NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

QATAR 2022 | BÉLGICA

Lukaku se derrumba

Su mala temporada en el Inter, unida a sus fallos con Bélgica ante Croacia, hacen que esté pasando un mal momento. El sevillista: “Hay que pagarle unas vacaciones”

Doha (Qatar)Actualizado a

El final del partido de Bélgica ante Croacia dejó una de las imágenes del Mundial. Romelu Lukaku, el delantero estrella de los belgas, se tapó la cara con la camiseta y fue abrazado por Thierry Henry, el mítico exjuigador francés que ejerce de segundo entrenador de Roberto Martínez. Los tres goles clamorosos que falló el ariete y que le hubieran dado la clasificación a los belgas cayeron como una losa sobre un jugador acostumbrado al éxito.

Nunca antes había pasado por momentos tan duros como este. Todo comenzó con un cambio de club el pasado verano que vino por su deseo de marcharse de Londres, donde no congeniaba con Tuchel, y regresar al Inter, con el que había alcanzado la gloria anteriormente. Sin embargo, las cosas vinieron mal dadas desde el principio. Una inoportuna lesión le sacó del equipo y la recuperación fue más larga de lo prevista. Es más, al no ser un futbolista acostumbrado a las lesiones se fue enturbiando su recuperación. El Inter, mientras tanto, echó en falta sus goles.

Roberto Martínez le esperó hasta el final por la enorme confianza que tiene con él y que comenzó durante la etapa en la que ambos coincidieron en el Everton. Pese a no estar físicamente bien, lo incluyó en la lista de 26 para Qatar aunque no pudo jugar el primer partido. “No tiene el alta médica, sólo jugará si es estrictamente necesario”, dijo el técnico antes del duelo frente a Marruecos. Y jugó, porque lo fue.

Ante Croacia volvió a quedarse en el banquillo y cuando saltó al descanso fue para convertirse en el triste protagonista. Falló tres goles cantados, alguno clamoroso, que hubieran dado la clasificación a su equipo para octavos. El final del encuentro fue el reflejo de la tragedia. El héroe de tantos partidos se convirtió esta vez en villano.

“Hay que pagarle un mes de vacaciones en Split”

Después del partido, en una storie del empresario Marko Bralic se pudo ver la celebración del sevillista y croata Ivan Rakitic. En ella se acordaba de Lukaku, en tono de broma, pero ‘agradeciéndole’ que sus fallos hubieran permitido a Croacia pasar a los octavos. “¡Vamos Lukaku! Tenemos que pagarle un mes de vacaciones en Split. ¡Vamos!”, se le escuchaba decir.

Rakitic abandonó la selección después de la Eurocopa de 2020, pero se considera uno de los jugadores históricos por lo hecho en 2018, cuando ayudó a que los croatas fueran subcampeones del mundo en Rusia.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?