NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

MÁS FÚTBOL

Un juego para detectar el abuso: “Pasa a menudo y no se identifica”

La exfutbolista profesional Vicky Conde lanza ‘Fix It!?, un juego de cartas que pone el foco en problemas de la vida real: racismo, machismo, homofobia, acoso...

Actualizado a
Vicky Conde posa con el juego de cartas que ha creado, Fix It!
JOAN M. BASCUDiarioAS

“Los problemas de abuso pasan muy a menudo y no se saben identificar”. Ese es uno de los motivos que ha llevado a Vicky Conde (Alcalá, 1993), que llegó a jugar en Primera división con el Rayo Vallecano, a crear un juego de cartas educativo en el que se abordan problemas como el racismo, la homofobia, el abuso infantil, sexual y online, el machismo, la exclusión de mujeres trans e intersex o el capacitismo. Con fecha de preventa fijada para el 20 de diciembre en su primera edición en inglés, Fix It!, que travesea con el doble significado del verbo (arreglar y/o amañar), puede ser jugado por parejas y en grupos de hasta 14 personas. Con una edad mínima de 13 años, está dirigido al sector deportivo (clubes, federaciones, Ligas...) y al educativo y se apoya en una web llena de definiciones y recursos que, espera su creadora, sirvan de punto de partida para ayudar a la gente que lo necesite.

“Jugué en Primera y recuerdo que la Liga vino a hablarnos de amaños y de no apostar obviamente en nuestra Liga. Pero nadie me vino a explicar qué era un abuso de poder ni cualquier otro tipo de abuso. Entonces pensé que el contenido que me estaban dando a mí, como una persona privilegiada que estudiaba un Máster de Ética e Integridad en el Deporte, tendría que estar disponible para todas y todos. Incluso para los que no está en la élite. Entonces, en 2020 me puse a escribir en un cuaderno y empecé a pensar en ideas para hacerlo de forma lúdica. Y así es como nació el juego”, explica Vicky Conde a AS en una larga conversación en la que no le quedan problemáticas sociales sin abordar.

Y es que la exfutbolista de Torrejón, Rayo Vallecano o Connecticut, que estudió CCAFYDE (Ciencias de la Actividad Física y del Deporte) en la Universidad de Alcalá, trabaja actualmente coordinando proyectos de integración en la fundación European Football for Development Network. Ahí llegó después de acabar el máster anteriormente mencionado mientras militaba en el Dukla Praha de la Primera división checa. Mediapunta de técnica depurada y golpeo estético, Vicky Conde destacaba por una visión de juego que, una vez colgadas las botas de forma profesional, ha sabido trasladar perfectamente a las cartas a través de Fix It! que, al fin, después de tres años, está a punto de salir a la venta.

“Desde la primera versión hasta la que hay ahora han participado ayudándome muchísimas personas... Lo he jugado con amigos, con compañeras de equipo, compañeros del máster, he recibido feedback, hecho modificaciones y ahora ya casi está. Lo he hecho en mis ratos libres y la financiación es toda de mi bolsillo, mis ahorros, apoyándome, también en amigos. Uno me ha hecho precio con el diseño, otra me ha hecho la web...”, detalla la exjugadora franjirroja, que siempre tuvo claro que quería volver a España con algo que le permitiera ayudar a crecer y mejorar el fútbol femenino. Su juego de cartas, sin duda, puede hacerlo.

Varias jugadoras prueban el juego Fix It! creado por Vicky Conde.
Ampliar
Varias jugadoras prueban el juego Fix It! creado por Vicky Conde.JOAN M. BASCUDiarioAS

Cómo se juega

En Fix It!, las personas que juegan roban cartas con el objetivo de conseguir el mayor número posible de medallas para ganar. Al final de la temporada, la que haya conseguido más gana el juego. Mientras, se enfrentan a diversas oportunidades para apoyar un deporte más seguro, ético e integrador, pero también experimentan problemas y barreras como las que aparecen en el mundo real: racismo, homofobia, abuso infantil, abuso sexual, abuso online, machismo, exclusión de mujeres trans e intersex, transfobia, capacitismo, personas desplazadas forzosamente, salud mental y física, dopaje, corrupción, amaños deportivos, trampas, sextorsión, valores en el deporte, Objetivos de Desarrollo Sostenible, equal pay, presión parental, retirada de deportistas...

Un juego, muchas posibilidades

“Con un juego puede beneficiarse todo el club, se va rotando para que todos sus integrantes puedan aprender de él. Tampoco hace falta que vaya yo a enseñar cómo se juega, pues habrá un vídeo explicativo”, afirma una Vicky Conde que se muestra entusiasmada con cada oportunidad que recibe para contar su proyecto. Ha tenido reuniones con COI, la AMA, lo he probado con deportistas olímpicos, presentado en un evento deportivo de las Naciones Unidas... Y ahora es el momento de llegar a su público objetivo: “Uno es el sector deportivo. Las federaciones, clubes, ligas, cualquier persona que esté involucrada como cuerpo técnico, psicólogos/as, etc. El otro, el educativo, institutos de secundaria, bachillerato o universidades”.

Eso sí, no es apto para menores de 13 años, aunque el abuso sexual sí aparece en el juego, no lo hace con una imagen explícita: “Es importante que con 13 años sepan identificar el abuso porque hay niños y niñas que lo reciben”. Como proyecto integral, Fix It! está acompañado de recursos, definiciones y enlaces útiles en su página web oficial. Un punto de partida para identificar cualquier tipo de abuso, pero también para saber dónde o cómo reportar.

“Sé que con este juego no vamos a evitar que todos los Rubiales abusen de su poder, pero estoy convencida de que ayudará a deportistas a detectar, prevenir y denunciar cuando pase”.

Vicky Conde, exfutbolista y creadora del juego Fix It!

El caso Rubiales

Vicky Conde, que compartió vestuario con Jenni Hermoso en el Rayo Vallecano allá por la temporada 2012-13, vivió el Mundial de Australia y Nueva Zelanda con cierta pena, como muchas otras personas a las que las reivindicaciones de Las 15 les parecían justas: “Soy de las que estuvo triste cada vez que avanzábamos una ronda. Feliz por ellas, pero triste por las que no estaban”. También es de las que identificó desde el principio lo que era ese beso no consentido que Luis Rubiales propinó a la mencionada delantera de la Selección española.

“Cuando vi el beso dije, me da pena, me da pena porque no hay nada, no nos enseñan nada sobre ello. Creo que estas cosas, no digo concretamente estos besos, pero estos problemas pasan muy a menudo y hasta las propias jugadoras no lo saben identificar. Tuvimos entre comillas la suerte de que fue en directo delante de todo el mundo”, analiza antes de culminar un discurso tan poderoso como convincente: “Lo primero que hay que hacer es que las jugadoras sepan dónde está el límite. Todas, no solamente las víctimas. Porque si otra jugadora lo ve... puede ayudar también. Esa es la idea del juego. Aprender lo que es cada problema, ponerle nombre a las cosas que están pasando y saber que podemos reportarlas. Sé que con este juego no vamos a evitar que todos los Rubiales abusen de su poder, pero estoy convencida de que ayudará a deportistas a detectar, prevenir y denunciar cuando pase”.

Sigue el canal de Diario AS en WhatsApp, donde encontrarás todas las claves deportivas del día.

Normas