NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

QATAR 2022 | PODOLSKI

Podolski: “En esta Alemania echo un poco de menos el hambre”

Vistió 130 veces la camiseta de la Mannschaft con la que consiguió el título Mundial en 2014. Aún apura la recta final de su carrera en su Polonia natal. Analiza en AS el partido contra España y el momento alemán.

DohaActualizado a
Podolski, en un evento con el Górnik Zabrze, su actual equipo.

La zurda de Lukas Podolski (Gliwice, Polonia, 1985) causó estragos en vistiendo la camiseta de Alemania. Campeón mundial en 2014 y dos veces más semifinalista, sabe de lo que habla en lo que respecta al combinado nacional germano. Ahora apura su carrera deportiva en el Gornik Zabrze. Atiende a AS desde Polonia para repasar su carrera y analizar el próximo partido de la Mannschaft con España. Sigue hablando de la selección alemana en primera persona.

¿Cómo le va por Polonia?

La temporada está parada, como en todas partes, pero nosotros seguimos entrenando. Tenemos algunos partidos amistosos. Después pararemos hasta principios de enero y luego comenzaremos nuestra pretemporada normal.

Volvió a Polonia, ¿cuál es su propósito todavía y qué tiene previsto para el futuro?

Bueno, mi cuerpo sigue queriendo dar guerra y todavía tengo hambre de fútbol. Me divierto. Todavía continuaré un rato, tengo el apoyo de mi familia y aún me siento bien después de cada entrenamiento. Por eso amo este deporte. Era un sueño convertirme en futbolista profesional y no sé por qué tengo que dejarlo. Cuando tienes una lesión o te sientes cansado, vale, pero yo todavía no quiero parar. Me siento bien. Además, estoy aquí, en el Górnik Zabrze, en el club de mi ciudad donde todo empezó. Es algo especial y soy feliz.

¿Y después? ¿Entrenador, quizá?

No lo sé todavía. No tengo carnet de entrenador aún o de director deportivo. Quiero jugar y quiero disfrutar por un tiempo todavía. Aún hay espacio para pensar cuál será mi siguiente paso. No me meto ninguna presión sobre eso todavía. No me obsesiono con la idea de ser entrenador, no tengo ninguna presión por ello. Decidiré mi futuro por mí mismo, pero todavía quiero seguir jugando y después, ya veremos. Todavía soy joven.

Dura derrota de Alemania con Japón.

Está claro que la gente ha hecho un drama al respecto, pero yo lo veo diferente porque tuvimos el control del partido durante mucho tiempo y tuvimos muchas ocasiones. Pero estos partidos los vemos muchas veces en todo tipo de competiciones. Controlas el juego, tienes oportunidades que no metes, tienes mala suerte y, al final, cometes un par de errores que te cuestan el partido. Pero no lo veo tan dramático como la prensa y los medios alemanes están diciendo. Tuvimos mala suerte en varias situaciones y no marcamos, ese fue el problema. No tuvo nada que ver con la táctica. Si mira las estadísticas del partido, te das cuenta de que Alemana controló el partido. Está claro que acabas perdiendo y eso es lo que importa, porque no es una liga, son solamente tres partidos. Un Mundial es diferente. El resultado no miente. Pero en cuanto al desarrollo del partido, creo que tuvimos mala suerte unida a un par de errores de nuestros defensas. Al final, Japón tiene calidad para hacerte goles y sucedió.

Usted sacó adelante para Alemania partidos como ese. Quizá con usted en el campo...

Tengo unos maravillosos recuerdos vistiendo la camiseta de la selección, fui muy feliz. Echo de menos los viejos tiempos. Fue muy bonito. Siempre hubo una buena relación entre nosotros. Y sobre la nueva generación, es hora de que muchos jugadores tengan su primera Copa del Mundo, hay muchos jugadores jóvenes con mucha calidad. Pero echo de menos esa energía de la cultura alemana, esa unión. Tienes que salir hambriento al campo y tienes que tener hambre para defender tu propia portería. Y hay que tener hambre para marcar goles. Y esto es lo que echo un poco de menos en la selección alemana. Tienes que tener ese deseo en cada partido que juegues. Defender tu portería con ese mismo deseo y buscar la portería contraria de la misma manera. Y esto es lo que me falta y lo que se vio contra Japón. No tuvimos la suficiente hambre para marcar otro gol y no hubo la suficiente hambre defender la portería de la mejor manera. Y este es entonces el resultado que te llevas. Y, por supuesto, quizá con la zurda de Lukas Podolski en el campo el partido se hubiera resuelto de una manera diferente...

