NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

ENTREVISTA AS | DUSCHER

Duscher: “No se gana solamente por vestir la camiseta del Depor”

Aldo Duscher (Esquel, 1979) busca un nuevo reto como entrenador. El argentino habla con AS sobre su carrera, sus metas y, cómo no, sobre el Deportivo y su complicada situación actual.

Actualizado a
Defendió los colores del Deportivo desde 2000 hasta el 2007
JESUS SANCHO DIARIO AS

Dos Copas del Rey, dos Supercopas de España y una vez campeón de Liga en Portugal. También puede presumir de haber vestido la camiseta de Argentina en las categorías sub-17, sub-21 y absoluta. Es la carta de presentación, nada desdeñable, de Aldo Duscher (Esquel, 1979). Comenzó despuntando en Newell’s y terminó dando el salto a Europa a través del Sporting de Portugal. Después, acabó enrolado en las filas del Deportivo de la Coruña, club al que sigue sintiendo desde la distancia. Como blanquiazul vivió grandes gestas, aunque en Inglaterra le recuerdan con recelo por una entrada que casi deja a Beckham sin el Mundial de Corea y Japón. De todo ello, del complicado momento que atraviesa el Depor en Primera Federación y de su porvenir como técnico ha charlado con AS el exjugador y actual entrenador argentino.

Pregunta: Todo empieza en Newell’s. ¿Cómo fueron sus inicios y su salto a Europa?

Respuesta: Jugué en todas las inferiores de Newell’s hasta llegar a Primera. También pasé por las categorías juveniles de la selección de Argentina. Y de ahí, salté a Portugal, al Sporting. Allí, hice dos años muy buenos. En el primero entramos en Champions y, en el segundo, salimos campeones de liga. El club hacía 18 años que no lograba el campeonato nacional y lo logramos nosotros. A partir de ahí, el Depor se fijó en mí y me fichó. Allí estuve siete temporadas.

P: Jugó en el Deportivo en una de sus mejores épocas. La Copa del 2002, las gestas europeas… ¿Cómo era vivir desde dentro todo aquello?

R: Había grandes figuras. Jugadores de selecciones como Brasil, España, Marruecos, había de Argentina también… Había dos jugadores de gran calidad por puesto. Era un equipo con hambre, más allá de que acabase de ganar la liga quería más títulos. Después, se ganó la Copa del Rey, la Supercopa, se llegó a semifinales de Champions… Situaciones deportivas muy exitosas.

P: Como dice, vivieron grandes noches europeas. De las primeras, la eliminatoria contra el United de Blanc, Giggs, Beckham, Van Nistelrooy…

R: Teníamos muchas esperanzas de pasar, porque sabíamos que teníamos un gran equipo. Como ellos. Jugamos de visitante y siempre es difícil jugar de visitante en Old Trafford. Pero bueno, comenzamos bien. Fue un partido parejo donde los dos tuvimos posibilidades. Acabamos perdiendo 3-2. Fue el momento de la lesión de David Beckham, que marcó un poco mi carrera a nivel de aficionado pero, a nivel humano, a mí no me perjudicó nada. Yo siempre me lo tomé como un partido de fútbol. Siempre jugué al 100%, dejando todo por mi equipo. Fue una jugada que se da en cualquier partido de fútbol. Lamentablemente, él se fisuró un huesito del empeine del pie. El tema era que estaba cerca el Mundial y estuvo a punto de perdérselo. Por suerte, no se lo perdió y logró llegar. Pero se armó una algarabía grande.

La entrada de Duscher a Beckham en la que el inglés se lesionó a poco más de dos meses del Mundial 2002.
Ampliar
La entrada de Duscher a Beckham en la que el inglés se lesionó a poco más de dos meses del Mundial 2002.@renaldinhos (X)

P: Alguna vez ha contado que, después de esa famosa entrada a Beckham, el United quiso ficharle.

R: Mis mejores años fueron en el Dépor, estaba teniendo mucha continuidad. Se retiró Roy Keane y me llegó, por medio de un representante, que estaban interesados en mi fichaje. En el Depor, eso lo manejaba Lendoiro. Y bueno, yo tenía una cláusula y, si no pagaban la cláusula, no me dejaban ir. Y también había algún jugador de por medio que no lo aceptaba. Entonces, se complicaron las negociaciones y se cortó todo tipo de relación. Pero sí, hubo interés, un sondeo por parte del Manchester United. Fue raro porque, después de todo lo que había pasado, que me quisieran… (risas).

P: Hablemos ahora del Depor. Sin duda, pasa por un momento complicado. ¿Cómo ve la situación actual del equipo?

R: El Depor se tiene que dejar ayudar. La gente que está ahí se tiene que dejar ayudar, no se puede cerrar tanto. Yo creo que hace ya cuatro años que está en una categoría que es una vergüenza para el deportivismo y encima teniendo dinero, que es lo peor. Entonces, tiene que ir por otro lado. Yo se lo he dicho un montón de veces en privado. Yo siempre a un club al que le soy fiel intento ayudarlo y aconsejarlo. Pero si no quieren dejarse ayudar, es su problema. Se están equivocando mucho y es una pena, porque es un club que no se merece estar donde está. Por su gente, porque su gente es muy apasionada y muy buena gente. Es un club que tiene todo: una infraestructura muy buena y un estadio espectacular. Está todo perfecto, pero tiene que encontrar a la persona adecuada que vea las cosas diferentes. Hay gente que tiene las cosas más claras y gente que las tiene menos claras. Cuando me preguntan sobre el Depor, siempre lo digo: déjense ayudar. No es lo mismo alguien que ha estado allí y conoce la casa a alguien que no la conoce. Por eso, siempre digo que tienen que apostar por exjugadores.

