NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

DEPORTIVO

Olabe: “Hay que tener cultura competitiva y lidiar con la presión”

Roberto Olabe, una de las nuevas piezas del centro del campo del Deportivo, habla con AS de los retos del equipo, personales, el debut, su padre…

Actualizado a
Roberto Olabe, posando para AS.
Jesus Sancho (Sanchofoto)Diario as

Roberto Olabe del Arco (Salamanca, 5/5/1998) aterrizó este verano en el Deportivo después de cuatro años en el fútbol profesional “convencido” del paso que da. Hijo de un exportero, entrenador y actualmente secretario técnico de la Real Sociedad, se declara un amante de los entrenamientos, “del día a día”. Debutó en Mérida y está seguro de que el Deportivo “cumplirá el objetivo”, se muestra encantado, la plantilla y con Borja Jiménez. Nacido en Salamanca, pero donostiarra de los pies a la cabeza, asegura que ha venido a un “club grande. Lo que nos falta a los jugadores es devolverlo al lugar que se merece”.

Después del asfixiante calor que tuvieron en Mérida, será una gozada entrenar así…

Sí, soy de los que le gusta este tiempo y se agradece. En Mérida, como suele ser habitual, hizo mucho calor a esas horas. Pero no es excusa de nada. Sabíamos que iba a hacer ese calor y el fútbol también va de eso, hay que adaptarse a todas las circunstancias. El calor era para todos.

En Mérida jugó sus primeros minutos oficiales con el Deportivo. ¿Cómo los valora?

Contento de poder disfrutar de minutos después de la lesión y la recuperación. Estoy con ganas de seguir remando para seguir contando para el míster.

Supongo que esa lesión en pretemporada fue un problema añadido cuando uno llega a un nuevo equipo, ¿no?

Tuve el imprevisto de la lesión, pero de todo se aprende. Seguro que ahora escucharé mucho mejor a mi cuerpo. Lesionarse nada más llegar no es lo que uno espera, pero hay que buscar siempre el lado bueno. Ya estoy totalmente recuperado y muy contento por ello.

Usted entró ante el Mérida después del descanso y Borja metió luego bastantes centrocampistas, pero no lograron controlar el ritmo del partido. ¿Por qué?

No fue nuestro mejor partido. No conseguimos realizar lo que hicimos durante la semana. Nos costó defender las transiciones y demás. Pero el rival también juega, lo hacía en su casa e iba por debajo en el marcador. Nos lo pusieron difícil, pero lo positivo es que logramos la victoria y tenemos una semana para mejorar lo que hicimos mal.

La pasada temporada los lunares fueron la estrategia, centros laterales y las transiciones, y se está repitiendo ahora…

Esos aspectos que mencionas no es fácil lidiar con ellos, ni defenderlos. Creo que a todos los equipos les cuesta. Vamos a seguir trabajando e insistiendo para intentar controlar mejor todos los aspectos del juego.

“Espero aportar energía, trabajo y polivalencia, pero sobre todo competitividad y victorias para devolver a la afición lo que nos da”

Roberto Olabe, jugador del Deportivo

En la parte positiva están esos seis puntos de seis…

Tenemos claro el objetivo y lo vamos a seguir teniendo se gane o se pierda. Nosotros nos preparamos siempre para ganar. La gente del equipo tiene claro que eso se logra día a día, y eso es una ventaja.

A pesar de ganar, ha habido críticas. ¿Las ha percibido? ¿Nota una presión superior a otros equipos en los que ha estado?

Es complicado vivir aislado, mentiría si digo que lo estoy. La presión no es mala si la sabemos gestionar, es positiva. Las expectativas son altas y hay que saber lidiar con eso, ser autocríticos y darle mucha importancia al día a día. Tener una cultura competitiva entre nosotros para llegar bien a cada fin de semana. Si entendemos bien la presión y la sabemos gestionar, nos va a dar mucho.

De los cuatro próximos partidos, tres son en Riazor, una buena oportunidad para hacer un gran arranque de liga…

Sí, sí. Nuestro objetivo son los tres puntos todos los fines de semana. Está claro que con la gente que va a Riazor, con lo que nos transmite, con el ambiente que hay en el campo… Es espectacular disfrutar de ese estadio y estamos deseosos de poder brindarles victorias.

Los dos siguientes partidos son derbis, Pontevedra y Celta B. ¿Le han comentado ya algo en el vestuario?

Quizá tengan un componente emocional diferente a otros fines de semana. Pero nosotros tenemos unas ganas tremendas de jugar y será algo especial, pero casi como todos los partidos.

