NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

QATAR 2022 (B) | IRÁN - EE.UU.

Estados Unidos-Irán: Los Weah, protagonistas en la historia del enfrentamiento

George Weah sacó el emparejamiento de ambas selecciones para el Mundial de Francia en 1998. Ahora, 24 años después, su hijo Tim lo disputará.

Actualizado a
Los jugadores de Estados Unidos (de blanco) y de Irán (rojo) posan antes del partido que les enfrentó en el Mundial de Francia 1998.
PASCAL GEORGEAFP

Tras 24 años de espera, el Mundial de Qatar volverá a acoger un partido entre EE UU e Irán. Para los primeros será el escenario idóneo para intentar derrotar a sus rivales iraníes y sacar la espina de la antigua generación de mundialistas norteamericanos, derrotados (2-1) por los persas... y siempre con un Weah de por medio...

Vayamos por partes. Una vez conocidas las selecciones clasificadas para el último Mundial del Siglo XX, el 4 de diciembre de 1997, Marsella acogió el sorteo del Mundial galo. En un momento del mismo, George Weah, primer Balón de Oro (no europeo) en 1995 y padre de Tim, actual delantero de la selección de las barras y estrellas, extrajo una bola que depararía el cuarto y último componente del Grupo F de ese torneo. Hasta entonces estaba compuesto por Alemania, Yugoslavia y EE UU. El nombre que Weah sacó fue el de Irán, uno de los rivales por antonomasia de los americanos. Ganaron los iraníes, tras amenazar sus dirigentes políticos con irse del torneo: la televisión francesa emitió la película No sin mi hija, en la que narra las desventuras de una mujer americana, Betty Mahmoody, que tardó dos años en huir de Irán y regresar a su país natal con su hija tras soportar un trato hostil de su marido.

Pero el día del partido, los iraníes saltaron al campo con ramos de flores de color blanco, que venían a significar Fair Play. Acto seguido se las entregaron a sus contrincantes, desoyendo a su líder político, Ali Jamenei, y decidieron posar junto a sus rivales antes del comienzo del encuentro.

Hoy, casualidades del destino, Tim Weah se mide a Irán, rememorando el emparejamiento de su padre. Tim, delantero como George, ya suma un gol y es una de las bazas ofensivas americanas, como Gio Reyna, cuyo progenitor, Claudio, participó en aquel partido de Francia 1998...

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?