NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

QATAR 2022 | GHANA

El talento español que cuida de Ghana

José Daniel Alfonso Martínez y Carlos Lozano forman parte del cuerpo técnico de Ghana como analista y fisioterapeuta, respectivamente.

Actualizado a
José Daniel Alfonso Martínez y Carlos Lozano, analista y fisioterpaéuta de Ghana.

A un ritmo frenético, sin descanso, metidos en la vorágine de una Copa del Mundo y siempre entre bambalinas. José Daniel Alfonso Martínez (Cartagena, 1987), analista, y Carlos Lozano (Barcelona, 1986), fisioterapeuta, trabajan sin descanso en las instalaciones de Aspire, donde Ghana tiene su cuartel general en el Mundial. Ghana se juega con Uruguay su puesto en los octavos y tiene a estos dos españoles como parte vital de su staff. El talento español está cotizado fuera y, por diferentes caminos, han llegado a formar parte del cuerpo técnico de Otto Addo. José Daniel compagina su trabajo en el Malmoe sueco con el de la selección africana. “Antes estuve en el Nordsjaelland danés, donde teníamos una academia de jugadores ghaneses, y de ahí nace la relación con Otto Addo, trabajamos juntos, había muy buena relación y me llamó; estoy con ellos desde septiembre”, explica a As el analista que ha pasado por Cartagena, Levante y Almería. Hasta que llegó la oportunidad de salir fuera y no se lo pensó.

Contrasta su trabajo, de seguir a equipos en Suecia y competiciones europeas a pensar en selecciones y en un equipo africano. “Los fundamentos individuales del colectivo al final son los mismos. Lo que cambia es la velocidad del juego. En el Malmoe, es un nivel muy alto, nivel Champions League, pero aun así, cuando te metes en una selección de fútbol y con este tipo de jugadores ves que son súperveloces; vuelan y son muy técnicos”, detalla. Ha comprobado la evolución del futbolista africano. “Siempre se dijo que no entiende el juego, que tiene problemas en la toma de decisiones, que sí se le ve el potencial físico y técnico, pero no toma la decisión correcta muchas veces. Pero eso ha cambiado mucho. Internet lo ha facilitado. Hay ya mucha información. El entrenador africano ha aprendido mucho y eso le llega al jugador. Es un proceso lento, porque hay una manera de ver el fútbol distinta, pero si quieres llegar tienes que asemejar tus patrones a los de la élite”, explica. El cuerpo técnico ghanés está disgregado trabajando por el mundo, incluido Addo que es asistente en el Borussia de Dortmund, así que toca, antes de las competiciones, redoblar esfuerzos, sacar tiempo cada uno para poner las cosas en común. “Hacemos muchas reuniones online, prácticamente cada tres días para hablar de rivales, entrenamientos, seguimiento de rivales, filtrado de jugadores, preselección, presentaciones… fuera de la jornada laboral con nuestros equipos”, detalla. Por supuesto, conocía de cerca a Williams, uno de sus últimos ‘fichajes’. “Es muy humilde, con un gran sentido del humor y una gran calidad humana, conectas enseguida”, mientras recuerda que tuvo que celebrar de forma prematura el primer cumpleaños de su hija antes de viajar a Doha. “Un Mundial es una ocasión única”, se consuela.

Carlos Lozano, por su parte, es el hombre que recupera a la máquina ghanesa. Trabajó durante diez años en el Espanyol, seis con el primer equipo, antes de marcharse a China. Su hija nació en Shanghai, de hecho. Con la pandemia volvió a Europa y comenzó a trabajar con futbolistas de forma personal, acudió con uno de ellos a la Copa de África y, a raíz de aquello, le ofrecieron la posibilidad de hacerlo con el combinado nacional ghanés. Ahora lo compagina con su trabajo en el Sharjah de Emiratos, donde milita Paco Alcácer. “Es algo muy bonito coincidir con José Daniel en una selección extranjera, estamos disfrutándolo”, nos explica. “El profesional español está muy bien valorado fuera. Muchas veces en España no se valora lo suficiente. En cambio, cuando salimos fuera, somos figuras muy, muy valoradas y hay que aprovecharlo y aportar todo lo que podamos”, señala el ángel de la guarda de los jugadores de Ghana. “Ponemos todo lo que está a nuestro alcance y más, porque incluso ponemos a su disposición maquinaria propia. Todo lo que sirva para mejorar al jugador y darle ese plus que te lleva a la élite. Mejorar un 1% o un 0,5% la capacidad de un jugador puede marcar la diferencia”, argumenta. Por ejemplo, en Doha está utilizando la NESA Xsignal una tecnología para regular el sistema nervioso y ayudar en la mejora del sueño. Cuida hasta el más mínimo detalle de futbolistas, los de Ghana, con una capacidad física espectacular. “Son superdotados,

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?