Usted, además, conoce de primera mano el orgullo japonés. Jugó en el equipo de Kobe. No le extrañaría la reacción nipona.

Los conozco, sí. Son como una batería. Están corriendo los 90 minutos sin parar. Son técnicamente y tácticamente buenos, con precisión en el pase. Y muchos jugadores también juegan fuera de Japón, en la Bundesliga alemana y en otros buenos clubes. Pero, por supuesto, para ganarle a Alemania tienes que tener algo especial. Ellos jugaron con orgullo y con todo. Al final hay que aceptar que ganaron y que la Copa del Mundo continúa.

Ahora toda la presión está sobre Alemania.

Por su puesto, por no haber ganado el primer partido. Y, además, juegas contra España, el rival más fuerte del grupo. A ellos les puede valer incluso con un empate. Habrá que jugar con eso, sí, habrá presión.

¿En qué tiene que mejorar Alemania?

Va a ser un partido muy diferente. En ambos lados hay jugadores de clase mundial. Siempre estamos cerca unos de otros. Recuerdo cuando perdimos en 2008 contra ellos en la Eurocopa y en semifinales del Mundial de 2010 también perdimos por un gol. Esos partidos siempre son cerrados, pero este partido es diferente. No creo que España salga a poner el autobús, va a ser un partido abierto y España también saldrá a querer ganarlo. Va a ser muy interesante. Habrá mucha calidad en el campo.

España se ha vuelto temible después de ese primer partido contra Costa Rica.

No pude ver ese partido, pero ya solamente el resultado te da una pista de su calidad. No puedes presentarte en la Copa del Mundo y encajar siete goles. Pero Alemania no es Costa Rica. También es cierto que no es nada fácil hacer siete goles en un partido del Mundial. No voy a descubrir ahora a España, ya sabemos cómo juega España y quién es. Será interesante porque ya sabemos que la presión está del lado alemán.

Los jugadores de la selección Alemana de fútbol mantean a su compañero Lukas Podolski en la despedida de éste de la Selección tras el partido amistoso de Alemania contra Inglaterra en Dortmund.
Ampliar
Los jugadores de la selección Alemana de fútbol mantean a su compañero Lukas Podolski en la despedida de éste de la Selección tras el partido amistoso de Alemania contra Inglaterra en Dortmund.BERND THISSENAFP

Hace dos años España les metió seis, ¿cómo digiere eso el orgullo alemán?

Eso es agua pasada, está olvidado. Los jugadores son distintos, diferente entrenador en Alemania. Algunas cosas han cambiado desde entonces en ambos equipos. Aquello pasó y una Copa del Mundo es algo diferente. Puedes perder un partido amistoso o en un clasificatorio, puedes analizar y cambiar cosas, pero en la Copa del Mundo, no. Son tres partidos, y si pierdes el primero es un todo o nada en los dos siguientes. Este significa irte a casa. Y este es el escenario en este momento, compararlo ahora con el del 6-0 está fuera de lugar. Por supuesto, tienes que digerir y pasar página después de una derrota así.

¿Cuál es la diferencia entre la Alemania de Flick y la de Löw?

El estilo de juego es similar. Nada ha cambiado 180 grados. Hansi Flick ya estaba antes en el equipo nacional, conoce a los jugadores. No creo que eso haya cambiado mucho. Hansi Flick es especialmente bueno en la comunicación con los jugadores y sabe cómo jugar en una Copa del Mundo, conoce la situación. Y también muchos jugadores de esta generación. Claro, él también está bajo presión después de la primera derrota. Ahora están en una situación complicada, pero creo que no es que no haya habido un gran cambio en la selección alemana gracias a Hansi Flick en relación a la etapa de Löw. Tal vez cambió algo en los entrenamiento o en la organización de la Federación o algo así. Pero cuando veo ahora a la selección no aprecio un cambio muy pronunciado.

Usted ha jugado doce años en la selección alemana. Ha sido tercero dos veces en los Mundiales y campeón una vez. ¿Qué tiene que tener un equipo para ganar el título?

