NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

QATAR 2022 | BÉLGICA

El exjinete del Espanyol que por los pelos escolta a Courtois

Apasionado de los caballos, entrena Lemmens al portero del Real Madrid en Bélgica desde 2013, pero se iba a quedar sin viajar a Qatar para la Copa del Mundo por un litigio que logró resolver.

Actualizado a
Erwin Lemmens
DIARIO AS

Detrás de un gran portero siempre suele haber otro gran portero. Incluso detrás del mejor del mundo, como es a tenor del Balón de Oro el caso de Thibaut Courtois. Viene el cancerbero del Real Madrid de detener un providencial penalti al canadiense Alphonso Davies en el debut de Bélgica en la Copa del Mundo (1-0) y, pese a la derrota posterior frente a Marruecos (0-2) y algunas intrigas palaciegas, se prepara para jugarse el todo o nada, este jueves, contra Croacia (16:00). Y, siempre con él desde hace prácticamente una década, se encuentra un experico, cuya presencia en Qatar corrió serio peligro.

Se trata de Erwin Lemmens, guardameta del Espanyol entre 2003 y 2005, anteriormente también del Racing de Santander, y entrenador de porteros de la selección belga desde 2013, cuando el seleccionador aún no era Robert Martínez, sino Marc Wilmots. Lemmens, que ha acompañado en todo este viaje a Courtois, había estado fuera del combinado desde enero, a raíz de una investigación judicial, la llamada Operación Cero, en la que se vio envuelto por las presuntar irregularidades del agente Dejan Veljkovic. Lemmens alcanzó un acuerdo amistoso con la Fiscalía justo antes del Mundial, a tiempo para poder desencallar su situación y viajar así a Qatar.

Gracias a su presencia, y a la del fisioterapeuta del Real Madrid Davide Violati, ha podido estar aún más acompañado un Courtois que en estos meses había sido entrenado por otro de los asistentes de Martínez, Iñaki Bergara, exjugador de Athetic, Alavés, Real Sociedad, Murcia o Logroñés, quien no podía desempeñarse en esas labores al cien por cien por un problema en una rodilla que le impedía, según diversos medios belgas, chutar bien.

Lemmens con Courtois.
Ampliar
Lemmens con Courtois.LAURENT DUBRULEREUTERS

Además de llevar los guantes, antes como portero y ahora como entrenador, ha sido siempre Lemmens un apasionado de los caballos. Diez tenía en su casa de Brecht antes de fichar por el Espanyol, hace 19 años, y a dos de ellos los pudo trasladar hasta Barcelona, concretamente al Open Club de Gavà, donde no perdía ocasión de ir cuando la actividad profesional del fútbol se lo permitía.

“Es mi hobby. Un caballo es más que un animal. Caballo y futbolista se deben cuidar igual. Me relaja mucho estar con ellos”, explicaba en AS nada más firmar por el Espanyol. No en vano, su pareja, Wendy, había sido campeona en salto de obstáculos. Ahora, el hombre que susurraba a los caballos es clave en el desempeño mundialista de Courtois. Y en una Bélgica siempre aspirante a todo.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?