NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

CASO FUENLABRADA

La Justicia archiva la denuncia de LaLiga y el Fuenla contra Rubiales

La Audiencia Provincial de Madrid desestima los recursos de ambas entidades contra el presidente y altos cargos de la RFEF.

Actualizado a
22/09/22 RUEDA DE PRENSA PRESENTACION NUEVA APP DE LA SELECCION ESPAÑOLA ESPAÑA  LUIS RUBIALES
PEPE ANDRESDiarioAS

La sección sexta de la Audiencia Provincial de Madrid ha desestimado los recursos de la Liga Nacional de Fútbol Profesional y del Club de Fútbol Fuenlabrada en contra de Luis Rubiales y altos cargos de la Real Federación Española de Fútbol dentro del Caso Fuenlabrada. Además, ha ratificado íntegramente la sentencia decretada en su día por el juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4 de Majadahonda (Madrid), quien acordaba el sobreseimiento y el archivo de las diligencias. El Fuenlabrada y el presidente de la LaLiga, Javier Tebas, aseguraban que Rubiales y la RFEF habían organizado un plan para que los madrileños descendieran.

Los hechos se remontan al 20 de julio de 2020, fecha en la que el Deportivo y el Fuenlabrada no pudieron disputar la última jornada de la temporada 2019-2020 en Segunda división por varios casos de Covid-19 en el equipo madrileño. Horas antes del inicio de los partidos, el Fuenlabrada, ya en A Coruña, comunicaba que siete de sus jugadores estaban contagiados y el duelo que debía disputar contra el Deportivo quedaba aplazado. Los positivos se fueron sucediendo (llegaron a 28) y hasta el Consejo Superior de Deportes, en base a los informes, reprochó a la LNFP y al Fuenlabrada la mala gestión al emprender el viaje a la ciudad gallega con miembros de la expedición infectados. Desde el inicio del caso, LaLiga siempre mostró su apoyo al conjunto madrileño. El Deportivo terminó descendiendo a Primera RFEF.

El Fuenlabrada interpuso, de la mano de LaLiga, una querella contra Luis Rubiales y altos directivos de la RFEF (Andreu Camps, secretario general; Ricardo Esteban Díaz, juez instructor en el caso Fuenlabrada; Miguel Garcia Caba, vicesecretario y entonces responsable de la asesoría jurídica) y contra el Deportivo. La acusación se basaba en un presunto delito de prevaricación, falsificación documental, amenazas y organización criminal y aseguraba que la RFEF y el Deportivo habían hecho frente común para buscar el descenso del club madrileño “por conductas muy graves” con el fin de ayudar a al club gallego para obtener su salvación.

La sentencia de la Audiencia Provincial confirma la resolución de juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4 de Majadahonda (Madrid), quien ya incidió en “la falta de credibilidad del relato de la querella puesto que el presupuesto del que se parte en la misma -supuesta conjura de los querellados para descender de categoría al equipo querellante- no se ha producido”. Y añade que no se puede acreditar esos “eventuales perjuicios empresariales y patrimoniales” que denunciaba el Fuenlabrada.

El club madrileño, al igual que LaLiga, denunciaba a la RFEF por prevaricación al entender que se había nombrado de forma arbitraria a Ricardo Esteban Díaz como juez instructor del caso, un nombramiento que “se hizo conforme a la normativa y procedimientos vigentes”. La Audiencia Provincial, además, también descarta cualquier “indicio de criminalidad” y niega el delito de amenazas.