NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

QATAR 2022 | JAPÓN - ESPAÑA

Ricardo Rodríguez: “El peligro de Japón llega de sus mediapuntas”

El técnico español ha llevado al Urawa Red Diamonds a la final de la Champions asiática. Analiza el fútbol japonés y a su selección en As.

DohaActualizado a

Concluye una etapa en el Urawa Reds Diamonds muy brillante. Quizá no soñaba con alcanzar estos logros cuando llegó.

Llegué hace seis años a Japón a un equipo como el Tokushima Vortis que estaba en mitad de la tabla en segunda división. Fue un club que estaba muy bien organizado y congeniamos muy bien. Ascendimos y me llamó el Urawa. Era un club grande para darle, sobre todo, un cambio de estilo, volver a llevarlo a la Champions. Lo que hicimos fue ganar la Copa Emperador. Después, en mi primera participación en la Champions de Asia, ser capaz de ganar la conferencia este es un orgullo. Me voy muy contento por haber puesto a Urawa en su tercera final de la Champions.

En Japón le respetan mucho por haber implantado un modelo de juego propio, un sello.

Lo primero, como entrenador tienes que tener muy clara la identidad que le quieres dar a los equipos. Implementar una identidad muy clara de juego, de ataque, de intentar fichar y crear el perfil de los jugadores que se necesitan en cada puesto para hacer el fútbol que yo quería. Luego, los sistemas de juego me dan igual. Lo importante es qué queremos transmitir y, obviamente, que luego el equipo te siga. Hemos hecho buen fútbol con una idea clara en la cabeza. Estoy contento de que en Japón se reconozca ese estilo.

Comparan con su trabajo con el de Wenger, que también ganó la Supercopa y la Copa Emperador con Nagoya antes de ir al Arsenal.

Estuvo dos años en Nagoya y ganó los mismos títulos que yo. Además, he conseguido llegar con el equipo a la final de la Champions Es un orgullo que me comparen con un entrenador mítico, también por el estilo.

¿Cómo es el jugador japonés?

“Hay jugadores técnicos, pero te encuentras mucho lo que ellos llaman Shadows, los mediapuntas de toda la vida, porque muchos equipos juegan 3-4-2-1. Extremos no hay tantos, no es tan fácil encontrarlos como Kubo y Juanya Ito, que en cuanto destacan, se marchan a Europa. No es fácil encontrar en esta liga esos perfiles, porque a los equipos que juegan 4-4-2, les gusta que sus bandas se metan por dentro y los laterales jueguen abiertos. En cambio a mí me gusta lo contrario y me gusta más los bandas por fuera y los laterales, por dentro. Hay que atender mucho al perfil del jugador, tener suplentes porque esta es muy larga, este año con cinco torneos y claro, tienes que ir rotando y que todo el mundo asuma esa suplencia. Donde se rompen los equipos son con los jugadores suplentes que piensan en ellos solos y no piensan en el equipo.

¿Cómo reciben al entrenador español?

Te reciben bien. Pero tienes que tener humildad, tienes que tener trabajar. Ellos tienen que ver que te esfuerzas, que no vas de estrella y tienes que ser también una persona alegre, comunicativa con ellos, cariñoso. No puedes ir de estrella y de arrogante porque si no, no te aceptan.

¿Qué planes tiene ahora?

De momento un poco descansar. Yo creo que también es importante recuperar un poco energía. Y bueno, seguramente, me encantaría Inglaterra porque es algo que siempre quise hacer. También, cualquier cosa que pueda venir de Europa o de otro sitio. Obviamente sí me gustaría que el siguiente paso sea un crecimiento. Abierto a cualquier situación que se pueda dar, pero bueno, posiblemente más focalizado en volver a Europa y que el siguiente paso sea por allí. Y si puede ser Inglaterra, pues mucho mejor.

¿Cuál es el estilo de la selección japonesa?

Japón tiene las ideas muy claras. Chocó que se lesionara Nakayama, un defensa que puede jugar de lateral izquierdo y que Moriyasu llamara a un delantero en su lugar como Machino. Hay que ver si va a jugar con tres centrales o con cuatro defensas, lo he venido hablando con Sakai, que está en mi equipo, pero tienen las ideas claras, en la mediapunta tienen jugadores con Doan, Mitoma, Junaya Ito, Kamada, Kubo… Morita, Endo y Tanaka son pivotes de buen nivel y es en punta donde está más la incertidumbre. Osako salía de lesión y no ha ido. Está por ver cuál será la referencia. Maeda es más interesante para partido de contragolpe. El delantero es la duda que tiene el país. “En Asia es un equipo que domina y que crea ocasiones, de centro del campo hacia delante funcionan bien, pero en un Mundial y contra España, la cosa cambia. La idea defensiva es buena y el equipo está trabajado, con variantes. Su modelo es de querer tener el balón, pero se la pueden jugar con la verticalidad de gente como Mitoma, Maeda… Ataques más rápidos contra España. Tomiyasu es un jugador polivalente y Yamane y Sakai están para el lateral derecho. El que no entrara Nakayama y se quedara sólo con Nagatomo como único lateral zurdo natural, me inclinaba a pensar que iba a utilizar mucho la línea de tres centrales, como así ha sido.

¿Qué imagen tienen allí de Kubo?

Está creciendo. Él necesitaba este equipo, un equipo donde él pueda también desarrollar su fútbol, un equipo de juego combinativo como la Real Sociedad. Querían buscar su desarrollo para que se hiciese más completo, para que solamente no pensase en atacar, sino también en defender. El tiempo que pasó con Bordadas fue interesante. Creció como futbolista y obviamente es un jugador que a lo mejor este Mundial todavía le falta un poquito esa madurez, pero yo creo que en el siguiente ya va a llegar muy bien.

¿Ha visto cambiar mucho al fútbol japonés en estos años?

Sí que lo vi cambiar. Ha tendido ha ser más posicional. Es un modelo que a mí me gusta y que he intentado implantar aquí en Japón. A menudo muchos entrenadores han venido a verme entrenar en estos en estos seis años y me voy contento de haber podido colaborar al desarrollo de la liga japonesa.

¿Dónde ve a España en esta Copa del Mundo?

Ojalá que la veamos lo más arriba. Es un reto grande porque obviamente la selección del 2010 era un equipazo ya maduro. Confío mucho en Luis Enrique. Me gustaría que otra vez España fuese campeona del mundo, porque eso es algo para todo el fútbol español. Un legado enorme.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?