NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

ATHLETIC

Los 100 días de Uriarte como presidente

El emprendedor bilbaíno le ha venido todo rodado y vive en una nube. La elección de Valverde como entrenador, su mayor acierto

Actualizado a
Los 100 días de Uriarte como presidente

Cien días de gracia suele otorgarse a los dirigentes, ya sea políticos o de otros ámbitos tales como el futbolístico, antes de realizar un primer juicio de su gestión. En el caso de Jon Uriarte al frente del Athletic, la nota no puede ser más alta. Todo le ha venido rodado al emprendedor bilbaíno, elegido el pasado 24 de junio por una amplia mayoría frente a sus dos competidores, Iñaki Arechabaleta y Ricardo Barkala. Su antecesor, Aitor Elizegi, le dejó resueltas dos papeletas tan espinosas como la reforma de Estatutos y la Grada de Animación, y el actual mandatario se ha limitado a poner en marcha ambas iniciativas sin generar más ruido del que se pudo escuchar en las Asamblea para su aprobación. La tribuna norte baja es un espectáculo y la carta magna que ya gobierna el club encanta a todos los socios.

En lo deportivo, Uriarte se ha encontrado además con el mejor inicio de temporada de los últimos 66 años. Con un equipo que abruma a los rivales y encandila en San Mamés. La elección como técnico de Ernesto Valverde, que le pidió en las elecciones compartir cartel con Ricardo Barkala, ha sido un acierto absoluto. El presidente tan sólo ha tenido que soportar tres momentos de zozobra: el deseo de Iñigo Martínez por irse al Barcelona, abortado de raíz al descartar la insuficiente propuesta culé; las cuotas a la carta en la Grada de Animación, cuando poniendo más dinero los aficionados se aseguraban un asiento y asistir a los partidos del filial y el Femenino, mientras que el resto entraban en un sorteo; y la recurrente cuestión sobre la ausencia de un director deportivo. El cese de Carlos Aviña en plena campaña por unos tuits del pasado homófonos apenas le restó crédito a Uriarte. Por último, entró en un rifirrafe con el contador de Elizegi, Jon Ander de las Fuentes, cuando declaró que el último ejercicio arrojaban diez millones de pérdidas, algo en lo que discrepa la directiva anterior. El origen del debate se encuentra en unas discrepancias contables: Uriarte considera que la rebaja de las cuotas de la Grada de Animación supone una pérdida importante y el contador de la junta pasada pone el énfasis en que hay que tener en cuenta una serie de ingresos que llegan a través de la misma.

La directiva renovó a Capa, incorporó a Herrera como cedido del PSG, prolongó el contrato de Morcillo y cedió a Núñez al Celta con una opción de venta de 7 millones más variables al club vigués, un movimiento casi histórico en la era moderna en el Athletic. Su primer examen tendrá lugar el día 26 de este mes de octubre. Y de aquí a 2024 se le presenta la primer patata caliente: todos dan por hecho que Iñigo Martínez se va al Barcelona, pero sería un mazazo para la masa social no llegar a un acuerdo para renovar a Nico Williams y Sancet en estos 21 meses que quedan para que sean jugadores libres. Son dos de los leones sobre los que hay que cimentar el futuro.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?