NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

INGLATERRA

Los datos sumergen al United en una debacle histórica

Los jugadores del United tenían día libre el domingo, pero tras la goleada recibida, el entrenador decidió castigar a la plantilla con la distancia que recorrió el rival.

Actualizado a

Es difícil empezar peor. Ese es el resumen de los principios de Erik ten Hag al frente del Manchester United, que después de perder en casa contra el Brighton por 1-2 y de caer en el oeste de Londres por 4-0 ante el Brentford en las dos primeras jornadas de la Premier League, se ha convertido en el entrenador del club con peores números de los últimos 101 años.

Así pues, hay que bucear en las estadísticas para encontrar un estreno más desfavorable para un entrenador del United, allá por 1921. Fue con John Chapman en el cargo, aunque en 1992, ya en la sexta campaña de Sir Alex Ferguson como técnico de los ‘Red Devils’, el equipo también perdió en las dos primeras jornadas de la Premier. Y eso les terminó relegando a la última posición de la tabla, cuando entonces había 22 equipos en la primera división inglesa.

Ahora Ten Hag ha seguido los pasos de Ferguson y el United ocupa el puesto 20 de la tabla, con dos partidos perdidos, seis goles en contra y solo uno a favor. Eso sí, los malos datos no se quedan ahí, y es que el Brentford no le ganaba desde 1938. Tampoco había perdido nunca contra el Brighton en Old Trafford, aunque los ‘Diablos Rojos’ parecen dispuestos a disolver todos los récords negativos.

“Es una basura. Es pobre. Necesitamos estándares más altos que eso, eso está claro”, se despachó Ten Hag en los micrófonos de Bein Sports al término del partido contra el Brentford. Un equipo que cumple la segunda temporada de su historia en la Premier pero que consiguió marcar cuatro goles al United entre el 10′ y el 35′, o lo que es lo mismo, en cuestión de 25 minutos.

Y uno de los nombres propios de la goleada fue David de Gea, que con dos errores regaló los dos primeros goles a las avispas. Por eso el portero español pidió hablar y se culpó de la derrota en los micrófonos de Sky Sports. Un gesto que gustó a la afición de los diablos rojos, más acostumbrada de lo común a oír este tipo de explicaciones. Ya el año pasado, cuando no se clasificaron para la Champions, De Gea tomó la palabra y evitó esconderse. Aún así, tiene muy difícil su presencia en el Mundial y Luis Enrique lleva varias convocatorias sin llamarle para la Selección.

Un castigo con mensaje a la plantilla

Pero los problemas de Ten Hag no se concentran en la portería. La dolorosa derrota en el Community Stadium deja en muy mal lugar a los jugadores del equipo mancuniano, que corrieron 13,8 kilómetros menos que el Brentford: 109,4 km por 95,6 km. Y lo mismo sucedió en el número de sprints, con 90 de los londinenses por 65 del United. Buena nota de ello tomó el entrenador holandés, que canceló el día de descanso y el domingo obligó a la plantilla a correr 13,8 kilómetros, precisamente. “Fue como ver un partido de adultos contra niños”, coincidían las leyendas y ahora comentaristas del fútbol inglés, a las que también traspasó la tensión del momento.

“Mírame cuando te esté hablando”, le soltó Jamie Redknapp a un incrédulo Gary Neville al final del duelo. Toda una exhibición por parte del Brentford, que no lograba una mayor diferencia positiva de goles desde 1938, cuando ganó al Grimsby Town por 6-1. Y eso que el equipo dirigido por Thomas Frank se pudo marchar con más goles de su cita con el United, al que solo le queda otra revolución de la plantilla.

Ten Hag no termina de coger las riendas

Con el inicio de la Premier, Ten Hag apostó por los cambios, pero no han funcionado. Como adelantó este periódico, Lisandro y Maguire partían como pareja de centrales titulares y no han mejorado a Varane, el gran damnificado. En el medio, a falta de fichajes, el dúo Fred-McTominay no ofrece suficientes garantías y solo Eriksen ha dado mejores señales, aunque ayer falló en el segundo gol, con la colaboración de De Gea. A pocos se puede salvar de un United con un ataque formado por Sancho, Rashford y Cristiano, demasiado ausentes a la espera de Martial, que fue el mejor de la pretemporada y está de baja.

La gira por el Sudeste asiático y Oceanía fue sin duda el mejor momento de Ten Hag, que se marchó invicto con tres victorias y un empate, pero el ambiente se enturbió después del amistoso con el Rayo, que sirvió de presentación ante la afición en Old Trafford. Algunos jugadores, entre ellos Cristiano, salieron del estadio sin esperar al pitido final y más allá del polvorín que se montó en las redes sociales y en los medios de comunicación, la noticia enfureció al técnico, que no tardó en recrudecer las restricciones de un vestuario que ha tomado el mismo rumbo que el curso pasado.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?