Estábamos decididos a ser campeones, estábamos muy unidos. Todo el staff estaba enfocado en conseguir el éxito. Todos estaban listos y ansiosos en 2014 para alcanzar ese título. Y por supuesto, también hay que tener suerte. Algunos penaltis decidieron. Es como el partido de Alemania contra Japón, 15 tiros a portería y un gol. Así que también se trata de la suerte, sobre el juego, los penaltis, las lesiones, las sanciones... Pero lo principal en aquel momento fue la unidad y el ansia que había por ganar ese título. Hambrientos y trabajando juntos por un título. Yo, como Lukas Podolski, nunca puse una excusa sobre el hotel, la comida, el lugar de concentración, los vuelos, los desplazamientos, el sitio de entrenamiento… No había nada, ninguna excusa, nada que nos hiciera desviarnos del objetivo. Nunca hubo una excusa. Y esa fue la mayor fortaleza de la selección en 2014. Todo estaba bien organizado y fue genial.

Es un momento de transición en la selección alemana, ¿quién debería ser el líder en este momento?

La nueva generación sabe lo que se están jugando. Tenemos los 26 mejores jugadores en la Copa del Mundo. Esta es la generación para las próximas dos o tres Copas del Mundo, tal vez. Müller y Neuer tienen más de 30 años, quizá sea su último Mundial, pero la nueva generación está ahí. Quizá nos faltan algunos jugadores por lesiones, pero está ahí la nueva generación. Es su momento.

Sobre eso, ¿qué piensa de Musiala?

Es un talento, pero todavía es joven y necesita tiempo. Ya está demostrando en el Bayern su calidad, está creciendo, no es el típico jugador alemán. Es velocidad, es regate, y es uno de los grandes talentos de la nueva generación. Va a hacer disfrutar mucho al equipo nacional en los próximos años.

Gavi fue quien ganó el Golden Boy, ¿son jugadores comparables?

Sí, por supuesto. ¿Por qué no? Seguro que unos les gusta más el estilo de Musiala y a otros el de Gavi. Nos podemos detener en los pequeños detalles de su juego, pero al final son dos grandísimos talentos del fútbol. A mí no me gusta eso de quién es mejor. ¿Messi o Cristiano? ¿Gavi o Musiala? Puedes detenerte en porcentajes, si alguno tiene mejor porcentaje en pases o en regates o si es más rápido. Pero son diferentes, juegan en posiciones diferentes, con estilos diferentes y en sistemas diferentes. No siempre se puede comparar quién es mejor y qué jugador es mejor que otro. Son todos geniales y por eso tenemos que estar contentos de tenerlos en un partido como el de mañana.

¿Cómo es soñar con convertirse en futbolista y acabar ganando un Mundial?

Mi primer recuerdo es del Mundial de 1990, viéndolo por la tele. Me pasaba el tiempo jugando en las calles, crecí en las calles de Polonia, soñando. Vale, no te dices algún día lo ganaré porque está muy lejos. Pero el haber crecido en las calles de Polonia y haber vestido 130 veces la camiseta de Alemania y jugar tres Mundiales es algo muy especial. Nunca soñé con eso y no pensé que lo conseguiría. Nunca imaginé que esto podría suceder. Pero ha sucedido gracias, sobre todo, a la disciplina de mis padres. Al trabajo duro. Creer y tener hambre. Y al final, pasas de ver un Mundial por televisión a jugarlo y ganarlo. No se puede describir con palabras. Es un sentimiento muy especial. Es algo que no se puede describir. Lo conseguimos y estoy muy orgulloso. Han sido muchos momentos maravillosos, dentro y fuera del campo. He podido conocer a mucha gente en el fútbol y estoy muy contento de haber sido parte de todo esto.

¿A quién ve favorito llegado este momento?

No tengo una lista. Creo que España está muy bien después del primer partido y yo pensaba también en Argentina. Quedan dos partidos para seguir adelante, incluso para Alemania. Después del primer partido, ya no nos meterán en esa lista. Pero podemos ganar a España. Y Argentina puede superar todavía la ronda. Yo creo que las tres son aún favoritas para el título. Veremos si alguno se queda fuera después del segundo partido. Pero estamos hablando sobre su calidad, sobre su historia y la manera de clasificarse para este Mundial.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?