NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

REAL MURCIA

La paz llegó cuando nadie la esperaba

Con el grupo opositor liderado por Francisco Tornel al acecho para derrocar a Ramos, la Junta de Accionistas acabó con un abrazo entre ambos y con la entrada de Felipe Moreno otra vez como meta.

Actualizado a
La paz llegó cuando nadie la esperaba
REAL MURCIA

En el Real Murcia, en el ámbito institucional, las cosas cambian de un día para otro, incluso de un instante a otro. El ejemplo más claro es lo ocurrido en los últimos días, cuando se daba por hecho el acuerdo Agustín Ramos, presidente y máximo accionista, y Felipe Moreno, ex propietario del CD Leganés. En apenas 48 horas, todo se fue por los aires y se llegó a la Junta de Accionistas de este martes con la opción de que Ramos perdiese su mayoría accionarial en detrimento de un grupo de accionistas liderados por el ex mandatario grana Francisco Tornel, cuya intención era recuperar la negociación con Moreno además de salvaguardar sus intereses como accionistas.

En medio de la Junta, con momentos de tensión incluido y puesta a disposición de los accionistas del cargo de presidente por parte de Ramos, todo acabó en un abrazo cuando menos se esperaba. La mayor discrepancia que había se solucionó con un acuerdo entre las dos partes, gestores actuales y grupo de Tornel. Se modificó el orden del día para una votación para la apertura de una campaña de préstamos convertibles de diez millones de euros, que fue aprobada con el 100% de los votos. Este punto ayudaría a la vuelta a las negociaciones con Felipe Moreno, que según Ramos le aseguró que “no había nada roto”, retrocediendo ambos en lo anunciado entre domingo y lunes.

Nadie se fía de nadie

A pesar de la foto de Ramos y Moreno y el apretón de manos entre Ramos y Tornel, ninguna de las partes tiene plena confianza la una en la otra. Lo reconoció el propio presidente del Real Murcia en la rueda de prensa del pasado lunes, donde explicó los motivos de la ruptura del pacto con Moreno. A ello hay que añadir la mala relación de Ramos y el grupo de accionistas liderado por Tornel, cuyas exigencias también fueron importantes para que el acuerdo no siguiese adelante.

Ahora todos salen beneficiados, pero desde todas las partes saben que esto no ha acabado aquí. El siguiente paso será retomar las conversaciones con Moreno, que éste cumpla lo pactado sobre las acciones judiciales de Mauricio García de la Vega, y entonces pase a formar parte de forma directa del Real Murcia.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?