NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

QATAR 2022 | FRANCIA

Tchouameni, el líder silencioso

El mediocentro del Real Madrid no quiere etiquetarse como el líder de la nueva generación francesa, pero la realidad es que ya ha ejercido como tal.

Doha (Qatar)Actualizado a
France's midfielder Aurelien Tchouameni attends a press conference at the Qatar National Convention Center (QNCC) in Doha on November 29, 2022, on the eve of the Qatar 2022 World Cup football match between Tunisia  and France. (Photo by FRANCK FIFE / AFP)
FRANCK FIFEAFP

Aurélien Tchouameni prefiere estar en la sombra a acaparar todos los focos. Cuando sale a rueda de prensa, levanta la mirada, la esconde por momentos, y asume con naturalidad cada una de las preguntas que le formulan los periodistas. En el Qatar National Centre, de Doha, el mediocentro atendió a los medios de comunicación, en la previa del partido contra Túnez, este miércoles en el Education City Stadium, en pleno centro catarí.

El de Rouen, de 22 años, asentado como uno de los mejores pivotes del mundo, “no sabe que es” ser el líder de la nueva generación de jóvenes franceses. Prefiere centrarse en el en el terreno de juego como siempre ha trabajado, en silencio, antes que echarse flores públicamente. Aunque todos los focos van a Griezmann y Mbappé, su sentido de la anticipación, su físico y, sobre todo, su tranquilidad para sacar el balón, son fundamentales en un centro del campo huérfano de Pogba y Kanté, pilares fundamentales en Rusia 2018.

“Hay una diferencia entre la posición de pivote y la posición de organizador. A veces quiero incorporarme al ataque, pero tengo que quedarme en el sitio. Es un papel que me llega al corazón”, comentó. Ese rol de destructor, tan infravalorado en el fútbol, permite que jugadores como Griezmann, Rabiot o el propio Dembélé se proyecten en ataque con la tranquilidad de que tienen un cortafuegos por detrás que apaga cualquier incendio.

Con el jugador del Atlético de Madrid, al que define como “un jugador primordial en el sistema del equipo”, Tchouaméni ha generado una importante sinergia, tanto ofensiva como defensiva, que aportan equilibrio en un equipo plagado de estrellas. Deschamps respira tranquilo teniendo a un mediocentro capaz de organizar, robar, destruir y, sobre todo, liderar en silencio a la actual campeona del mundo.

Sobre el rol de líder, ese que no quiere pronunciar Tchouameni, los datos refrendan su importancia en la selección francesa. En dos partidos del Mundial, el jugador del Real Madrid ha ganado el 80 por ciento de los duelos que ha disputado, realizando 8 tackles en total con un porcentaje altísimo en de acierto (más del 90 por ciento). En ataque ha rozado la perfección. Roza el 100 % de éxito en pases en corto (97 por ciento) y apenas ha fallado el 40 por ciento de sus intentos de pase en largo.

Las estadísticas de Tchouaméni, indiscutibles, han provocado que en Francia ya no se hable de las ausencias de Pogba y Kanté, lesionados, en el Mundial. Como ya hiciera con Casemiro en el Real Madrid, en la selección la presión ha sido inexistente, impalpable, invisible, tras las dos victorias de la tricolor en Qatar. Deschamps podría darle descanso ante Túnez, este miércoles en el Education City Stadium, para que llegue en plenas condiciones a las rondas del K.O.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?