“El Depor se tiene que dejar ayudar. Desde hace cuatro años, está en una categoría que es una vergüenza. Y encima, teniendo dinero.”

Aldo Duscher

P: ¿Con quién ha hablado por privado para tratar de ayudar?

R: Yo he hablado con gente actual y le he dicho “el Depor es así y tenéis que ir por aquí, a buscar allí…”. No es tan difícil. Bueno, yo lo veo así. ¿Y qué hacen? Van por otro lado. Yo sé que ellos son los que manejan el club, perfecto. Pero yo quiero lo mejor para el club, porque a mí me da pena. Yo estuve entrenando en el Juvenil B hace dos años y veía cosas básicas. Y solamente por vestir la camiseta del Depor no ganas. Tienes que dejar atrás el pasado y vivir en el presente, por más que tengas 30.000 espectadores en la cancha. Creo que se lo he dejado muy claro, pero llevamos hablando tres años de lo mismo, que si el árbitro, que si esto, que si lo otro… No, para mí va por otro lado. Hay gente trabajando, hay que dejarla trabajar, hay que respetar al entrenador. Simplemente, intento ayudar desde el lugar que me toca.

P: El Racing, el Sevilla y el Espanyol fueron sus otros tres grandes retos en España.

La verdad es que, en todos los lugares en los que he estado, me ha ido bien. En todos logré cosas. En el Depor gané títulos, en el Sevilla, la Copa del Rey y, en el Racing, jugamos la UEFA. Que un equipo como el Racing logre jugar contra el París Saint-Germain, contra el Manchester City… es muy importante. En el Espanyol, también jugamos una buena temporada. La verdad que España siempre me ha reconocido más allá de que no era un gran virtuoso, pero era muy trabajador y con las cosas claras. Y muy transparente. Eso, España me lo ha reconocido. Y también dependía de mí, de mis condiciones, obviamente. Si no, no llegas. Pero en todos los lugares he disfrutado y, siempre que he llamado a algún club, me han atendido y me han tratado con respeto. Y eso para mí es muy importante.

P: Se retira hace ya once años. Vista con retrospectiva, ¿cómo valora su carrera?

R: Muy positiva. Muy, muy positiva. La verdad es que he logrado muchas cosas, he aprendido mucho, he compartido vestuario con grandes compañeros e ídolos. Y nada, el fútbol tiene fecha de caducidad, hay que aceptarlo. Lo dejé todo, me vacié. Es más, hoy en día ni juego al fútbol, tengo las rodillas… no puedo más. Estoy muy tranquilo porque lo dejé todo. Ahora, estoy en esta nueva etapa de entrenador intentando seguir preparándome y, en algún momento, hacer una carrera importante desde la dirección técnica.

Duscher pugna por un balón con Iván Helguera.
Ampliar
Duscher pugna por un balón con Iván Helguera.VICTOR FRAILEREUTERS

P: Los entrenadores argentinos están de moda. Simeone, Gallardo, Scaloni… ¿Se ve reflejado en alguno en concreto?

R: Siempre uno intenta copiar o buscar su perfil de los técnicos que ha tenido. Mi filosofía es la filosofía que me ha hecho crecer como futbolista, que es la de Newell’s y la de Rosario. Me ha hecho llegar a Primera y consagrarme en Europa. Yo creo mucho en la formación de Jorge Griffa, en la formación que Griffa le dio a Marcelo Bielsa y que Bielsa llevó a cabo muy bien. Yo voy por ese lado, para mí son referentes. ‘Marcelino’ es un técnico que me ha llegado mucho, ha logrado sacar el jugo a las piedras. José Pékerman también, desde las juveniles de Argentina. Son técnicos que a mí me gustan mucho. Después, hay técnicos que están rindiendo muy bien. Es el caso de Gallardo, que aquí en Argentina tuvo ocho años espectaculares en River Plate, o de Scaloni, que logró Copa América y Mundial, un gran éxito.

P: Scaloni ha dejado boquiabierto a todo el mundo dejando en el aire su continuidad. Como excompañero suyo, ¿qué opina?

R: Sí, se armó un revuelo. Yo creo que va a continuar, no sé por cuánto tiempo ni sé lo que sucede ahí adentro. Sé que ha conseguido cosas muy importantes y que ha consolidado un grupo y, respecto lo que pasa ahí dentro, no puedo dar opinión porque no sé lo que está pasando. Él declaró que estaba en duda, pero yo considero que va a continuar. No sé hasta cuándo, pero va a continuar.

P: Las dos últimas que le lanzo. La primera: a día de hoy, ¿qué hace Aldo Duscher? Y la última, ¿se le quedó alguna espinita clavada de su carrera como jugador?

R: De jugador, tal vez me faltó jugar un Mundial. Estuve a punto de jugarlo. Y, nada, estoy empezando una nueva carrera. Espero tener éxito. Me toca prepararme de la mejor manera y encontrar, tal vez, un club que vaya por los mismos caminos que yo. No hay desesperación en agarrar cualquier cosa, quiero que mi carrera continúe y tenga duración. Quiero trabajar seriamente y cambiar un poco el fútbol, que está ya muy trillado.

Sigue el canal de Diario AS en WhatsApp, donde encontrarás todas las claves deportivas del día.

Normas