NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

Real Madrid

Mariano, un delantero estancado

El atacante solo ha marcado siete goles desde la temporada 2018-19. Con un bagaje de 0,39 goles por partido desde su vuelta, está en la rampa de salida.

Antonio Villar
Actualizado a
Mariano sentado en el banquillo del Santiago Bernabéu frente al Alavés.
JUAN AGUADODiarioAS

Mariano Díaz (28 años) no termina de hacerse un hueco en el Madrid. Tras su vuelta a la entidad merengue (2018) procedente del Olympique de Lyon (donde logró 21 goles en 48 partidos), solo ha podido anotar siete goles en las últimas cuatro temporadas. Tiene un promedio de 0,39 goles por partido desde que regresara al Bernabéu en la temporada 2018-2019 y está en la rampa de salida. Roma, Deportivo de La Coruña, Alavés, Villareal (tres), Barça y Cádiz son los equipos con los que ha visto puerta el delantero blanco.

El hispano-dominicano deslumbró a todos desde su llegada al filial proveniente del Badalona en 2013. En sus primeras dos temporadas con el Real Madrid C, el atacante consiguió anotar 32 goles en 43 partidos oficiales con la elástica merengue, ganándose el apodo de Mariano Nazario. En el curso 2013-2014 continuó con su ascenso dentro del club y pasó a ser parte del Real Madrid Castilla afinando, aún más, su olfato goleador: 48 tantos en 46 encuentros. Todo un diamante que se estaba puliendo en la cantera blanca. Sus estadísticas no pasaron desapercibidas para Zidane y empezó a contar con el delantero durante la temporada 2016-17, debutando en partido oficial contra el Celta en la jornada 2 de Liga, sustituyendo a Morata en el minuto 77 de partido. Antes, durante la gira americana de ese mismo verano, Mariano tuvo minutos ante el Paris Saint-Germain en la Internacional Champions Cup, donde pudo aportar su granito de arena junto a otros compañeros del filial. Dos días más tarde, en el mismo torneo, sería titular ante el Chelsea consiguiendo su primer tanto con el equipo merengue (victoria por 3-2 frente al equipo inglés). Su primer gol oficial no llegó hasta la ida de los dieciseisavos en Copa del Rey (27 de octubre de 2016): anotó ante la Cultural Leonesa en el 1-7 del Madrid al equipo leonés. En el partido de vuelta seguiría su festín: logró un hat-trick en el triunfo blanco por 6-1. Pero tras su espectacular arranque, no contaría para los planes de Zidane y acabó la temporada 2016-17 participando en solo 14 partidos oficiales (303 minutos) de los 60 que jugaría el Madrid a lo largo de la campaña.

Una vez que finalizó la temporada de su debut con el primer equipo, el Olympique de Lyon llamó a su puerta: Jean-Michel Aulas, presidente del club francés, quería a la joya de La Fábrica por todos los medios posibles (tildó al fichaje como prioridad absoluta para la temporada 2017-2018) y llegó a un acuerdo con la entidad madridista para que el delantero jugase en Francia durante los siguientes cinco años a razón de ocho millones de euros por temporada. El Madrid se guardaría una opción preferencial para un futuro traspaso (la ejerció una temporada después por 22 millones de euros). Mariano, que comunicó en la rueda de prensa de su presentación que llegaba al Lyon con muchas ganas de triunfar, logró unos números fabulosos en su primera y única temporada: 21 goles y 6 asistencias en 48 partidos. Todo hacía indicar que, a partir de ese curso, el atacante iba a explotar en Europa, pero...

El Sevilla entra en escena

El club hispalense llegó a un acuerdo con el canterano blanco para hacerse con sus servicios por 35 millones de euros. Todo indicaría que el delantero recalaría en las filas sevillistas y volvería a España una temporada después. Y tanto que volvió, pero al Real Madrid. Se produjo un giro de 180º en la operación. El club merengue ejerció su preferencia para que el atacante volviese a la entidad madridista por unos 35 millones tras ser petición expresa de Julen Lopetegui. Tras su regreso al Paseo de la Castellana llega el estancamiento: participó en 59 partidos oficiales (26,04%) de los 215 encuentros que jugó el Madrid, cumpliendo los 90 minutos en solo cuatro ocasiones y anotando siete goles (seis en Liga: Alavés, tres al Villarreal, Barça y Cádiz, y uno en Champions: frente a la Roma). Sin noticias del futbolista que se fue para triunfar en Francia.

Desde su llegada en 2018, Mariano promedia 0,39 goles por partido jugado y en el último curso bajó a 0,16. En las últimas tres temporadas sale a tanto por año (gol al Barça en la 2019-20; anotó ante el Villarreal en la 2020-21; y el restante, al Cádiz en la penúltima jornada del pasado campeonato liguero, cerraría otra temporada nefasta para el delantero). Un bagaje muy escaso para un jugador que vive del gol. A pesar de su poco rendimiento dentro de los terrenos de juego, el Benfica echó el resto por él durante el verano pasado: acordó su incorporación con el Madrid, pero el jugador, que quería un salario de cinco millones netos por temporada, no quiso moverse de la capital de España.

Sin embargo, ha podido conseguir varios títulos con la entidad blanca: tres Ligas, dos Champions, dos Supercopas de España, una Supercopa de Europa y un Mundial de Clubes. Un registro de logros impresionantes sin ser pieza clave de un club que apostó por él doblemente. Mariano, que debutó con la Selección Dominicana en un amistoso ante Haití el 24 marzo de 2013 (con gol incluido), renunció a jugar más con Los Quisqueyanos para alcanzar su máximo sueño: debutar con Selección española en partido oficial. Mucho deben cambiar las cosas para que esto suceda, pero el mundo del fútbol es imprevisible…

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?