NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

INGLATERRA

Así quedaría el once del United con Casemiro

El centrocampista llegaría a un equipo falto de líderes, que sufre demasiado en defensa. Con Fred, podría reeditar el medio campo de la selección brasileña.

LondresActualizado a
Así quedaría el once del United con Casemiro

Erik ten Hag quería a un líder para su nuevo proyecto en el Manchester United, y Carlos Henrique Casemiro (30 años) podría ser el hombre que andaba buscando. Después de siete años y cinco Ligas de Campeones con el Real Madrid, el centrocampista defensivo daría un salto de calidad a la línea media del equipo mancuniano, que ha vivido su peor arranque en los últimos 30 años.

Pero con la inminente llegada de Casemiro, los red devils esperan ganar en carácter y liderazgo. Dos cualidades que se han echado en falta en Old Trafford, también la pasada campaña, cuando el United no consiguió clasificarse para la Champions League y se empezaron a discutir a los puntales del equipo, como Harry Maguire.

Tanto es así que el brazalete pudo pasar a la manga de David de Gea, aunque el portero español tampoco atraviesa por su mejor momento y Ten Hag prefirió seguir con Maguire como capitán. Ahora bien, las derrotas ante el Brighton y el Brentford han reabierto el debate en defensa, y si Varane partía como suplente, ahora el damnificado será precisamente Maguire.

De cualquier forma, la incorporación de Casemiro serviría para mejorar el trabajo sin balón de los diablos rojos, a los que les cuesta mucho mantener una presión acompasada. En ese sentido, el pivote brasileño podría ordenar las líneas defensivas del United, acostumbrado a jugar con una formación en 4-2-3-1.

Y a pesar de que en el Madrid estaba poco acostumbrado a jugar en doble pivote, Casemiro lo hace a menudo con Brasil, y encima con Fred al lado. De este modo, el equipo mancuniano podría reeditar el medio del campo de la selección de Tite, que libera a Fred de algunas ataduras defensivas y deja el peso del trabajo a Casemiro. Era, además, otra de las peticiones de los seguidores del United, a los que la pareja Fred-McTominay no convencía y que los últimos resultados han terminado por tumbar.

Dudas con balón, certezas a corto plazo

Pese a lo sorprendente del fichaje, el movimiento de Casemiro garantizaría un rendimiento inmediato a Ten Hag, que necesitaba alentar a una plantilla caída en el desánimo. Eso también se traducía en el juego, cada vez menos ambicioso, y lo que impedía al United dominar los partidos, aún siendo superior a su rival.

Ahora, con el brasileño como eje del equipo, el técnico holandés pretende revertir la tendencia y volver a tomar las riendas del juego, empezando por recuperar pronto el balón y ganar los duelos aéreos. Dos elementos vitales para reconciliar a los red devils con la posesión, aunque Casemiro no estaría tan responsabilizado de esta segunda tarea porque nunca lo estuvo en el Madrid ni en su selección. Pero el United tiene jugadores de buen pie, como Bruno Fernandes o Christian Eriksen, para que la teoría de Ten Hag se pueda llevar a la práctica, a falta de la incorporación de más futbolistas creativos.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?