NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

FRANCIA

El PSG entra en una nueva era

La posible venta de una participación del club, el nuevo estadio y la inauguración de un moderno centro de formación provocan una nueva era en París.

París (Francia)Actualizado a
El escudo del PSG.
FRANCK FIFEAFP

El PSG ha decidido entrar en una nueva dimensión, coincidencia o no, después del Mundial de Qatar. Si 2022 era una fecha clave para los propietarios del club por la disputa de la cita mundialista, el porvenir se anticipa intenso. Primero, por abrirse a que nuevos propietarios entren a invertir; segundo, por un nuevo estadio y, tercero, por la inauguración, en 2023, de un lujoso centro de formación que catapultará al conjunto parisino para intentar ser el mejor equipo del mundo.

La primera de las medidas que quiere implantar Al-Khelaïfi es la apertura a nuevos inversores. El presidente del PSG reconoció esta semana en una entrevista que estaban barajando distintas ofertas y que no descartaban ceder una de las partes de QSI, que tiene el 100 % de las participaciones, a un comprador. De momento, un fondo americano ya ha manifestado interés, aunque todavía no hay nada concreto.

Que el PSG reconozca que está dispuesto a ceder no significa que vayan a dejar de invertir. Más bien lo contrario. El Parque de los Príncipes se queda obsoleto para los dirigentes, que ya están buscando cómo trasladarse de Boulogne a un complejo que pueda albergar un mayor número de espectadores. La primera opción era ampliar el estadio actual, pero los impedimentos del Ayuntamiento, que dispone de un contrato de arrendamiento de más de 30 años vinculante, han provocado que se sospesen más posibilidades. En 2015, el PSG planteó incluso demoler el estadio y volverlo a construir, pero París se negó rotundamente.

Aunque en primera instancia parecía que el Stade France, del que es propietario el Estado Francés, era la opción número uno, según Le Parisien no hay, ni parece que habrán, negociaciones entre el PSG y el Ejecutivo para negociar la compraventa del recinto. Un hipódromo en Saint-Cloud, muy cerca del Parque de los Príncipes, y Poissy, localidad pegada a París, son otras posibilidades que tiene en mente Al-Khelaïfi. De hecho, el alcalde de la ciudad estaría encantado de acoger al PSG.

A ello hay que añadir un novedoso centro de entrenamiento, en Ivelines, Isla de Francia, que inaugurará en 2023, justo un año del pistoletazo de salida de los Juegos Olímpicos de París. El perímetro contará con 74 hectáreas repartidas en tres niveles que albergará, además, 17 campos de fútbol, cuatro de ellos con sistema de calefacción en sus interiores. No se descarta, a su vez, que el PSG construya un nuevo estadio en este recinto, que se sitúa en Poissy, en la localidad de Yvelines, si no encuentra ofertas que le satisfagan lejos del Parque de los Príncipes.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?