NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

ALCORCÓN

Jesús Ruiz “El partido más importante del año es el siguiente...”

El guardameta del Alcorcón analizó con AS el gran momento deportivo del equipo, su salto a la titularidad tras la marcha de Dani Jiménez el pasado año y el próximo rival.

Actualizado a
Jesús Ruiz “El partido más importante del año es el siguiente...”

Jesús Ruiz tiene 25 años y tras pasar por el Cornellà, el Tarazona, el juvenil del Espanyol y el filial del Mallorca aterrizó en septiembre de 2020 en Alcorcón. Es un cancerbero joven, pero si no supiéramos la edad y solo le escucháramos diríamos que tiene diez años más. En una conversación demuestra una madurez y serenidad impropias de esta sociedad que vive a golpe de tuit y de este fútbol actual de memoria quebradiza. Su carrera deportiva en el Alcorcón no ha sido sencilla y solo a base de trabajo, esfuerzo, profesionalidad y paciencia ha logrado tener un hueco en el primer equipo.

Ruiz era el tercer portero del Alcorcón las pasadas navidades cuando el segundo cancerbero José Aurelio se marchó y el símbolo y mejor jugador del equipo Dani Jiménez se fue al Leganés. Nunca es fácil sustituir a un mito. Jesús con humildad y trabajo lo hizo y demostró que es un portero de gran nivel y que no le pesa el fútbol profesional. Ahora, en Primera Federación reconoce que su compañero “es un gran portero” y que se fija en “él para mejorar”. Ha jugado ocho de los 12 partidos de Liga y junto con Andrés han conseguido que el Alcorcón sea el segundo equipo que menos goles encaja. Viene de parar un penalti ante el Algeciras y tienen una obsesión en la cabeza “devolver al Alcorcón al fútbol profesional” y en el corazón y la piel está marcado por la ilusión que le ha sentido por la comunión entre equipo y afición esta temporada “nos impulsan a hacer las cosas mejor”. Un jugador diferente en un club que busca conquistar grandes cotas.

El equipo está viviendo un gran momento. Cinco victorias consecutivas en Liga, superando el partido de Copa, segundo en la clasificación. Un momento muy dulce.

Es agradable vivir este momento. Tenemos que disfrutarlo porque cuando uno disfruta las cosas suelen salir mejor. Entre este momento y la buena sintonía que hay en el vestuario ayuda mucho a que las cosas salgan bien en el día a día.

¿Dónde están las claves de la buena marcha del equipo?

Para empezar y muy importante creer en nuestro entrenador y el cuerpo técnico y en el plan de partido que se trabaja durante la semana. Si confiamos en ello y mostramos seguridad en lo que hacemos nos acercamos a que las cosas salgan bien. Tratamos de ser un equipo muy combinativo y seguro en faceta defensiva. Adaptarnos a los registros que nos exija el partido.

Varios compañeros han pasado por el Diario AS y varios habéis destacado que se trabaja mucho los planes de partido… ¿Os hacen buenas radiografías de los rivales?

Tenemos un cuerpo técnico que trabaja con mucho detalle. Cada miembro del staff cumple una función y se complementan muy bien. No es solamente el análisis del rival también es saber cómo podemos amoldar nuestro juego a ese partido o rival. El cuerpo técnico nos focaliza muy bien las prioridades de cada encuentro y luego trasladarlo al encuentro es más asequible para el equipo.

Sois un vestuario nuevo… Tú eres de los poquitos que estabais la pasada campaña, pero habéis conseguido hacer un gran grupo. Destacáis el buen ambiente.

El equipo en todos los aspectos ha ido de menos a más, pero era un proceso necesario de adaptarnos entre nosotros y a la categoría. Pero es que además en este vestuario hemos juntado buenos futbolistas y buenas personas. Jugar con un amigo al lado hace que te sientas más involucrado y más sacrificado en que todo el trabajo de grupo salga bien. Es un bien común.

Aprender del compañero

Tenemos que alabar la labor de los porteros. Sois, con el Córdoba, los dos equipos que menos tantos encajan en Liga. Andrés fue el héroe en Copa parando penaltis y tu detuviste otra pena máxima la pasada semana. ¿Cómo es el trabajo de los porteros en el Alcorcón?

Pues tenemos un grupo de trabajo junto con el preparador de porteros. Yo tengo la suerte de conocer a Andrés desde hace años porque coincidimos en el Espanyol. La competencia es muy sana entre nosotros. Trato de observarle mucho para fijarme en sus cosas buenas, empaparme y mejorar yo. Andrés es un gran portero. Muy bueno. Estamos felices de contribuir a la buena marcha del equipo.

En una entrevista con Fran Fernández nos comentó que iba a rotar en la portería. Que sois dos muy buenos porteros y que iba a alternar la titularidad en Liga. ¿Os lo comento? ¿Qué os pareció?

