NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

GIBRALTAR

La historia del Bruno’s Magpies: del pub a Europa

En 2013, un adolescente de Reino Unido decidió fundar un equipo porque no encontraba donde jugar. Aquel club debuta esta semana en Europa.

Actualizado a
La historia del Bruno’s Magpies: del pub a Europa

José Pedrosa Galán (León, 1986) las ha visto de todos los colores. Formó parte de la cantera del Atlético de Madrid y posteriormente emprendió un viaje que le ha llevado a jugar en casi una quincena de países diferentes. Tailandia, Indonesia, Austria, Jordania, Chipre, Rumanía, Finlandia, Andorra, Hong Kong, Catar, Arabia Saudí y Canadá forman parte de su hoja de ruta. El leonés está curtido en mil batallas, pero debutar en la UEFA Conference League con un equipo fundado en un pub que, hasta hace poco, lucía un cóctel como escudo no entraba en sus planes. El Bruno’s Magpies, ahora FCB Magpies, se convertirá el próximo jueves en el quinto club gibraltareño en jugar un partido de competición europea. Lo hará nueve años después de su fundación, la cual tuvo lugar en un restaurante situado a escasos 200 metros del Estadio Victoria, el Bruno’s Bar & Restaurant.

“Antes, de Gibraltar solo se conocían Lincoln y Europa. Queremos poner al Magpies también en el mapa”

José Pedrosa Galán

Louis Perry, un adolescente de Reino Unido que entonces solo tenía 18 años, se mudó a Gibraltar después de que sus abuelos adquirieran el Bruno’s. Intentó seguir jugando al fútbol, algo que ya había hecho en Portsmouth, pero no encontró equipo y decidió fundar el suyo propio. Para inscribirse en la Federación tan solo necesitó 500 libras, dinero que obtuvo convirtiendo a sus abuelos en espónsor. Luego le ofreció el puesto de entrenador a un cliente habitual, Mick Embleton, fan del Newcastle United e íntimo amigo de Alan Shearer. Mick no tenía ninguna formación, pero ya había entrenado antes y aceptó con una condición: que ‘Magpies’, apodo con el que se conoce al Newcastle, formara parte del nombre del club. Fue así como nació el Bruno’s Magpies, que comenzó compitiendo en 2013 en Segunda, en 2019 ascendió a Primera y el pasado curso alcanzó la final de la Rock Cup, lo que, unido a una meritoria cuarta posición en liga, le dio la oportunidad de jugar la fase previa de la UEFA Conference League. “Antes, de Gibraltar solo se conocían Lincoln y Europa. Queremos poner al Magpies también en el mapa”, advierte Galán, ansioso por enfrentarse al Crusaders FC, campeón de Copa en Irlanda del Norte: “Tenemos que salir muy enchufados. Les ganaremos si jugamos al nivel que acabamos la temporada pasada”. En la siguiente ronda espera el Basilea.

Tras los pasos del Lincoln

El año pasado, el Lincoln Red Imps consiguió clasificarse para la fase de grupos de la Conference League y el Bruno’s Magpies, que para esta temporada ha cambiado su denominación -ahora es FCB Magpies- y ha modernizado su escudo, espera seguir sus pasos y escribir su nombre con letras de oro en la historia del fútbol gibraltareño. “Va a ser muy complicado, pero ¿quién va a creer si no creemos nosotros?”, valora el director deportivo Jansen Dalli, uno de los grandes culpables del crecimiento de las ‘urracas’. Dalli llegó al Bruno’s en 2019, después de que Haig Oundjian, expresidente del Watford y patinador artístico en las décadas de los 60 y 70, se convirtiera en presidente y máximo accionista. El gibraltareño ha dotado al club de una profesionalidad difícil de alcanzar en un territorio que cuenta con poco más de 30.000 habitantes y donde son pocos los locales que pueden dedicarse exclusivamente al fútbol. Sin ir más lejos Kyle Casciaro es agente de carga y Jamie Coombes trabaja para el gobierno gibraltareño. “Muchos llanitos se dedican a otra cosa, pero cada vez son menos. El fútbol de Gibraltar está creciendo mucho y cada vez somos más los futbolistas que tenemos contratos profesionales”, descubre Galán, que llegó en enero junto al técnico inglés Nathan Rooney, con el que el Bruno’s ha conseguido 10 victorias, un empate y cuatro derrotas en 15 encuentros.

El español José Galán, durante un partido del Bruno's Magpies en Gibraltar.
Ampliar
El español José Galán, durante un partido del Bruno's Magpies en Gibraltar.

Tras acabar la pasada temporada por todo lo alto -el único pero fue la derrota en la final de Copa frente a Lincoln- José Galán afronta la fase previa de la Conference League con optimismo, aunque, como voz de la experiencia, también se ha encargado de que sus compañeros mantengan los pies en el suelo. “El otro día tuvimos charla con el presidente y nos dijo que habíamos logrado algo que nunca ha conseguido el Watford, que es jugar competición europea. Es la primera vez para el Bruno’s y veo al equipo muy ilusionado. La fe mueve montañas, pero debemos ser cautos porque el favorito es el Crusaders”, valora el leonés, que espera entre dos y tres mil personas el próximo jueves en el Estadio Victoria. Quienes acudan serán testigos de la ratificación del Bruno’s Magpies, que ha crecido tanto que del equipo que vio la luz en el Bruno’s Bar & Restaurant ya solo queda el nombre. “Ya solo mantenemos un pequeño patrocinio porque los aficionados siguen animando al grito de ‘Bruno’s’. La historia es muy bonita, pero ya no somos un equipo de pub, somos un equipo de fútbol”, sugiere Jansen. “Es una gran oportunidad para darnos a conocer. No tenemos nada que perder”, dice un emocionado Louis Perry. El hombre que puso la primera ha heredado el negocio de sus abuelos y desde la barra del bar advierte: “Si ganamos habrá cervezas para todos”.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?