NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

DEPORTIVO

Acertar de nuevo con los sub-23, otro reto para el Deportivo

El Deportivo, que dio en la diana la pasada temporada con las cesiones de Juergen, William y Soriano, todavía no ha fichado ningún sub-23 este año.

Actualizado a
Abajo a la izquierda Juergen, William y Soriano, los tres jugadores sub-23 del Deportivo.
RCD

Las normas para la confección de plantillas en Primera Federación son muy particulares. No existe límite de extracomunitarios y el máximo es de 23 fichas, 24 si hay dos porteros senior. De ellas, el tope es de 17 y 18 senior respectivamente con un tope de seis fichas para jugadores sub-23, aunque no es obligatorio cubrirlas todas. Con estas premisas, y dado el peso de los jóvenes en las plantillas, el Depor está obligado a repetir el acierto del año pasado con los sub-23 si quiere competir por el ascenso.

En la campaña 2021-2022 el club coruñés cubrió las seis fichas sub-23 y el éxito fue notable, ya que tres de ellos figuran en el once tipo de la temporada por minutos jugados. Uno fue el intocable Juergen Elitim, al que el Deportivo ha intentado retener un año más pero que finalmente jugará en Segunda con el Racing de Santander. El colombiano, que en once días cumplirá los 23 años y pertenece al Watford, acabó como el máximo asistente de Primera RFEF.

Por detrás de Juergen se sitúa William de Camargo (23 años y esta temporada ya será senior). El brasileño, cedido por el Leganés, marcó tres goles y aportó mucho desequilibrio en ataque por la banda izquierda. Su temporada fue de más a menos y no repetirá. Justo lo contrario sucedió con Mario Soriano, sin hueco en la primera vuelta y que acabó la liga como el jugador más en forma y sumando cinco goles. El mediapunta, de solo 20 años, pertenece al Atlético de Madrid y el Depor intenta prolongar su cesión, aunque no es fácil. Como en el caso de Juergen, ofertas de Segunda pueden alejarlo de A Coruña a pesar del empeño blanquiazul.

Calavera, Pablo Brea y Valín

En el otro lado de la balanza se sitúan los otros tres sub-23. Calavera, también cedido por el Atlético y de 22 años, solo jugó 447 minutos con cuatro partidos como titular. La quinta plaza para menores de 23 años fue para un jugador de la casa: Pablo Brea (21). El meta santiagués fue el escudero del intocable Ian Mackay y disputó dos partidos de liga por la lesión del capitán. Este año, tras el fichaje de Edu Sousa su rol, en principio, será el de tercer portero de la plantilla.

Peor le fue a Marcos Valín (21 años), que no llegó a debutar y se fue cedido en el mercado invernal al Cornellà. El lateral regresa tras su cesión, pero no entra en los planes del club de cara a la próxima temporada. Lo mismo sucede con Gandoy, aunque este ya no es sub-23. La aportación más destacada de la cantera fue para Noel, que ya pertenece al Real Madrid; Trilli, operado hace poco del tobillo que lastró su presencia; y Yeremay, que acabó teniendo minutos en el tramo final.

Van cuatro fichajes, todos senior

Los tres jugadores de la cantera tenían ficha con el Fabril y el Deportivo debe decidir si esta temporada repite fórmula con Trilli y Yeremay o bien les da una de las seis fichas sub-23, lo que imposibilitaría que jugasen en el filial. Hasta el momento, el Depor ha realizado cuatro fichajes (Gorka Santamaría, Víctor Narro, Isi Gómez y Edu Sousa) y todos ellos ocupan fichas senior. La lista podría subir a seis si finalmente se confirman las renovaciones de Antoñito y Jaime.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?