NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

SELECCIÓN | SALMA

Salma Paralluelo: “El Barça no me dejaba hacer atletismo y fútbol”

Salma Paralluelo prometía muchísimo tanto en atletismo como en fútbol y tuvo que elegir. Se decantó por el deporte rey y con 19 años ya brilla en el conjunto culé y jugará el Mundial.

Palmerston North (Nueva Zelanda)Actualizado a
Salma Paralluelo: “El Barça no me dejaba hacer atletismo y fútbol”

Salma Paralluelo (Zaragoza, 2003) es la más joven de las futbolistas españolas en el Mundial. Tuvo que elegir entre atletismo y fútbol, y en muy poco tiempo se ha erigido en una gran estrella del Barça y de La Roja.

¿Cómo llegan al Mundial?.

Muy bien, con ganas e ilusión. Ya tenemos la necesidad de empezar, la verdad. De pequeña me imaginaba jugando un Mundial. Estar aquí peleando por esto es muy bonito.

¿Qué diría de sus inicios?

Empecé con atletismo y al mes en el mismo sitio empecé también con el fútbol. Siempre he jugado al fútbol en el parque con mis hermanos. Ellos ya no juegan, ahora están metidos conmigo, siempre para apoyarme y darme consejos.

"Yo visualizaba estar en un Mundial y en el Barça”

Salma

Con 19 años juega en el Barça y está en un Mundial.

Estoy orgullosa de haber cumplido los objetivos que he logrado, pero me voy poner más aún. Hay que hacer más cosas. Yo nunca he parado de trabajar por mis sueños. Yo visualizaba estar en un Mundial y en el Barça.

¿Quiénes fueron sus ídolos?

No tenía referentes ni en el fútbol ni en el atletismo, la verdad. Te podías fijar en jugadoras, pero siempre he estado centrada en mí. Cada día pensaba en lo que tenía por delante, en cada entrenamiento para hacerlo mejor. Si hay alguien que te pudiera decir… esa es mi madre.

¿Sigue enganchada al atletismo?

Me encanta recordarlo, ver vídeos, aunque tengo que reconocer que tengo un poco de nostalgia. No me arrepiento, pero me encantaría seguir con los dos. Siempre se me va a quedar la duda de cuál hubiera sido mi camino ahora en el atletismo. Sigo siendo atleta, no va a cambiar eso nunca de mí.

“Siempre se me va a quedar la duda de cuál hubiera sido mi camino ahora en el atletismo. Sigo siendo atleta”

Salma

Despuntó muy joven.

Cuando me fui a Villarreal tenía 15 años y tuve la suerte de que mi familia vino conmigo. Gracias a eso todo era más sencillo. Entraba en casa y seguía teniendo a mis padres y mis hermanos a mi lado. En ese momento estaba con el atletismo y con el fútbol y en ningún momento pensé en renunciar a nada porque estaba teniendo buenos años en ambos deportes. Hacía buenas marcas, buenos partidos y yo era feliz. No tenía por qué elegir.

¿Se pueden compaginar dos deportes como estos?

Era algo que yo hacía desde los siete años y ya lo tenía totalmente interiorizado. La gente siempre me decía que tenía que ser muy sacrificado. Desde los siete años me repartía los días de la semana. Ya de más mayor lo que tenía que controlar eran las cargas, en modo profesional. Yo lo llevaba muy bien, me lo pasaba genial.

Ya la llamó Vilda para la Eurocopa del pasado año, pero una lesión la dejó fuera de manera inoportuna...

Sí, fue un palo muy duro, gordísimo. A nivel de fútbol es lo peor que he vivido. Estaba dentro de una Euro y tener que irme por la lesión... Ya se puede imaginar. Luego desde casa estaba pegada a la tele y me vi todos los partidos.

Después ha vivido una temporada espectacular con el Barcelona, la primera allí.

Ha sido increíble, pero yo me lo tomé como un año de adaptación. Ha habido muchos cambios en mi vida, también en mi vida como deportista. El club, la manera de trabajar... He ido adaptándome poco a poco y todavía sigo haciéndolo. La verdad es que estoy muy feliz con todo lo que me ha pasado. Y lo que me queda.

En Villarreal sufrió una durísima lesión de ligamento cuando estaba despuntando.

Imagínese cuando llega una lesión así, que en el caso de las mujeres es aún más larga. Yo ese verano tenía planeado un Mundial y un Europeo, uno de atletismo y otro de fútbol. Dije adiós a todo. Estaba muy motivada. Estaba en un momento muy bueno de forma y me llegó ese palo. Tuve que ponerme con el proceso de recuperación con el Villarreal y logré pasarlo, como todo en esta vida. Volví a jugar con la misma ilusión y las mismas ganas.

¿Cuánto tiempo estuvo sin hacer deporte de élite?

Fueron nueve meses fuera. Creo que lo peor fue al principio, el primer mes, cuando lo que toca es aceptar la situación y lo que te viene por delante. Debes parar todos tus objetivos y planes para recuperarte. Se te pasa por la cabeza cómo vas a volver, cómo vas a correr, cómo vas a poder girar. Son momentos de nervios. Con los meses te vas acercando al campo, a tocar balón. Lo que más recuerdo es cuando volví a correr, es una situación increíble, piensas por fin: ‘Ya estoy otra vez aquí’.

Lo que más recuerdo de la lesión es cuando volví a correr, es una situación increíble”

Salma

¿Se esperaba la confianza que Vilda tuvo en usted desde tan joven?

Al principio fue sorprendente que me llamara porque yo acababa de salir de mi lesión. Había jugado, si no recuerdo mal, ocho partidos de liga. Estar en la primera lista fue un shock, una sorpresa increíble. Entrenar con ellas lo viví con mucha ilusión. Me decía a mí misma: ‘Ssi me están dando esta oportunidad, tengo que aprovecharla...’.

¿Y la llamada del Barça?

Fue otra alegría. Es un equipo que me estaba siguiendo desde categorías inferiores, pero que no me dejaba compaginar fútbol y atletismo. Para mí en ese momento no era una opción. Llegó un momento en mi vida que tocaba decidir y estar en un Barça, que es el mejor equipo del mundo… había que ir.

Y decidió declarar su amor al fútbol…

No quería tomar la decisión sin haberla pensado bien y según lo que sentía en ese momento. Obviamente piensas en todo, en el futuro… y valorando todo y calculándolo, el fútbol me generaba más.

¿Cómo es el Barcelona?

Complicado, es un equipo que te exige lo máximo. Entras en un vestuario en el que todas las jugadoras dan lo mejor de lo mejor. Hay que entrenar fuerte, el nivel de exigencia de los entrenamientos es máximo, sino te quedas atrás.

¿Se sintió un escalón por debajo del resto?

Yo llegaba del atletismo y de la lesión y notaba que las primeras semanas eran duras, no sé si me lesioné también... En cuanto a trabajo, meten mucha caña. Me decía a mí misma: ‘Esto es otra cosa’…

“En el Barça meten mucha caña. Me decía a mí misma: ‘Esto es otra cosa’…”

Salma

¿Qué diferencia al Barça del resto de clubes?

Todas las herramientas que tienen, todos los informes que tienes en el campo. Todo está estudiado. Dentro del campo, como jugadora, tienes que ser más inteligente. Eso es lo que más estoy aprendiendo.

¿Ha conocido la ciudad?

Aunque ya soy más mayor y puedo ir sola a entrenar todos los días, son mis padres los que me llevan. Decidieron acompañarme de nuevo a Barcelona. El carnet es algo que tengo pendiente, porque dependo de mi padre. Mire, ya tengo propósito para 2024.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?