NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

MIGRANTES DEL BALÓN

Tailandia también tiene su ‘Xavineta’

Xavi Moro, que se formó como jugador en la cantera del FC Barcelona, tiene al modesto Ratchaburi colíder en la Thai League. “Me gustaría estar más cerca de casa, pero era una oportunidad irrechazable”.

Actualizado a
El español Xavi Moro durante un entrenamiento del Ratchaburi en Tailandia.

Era 1988. Xavi Moro (París, 1975), que vivía en París porque sus padres habían emigrado a Francia en la década de los 70, estaba de vacaciones en Castelldefels. Jugaba con unos amigos al fútbol en la calle cuando Avelino Blasco, cocinero en La Masia, se fijó en él y le propuso hacer una prueba con el FC Barcelona. Entrenó con los Juveniles, donde coincidió con Pep Guardiola, y fue Johan Cruyff quien ordenó su fichaje. Xavi Moro se incorporó a la cantera del Barça y, aunque no llegó a debutar con el primer equipo -sí jugó con el filial en Segunda-, fue profesional durante 18 temporadas en las que jugó para Córdoba, Sabadell, Castellón, Badajoz, Lorca Deportiva, Hércules o Mérida. Colgó las botas en 2016 y se dedicó a dar la vuelta al mundo “para conocer las distintas maneras de ver el fútbol”. “He estado en cuatro continentes -África, América, Asia y Europa- para ver qué parámetros se repiten independientemente de la religión, la raza o la cultura y conocer lo que significa el fútbol en distintos lugares del planeta. Se ha convertido en un negocio, pero también es la religión del Siglo XXI. Una vía de escape, un espectáculo, un generador de emociones...”, relata desde Tailandia, donde, tras una extensa etapa de formación, vive su primera experiencia como entrenador en el fútbol profesional.

Xavi Moro dirige desde el pasado mes de julio al Ratchaburi FC, un club que compite en la Primera División de Tailandia (Thai League) y está ubicado en la provincia de Ratchaburi, a 100 kilómetros de Bangkok. Llegó solo y sin la posibilidad de moldear la plantilla a su gusto, por eso tiene tanto mérito que en sus primeros cinco partidos con ‘los dragones’ haya cosechado cuatro victorias y un empate y colidere la tabla clasificatoria junto al Bangkok United. “El Ratchaburi tiene uno de los presupuestos más bajos de la categoría y la pasada temporada peleó por no descender. Además, la plantilla es corta. Estamos creando grandes expectativas e intentaremos mantenernos arriba el máximo tiempo posible, pero el objetivo sigue siendo no pasar tantos apuros como el año pasado”, descubre Xavi, que fue un centrocampista talentoso capaz de construir, pero también de destruir: “Era un jugador muy comprometido con los compañeros. Normalmente marcaba al mejor jugador del rival y tenía que destruir, pero también tenía que hacer funcionar al equipo con balón”. Como entrenador, Xavi Moro también apuesta por el espíritu de grupo y el buen fútbol: Ratchaburi es el cuarto equipo con mayor posesión de la Thai League, el quinto que más dispara y el que más lo intenta en el uno contra uno: “Me gusta conocer al máximo la plantilla y sacarle el máximo rendimiento posible”.

Ratchaburi: banquillo español

Antes de Moro, otros ocho entrenadores españoles ocuparon el banquillo del Ratchaburi -Iván Palanco, Ricardo Rodríguez, Àlex Gómez, Josep ‘Coco’ Ferré, Pacheta, Manolo Márquez, Francesc Bosch y Fernando Sales-. “En Tailandia se valora muchísimo al entrenador español. Los años gloriosos de la selección, el buen rendimiento de los clubes españoles en Europa y el gran trabajo de mis predecesores hace que se nos tenga en muy alta estima”, reconoce Xavi Moro, que sigue aplicando todo lo que aprendió durante su etapa en La Masia: “Allí pude trabajar con personas maravillosas y profesionales muy competentes. Como entrenador aprendo cosas nuevas cada día, pero también me nutro de lo que me enseñaron entrenadores como Unai Emery, a quien le tengo mucho cariño”. El técnico del Ratchaburi valora a los profesionales que, como él, “consiguen sacarle el máximo rendimiento a sus equipos”. “Como Imanol Alguacil, que en la Real Sociedad está demostrando estar muy capacitado, tener las ideas muy claras y transmitir mucho a sus futbolistas”, amplía.

El Ratchaburi FC comenzó la Thai League cosechando cuatro victorias y un empate en las cinco primeras jornadas, pero a nadie le sorprendería que acabara el curso por detrás de trasatlánticos como Buriram, Muangthong o Pathum, que cuentan con un presupuesto mucho más elevado y están obligados a clasificarse para la Champions League. El equipo dirigido por Xavi Moro, sin embargo, no ha superado la octava posición en ninguna de las últimas cuatro temporadas y luchará por mantenerse en la zona noble de la tabla o igualar el cuarto puesto logrado en 2014 con Ricardo Rodríguez al mando. “Hablé con Pacheta y sabía dónde venía. Antes de empezar la temporada nuestras aspiraciones eran otras, pero vamos a por todas”, reconoce antes de visitar al Bangkok United, con el que comparte el liderato de la Primera División tailandesa. El entrenador español nacido en París, que le da gran importancia al apartado mental y cuenta con dos másteres en psicología, reconoce que le gustaría trabajar más cerca de casa, pero el Ratchaburi le ofreció “una oportunidad que no podía dejar escapar”. “Estoy muy a gusto. Me he encontrado con gente muy maja y trabajar así es un placer”, añade Xavi Moro. Tailandia también tiene su ‘Xavineta’ y hay sitio para todos.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?