufrió más de la cuenta al no tener el equipo el control del partido, yendo detrás del balón un poco como un pollo sin cabeza.

Frenkie: Irregular. Alternó buenos momentos con otros menos brillantes, jugando como interior izquierdo. Bien en la presión sin balón, le sigue faltando a veces un poco más de convicción y fe en su juego. En todo caso, la jugada de gol llegó de una recuperación suya.

Gavi: Su ímpetu le llevó a ver una amarilla innecesaria. El sevillano volvió a darlo todo en el campo, pero con muchas fases de desconexión. Tal vez el intercambio de posiciones le acabó afectando, ya que empezó como interior derecho, siguió como falso extremo, para acabar de interior izquierdo y casi hasta de delantero.

Raphinha: No le acaban de salir las cosas, pero el brasileño al menos nunca desfallece. Perdió muchos balones como extremo derecho y sus centros nunca llegaron a buen puerto. Sigue dando una de cal y otra de arena.

Fati: Mal. Tercer partido consecutivo como titular y tercer partido que desaprovecha la oportunidad. Le pone ganas y lo intenta, pero con escaso éxito. Remató una vez a puerta, pero el balón se fue fuera. Eso sí, fue decisivo en el gol de Pedri, al abrir a Alba para que asistiera a Pedri.

Dembélé: Muy mala suerte por el francés que se retiró lesionado en el cuádriceps de la pierna izquierda en la primera parte, precisamente en su mejor momento de la temporada.

CAMBIOS:

Pedri: Otra vez decisivo. Salió en el minuto 24 por Dembélé, ubicándose como interior. Dio el gol de la victoria del Barcelona tras aprovechar un centro medido de Alba, donde el portero de Girona no estuvo precisamente acertado. El canario es el salvavidas del Barça en estos momentos.

Alba: Entró en el descanso por Marcos Alonso para dar más profundidad en el carril izquierdo. Suya fue la asistencia del gol de Pedri.

Balde: Salió para jugar de extremo, buscando reforzar en la contención. Se le vio un tanto superado.

Kessié: Hizo básicamente tareas defensivas en los cinco minutos que estuvo en el campo.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?