¿Concretamente del Celta B, no le han comentado nada?

Algo me han dicho del año pasado, pero creo que no hay que echar la vista atrás. Venimos de jugar contra el Mérida y ahora toca el Pontevedra; partido a partido. Es un topicazo, pero es lo más real que se puede decir.

¿Esperaba este ambientazo estando en Primera Federación?

Me había hablado de ello. Yo viene a jugar de visitante a Riazor y siempre disfruté, las condiciones eran espectaculares y la afición siempre apoyaba al equipo. El otro día fue fantástico.

Usted, después de varios años en Segunda y jugar en la primera de Portugal, decidió venir al Deportivo en Primera RFEF. Supongo que necesitó un periodo de reflexión hasta decidirse…

Todos conocemos a este club y está en una circunstancia no deseada. Los que hemos venido lo hacemos con las ideas muy claras y a llevarlo adonde se merece. Los medios que hay, lo que envuelve al club… es todo de máximo nivel. La verdad es que no me lo tuve que pensar mucho. Es Primera RFEF, pero la categoría también va en cada uno, en su forma de vivir el fútbol. Este club es un grande y lo que nos falta a los jugadores es devolverlo al lugar que merece.

Su carrera está llena de equipos. ¿Cómo analiza ese ir y venir?

Estoy muy agradecido de haber podido disfrutar de diferentes ciudades, equipos, circunstancias y, sobre todo, las personas que me he encontrado en este camino. Me encanta conocer cosas nuevas, es apasionante. El fútbol es muy diferente de un sito a otro. Intento enriquecerme y a prender de todos los entrenadores y compañeros que tengo para aportar mi granito de arena.

Su única experiencia fuera de España fue en el Tondela portugués. ¿Qué tal le fue?

La liga me pareció del máximo nivel. Sí es cierto que es un club muy humilde, muy pequeño. Teníamos un reto gigante, que era mantenernos en la Liga Nos, en primera división. Lo conseguimos y fueron seis meses espectaculares, sobre todo por lograr el objetivo de mantener la categoría.

En todo ese periplo ha conocido muchos entrenadores. ¿Qué tal con Borja Jiménez?

Me gusta, lo tiene muy claro. Tiene claro que lo importante es el día a día, prepara muy bien los partidos. Los jugadores llegamos muy preparados y con muchos medios para hacer frente al rival. El cuerpo técnico nos ayuda mucho en la preparación.

“Crecí cerca de los terrenos de juego, pero no tuve presión para ser futbolista; mi familia siempre me mandó el mensaje de ser feliz”

Roberto Olabe, jugador del Deportivo

Este año hay un cambio y el equipo juega con doble pivote en lugar de con tres medios. ¿Cómo lleva la compenetración con Álex, Villares e Isi?

Encantado de poder jugar con ellos. Lo dije en mi presentación el día a día aquí es muy bueno. El ritmo y el nivel de los entrenamientos nos va a llevar a estar muy preparados cada fin de semana. El míster lo tiene claro y así nos lo transmite.

¿Qué Roberto Olabe espera que vea la afición del Deportivo?

Mucha energía, trabajo y mi polivalencia. Pero sobre todo espero que victorias y competitividad para devolverle a la afición todo lo que nos dan.

Usted es de familia de futbolistas, ¿cómo influyó eso en su vida?

He crecido muy cerca de los terrenos de juego y es maravilloso, pero no creo que mi infancia fuese muy diferente a la de cualquier niño que le guste el fútbol.

¿No sentía la obligación de ser futbolista?

No te creas. Yo no tuve esa presión. Mi familia siempre me mandó el mensaje de que fuese feliz con lo que hiciese. Que me formara, estudiara y que se me gustaba jugar al fútbol, lo hiciese; pero que si era al basquet, pues igual.

Su padre fue portero y luego entrenador. ¿No tenía una segunda charla de vestuario al llegar a casa de entrenar o jugar?

No, que va. Al haber tanto fútbol alrededor, los momentos de familia eran más para desconectar y llevarlo todo con la máxima naturalidad. En algún momento mi padre sí me ha dicho algo, pero sin afán de que yo hiciese algo que no sintiera.

Actualmente es director deportivo de la Real Sociedad. No le ha dicho nunca, ¿por qué no me fichas?

(Risas…). Me mantengo al margen de su trabajo, jamás le diría nada. Claro que lo sigo mucho, como él me sigue a mí. La verdad es que ni me lo he planteado y eso que yo también soy hincha de la Real desde pequeño.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?