Lo que debemos de hacer es tratar de entrenar mejor cada día y ya está. Ser mejor que el día anterior. Decide el entrenador.

Tengo la impresión que esta situación ha sido positiva para los dos…

Cada uno tenemos nuestras características, nuestras virtudes, pero intentamos mejorar y aprender el uno del otro y ser mejores para ayudar al equipo.

Sustituir a un símbolo

La pasada campaña no fue sencilla ni para el Club, por la situación deportiva y social, ni para ti. Empezaste como tercer portero a priori, pero tras el mercado de invierno la marcha de Dani Jiménez y José Aurelio te puso como primer portero para sustituir a un símbolo y al mejor jugador alfarero de la pasada campaña, Dani Jiménez.

Yo era consciente que tenía al mejor portero de la categoría en mi equipo. Tuve la gran suerte de estar temporada y media aprendiendo de él y escuchar sus consejos. Pero, también, tenía la obligación de estar preparado y mejorar. Esos meses te tengo que reconocer que han sido la mejor etapa de mi vida deportiva. Yo me preguntaba ¿Cuántos chicos quisieran estar en mi lugar? Estaba compitiendo en el fútbol profesional. Es verdad que no se pudo salvar la categoría a nivel de equipo. Pero ese descenso nos hace ahora tener mucha hambre de devolver a este club al lugar en el que debe estar y pelear el ascenso.

Veo que eres una esponja e intentas fijarte en todo y en todos.

Es que no solo se puede aprender de un partido o un entrenamiento. De lo que más se puede aprender es de los compañeros tanto de tu equipo como de porteros rivales. Ver cómo se comportan tus compañeros en el campo y fuera de él te hace mejorar. Unir talento y hambre provoca que las cosas vayan mejor. Un futbolista puede tener más o menos talento pero nunca puede faltar el hambre.

Hay una moda de porteros muy altos. De en torno a 1,90 metros. Tú mides 1,82 y no cumples ese estándar. Sin embargo, lo suples con una capacidad de salto que has conseguido tener las mejores fotos de portero de la categoría.

No te voy a negar que esa moda de la que hablas, la altura, muchas veces cierra las puertas a buenos porteros. Pero intento suplirlo trabajando mucho las piernas dentro y fuera del campo para conseguir mucho impulso y ser rápido de pies. Porteros como Edgar Badia, Aitor, Belman o Dani que somos de más o menos 1,80 ayuda a mejorar. Yo por ejemplo te puede asegurar que no me siento incómodo en el juego aéreo, sin embargo, me siento bien saliendo en el juego aéreo.

Paraste el penalti a Roni en el encuentro contra el Algeciras. ¿Cómo lo viviste y no sé si lo tenías muy estudiado?

En este caso fue intuición. Traté de descentrarle un poco y luego la afición jugó un papel importante porque presionó mucho. La mezcla de todo ello sirvió para que ese penalti no fuera gol.

Próximo rival

Próximo rival el Rayo Majadahonda. Los majariegos van subiendo peldaños desde el cambio de entrenador poco a poco. ¿Cómo analizas al rival y analizas el partido?

Es una categoría muy competitiva. Equipos como el Talavera y el Ceuta que están ahí abajo nos han puesto en muchos problemas. Va a ser un partido muy difícil en cualquier faceta. El Rayo Majadahonda tiene muy buenos jugadores y es un Club que también ha pasado por el fútbol profesional.

Es una plantilla muy buena que no es para estar ahí abajo. En esta categoría, aunque un equipo este pasando por una mala racha te pueden ganar en cualquier momento porque hay mucha calidad.

Para nosotros el partido más importante del año es el próximo porque los objetivos no se consiguen en noviembre, se logran en junio. Para mí esa es la forma más inteligente de afrontar la temporada.

¿Por dónde pasa la victoria? ¿Qué tiene que hacer el Alcorcón para estar más cerca de ganar?

Ser nosotros mismos. Lo que nos diga el Míster, creemos en la información del cuerpo técnico y desarrollarlo de la mejor manera en el campo.

¿Miras mucho la clasificación?

No. No me gusta. Lo hice el primer año que estuve en el Alcorcón. Un error. Al final haces el cuento de la lechera. Lo más importante es hacer tú el trabajo bien. Si tú haces los deberes el problema es de los demás. Cuando tú llevas el foco a otro lado que no toca las cosas empiezan a fallar. La clasificación ahora no es importante. Queda una infinidad de puntos por jugar.

Habéis recuperado a la afición. El campo ronda los 3.000 espectadores, la gente viaja con el equipo. ¿Cómo lo estáis viviendo?

Con mucha ilusión. Esta es mi tercera temporada y las dos anteriores han estado marcadas o por la pandemia o por un año muy difícil. Días como el Talavera sales al campo con un jugador más. Es impresionante. Es un apoyo increíble que te impulsa a hacer las cosas mejor.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?