NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

GRUPO C | INTER 1 - BARCELONA 0

La polémica: posible penalti de Eric y Dumfries, gol anulado a Pedri, roja perdonada a Çalhanoglu...

Iturralde González, analista arbitral de AS, explica las decisiones de Slavko Vicic, árbitro del partido, que tuvo que lidiar con varias jugadas discutibles.

Actualizado a

Dominaba el Barcelona en el Giuseppe Meazza cuando la polémica entró en escena en el minuto 22, añadiendo otro capítulo al historial de enredos del videoarbitraje y la interpretación del reglamento. Di Marco sirvió al segundo palo desde costado izquierdo, cerca del pico del área, cuando Christensen rechazó el balón, que acabó impactando en el brazo de Eric García tras un rebote.

“Hay penalti de Eric. No es fuera de juego. Por lo tanto, hay penalti. Lo único que le puede salvar es que hubiera fuera de juego, pero el penalti es clarísimo…”, afirmaba Iturralde González, excolegiado internacional y analista arbitral de AS, en Carrusel Deportivo. Todo hacía indicar que Slavko Vicic, el árbitro designado para el encuentro, señalaría los once metros, pero acabó acudiendo a la pantalla para acabar señalando un fuera de juego previo a la infracción del central azulgrana.

Ampliar

“Es una interferencia”

Es un desajuste. EL VAR no es de la misma nacionalidad que el árbitro. El protocolo es el mismo pero no se usa igual en todos los países. Esta decisión se lo ha sacado de la manga, no sé por qué…”, comenzaba explicando Iturralde, ante la perplejidad sobre la toma de decisión del colegiado esloveno del partido. Sin embargo, posteriormente, una vez analizada la jugada explicó el motivo del por qué acudió al monitor para revisar la jugada.

“Si os fijáis en el fuera de juego, el jugador del Inter en ningún momento toca el balón porque es un despeje del jugador del Barça. El jugador del Inter está por detrás del jugador del Barça. Entonces sí que es interferencia porque no le viene luego al jugador del Inter que estaba en juego. Es un centro al segundo palo en el que Christensen corta el balón, le da al jugador del Inter y al final acaba en penalti. Pero como ese jugador está muy cerca de Christensen en el despeje, lo que es es una interferencia. Está bien pitado” concluyó.

Gol anulado a Pedri

Tras un disparo de Dembélé repelido por la madera como aperitivo, Pedri aprovechaba un balón suelto en el área pequeña para empatar en el 67′ a puerta vacía tras servicio lateral de Dembélé. Sin embargo, Vicic volvía a hacer el gesto del monitor para revisar en el VAR una posible mano previa de Ansu Fati que acabaría invalidando el gol: “Aquí no se puede hablar de rebote. Ansu tiene la mano arriba con la intención de tocar el balón. Por tanto, no vale el rebote que viene del portero. La intención solo la sabe él, pero la lleva muy arriba desde el principio. Mano clara”, explicaba Iturralde.

Ampliar

Roja perdonada a Çalhanoglu

Apenas diez minutos después del gol anulado a Pedri, el Inter volvía a suspirar con una decisión arbitral. Hakan Çalhanoglu arriesgaba con un tackle abajo sobre Sergio Busquets, cuyo tobillo acabaría golpeando. “Claramente roja a Çalhanoglu, le tiene que avisar el VAR”, explicaba Iturralde González. El turco, actuando de pivote improvisado ante la baja de Brozovic, solo veía tarjeta amarilla, lo que impidió que el VAR entrara en escena, al estar ya la jugada juzgada.

Ampliar

Posible mano de Dumfries y caída de Lewandowski en el área

El zafarrancho final de combate azulgrana buscando ese empate que no llegó añadió al glosario de la polémica otras dos acciones, prácticamente consecutivas. En la primera, un balón botado al segundo palo y teledirigido a la cabeza de Ansu Fati acaba siendo desviado por el antebrazo de Dumfries, como se puede apreciar en la imagen.

Ampliar

Es penalti, le da con la mano. Aquí sí que puede caber la amonestación porque justo va a rematar Ansu Fati”, comenzaba analizando Iturralde. Sin embargo, el juego continuó mientras la sala VOR emitía la señal de ‘comprobación’. “Para el VAR no es mano. Ellos interpretarán que esa mano no es voluntaria o le da primero con la cabeza”, expresaba Iturralde, sin encontrar explicación técnica a la toma de decisión del VAR, que acabó por considerar que no existía punidad en la acción del carrilero neerlandés.

Posteriormente, en otro saque de esquina, Lewandowski era desplazado por Skriniar cerca del área pequeña cuando el polaco se disponía a cabecear. Ni el árbitro ni el VAR consideraro que la intensidad fuera suficiente para indicar penalti.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?