NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

LIGA F

Lorena, fútbol en vena vallecana: “Ojalá inspirar a las niñas”

La delantera de la Real Sociedad está entusiasmada con el primer campus, mixto, que hará en su barrio. “Chicos y chicas juegan a lo mismo, quería darle importancia a eso”, afirma a AS.

Actualizado a
Lorena se zafa de Ángela Sosa durante el Real Sociedad - Levante de la Liga F.
AMAIA ZABALODIARIO AS

Vuelta a casa por Navidad. Lorena Navarro (Madrid, 2000) regresa a su barrio, Vallecas, con la organización de un campus, que se celebrará entre el 26 y el 30 de diciembre en el Centro Deportivo Municipal José Durán, con el que espera servir de inspiración para las más pequeñas. “Ojalá sirva para inspirar a las niñas, que sepan que si trabajan, se puede llegar”, afirma a AS la delantera de la Real Sociedad, que esta temporada está volviendo a disfrutar del fútbol tras salir del Real Madrid el pasado verano con un único encuentro disputado, el que le sirvió de despedida de la afición blanca en el Di Stéfano.

“Para mí jugar en el Real Madrid fue cumplir mi sueño y el de mi padre. Nunca se escuchaba que el Real Madrid fuera a tener equipo femenino, sólo que Florentino no quería chicas y demás. Cuando surgió, después de estar en el Tacon, pues pude cumplir el sueño de mi padre, que se quedó a punto de firmar por el Castilla, y he podido vivir muchísimas cosas en la Champions, la Liga...”, explica la delantera vallecana sobre su etapa como futbolista merengue, que duró tres temporadas.

Ahora, como txuri-urdin, regresa al barrio que la vio crecer y a uno de los campos que la vio dar sus primeras patadas al balón para decirles a las más pequeñas que sí se puede llegar a ser futbolista profesional. No obstante, también se lo dirá a ellos, pues el campus, destinado a edades comprendidas entre los 4 y los 16 años, es mixto: “Creo que chicos y chicas juegan a lo mismo y quería darle importancia a eso. Al final es para edades en las que todavía pueden aprender juntos perfectamente a jugar y a compartir los valores del fútbol”.

Lorena Navarro, con la equipación del CD Vallecas de pequeña (imagen cedida por la jugadora).
Ampliar
Lorena Navarro, con la equipación del CD Vallecas de pequeña (imagen cedida por la jugadora).

Lorena los aprendió de su abuelo, su padre y sus hermanos. “Ese era mi campus. Me hubiese gustado tener la oportunidad de ir a algo así, organizado por una futbolista profesional, cuando era pequeña. Creo que es importante para las niñas y es algo novedoso en Vallecas. Habré jugado en todos los campos de mi barrio. Lo único que ha cambiado es que ahora todos los campos son de hierba y entonces eran de tierra. Yo que era chiquitita hasta me costaba pegarle al balón”.

El esférico siempre formó parte de la vida de la ahora delantera de la Real Sociedad, cuyo padre, Vicente Navarro, llegó a jugar en el Rayo: “También en las categorías inferiores de la Selección española, la madrileña... Iba a firmar por el Castilla cuando se lesionó. Antes el tema de fisios no era como ahora y a él le seguía doliendo tras recuperarse. Ha sido mi ejemplo a seguir. Ya te digo, en el Real Madrid cumplí el sueño de los dos”.

El fútbol corre por las venas vallecanas de una Lorena Navarro que todavía no ha podido estrenar su cuenta goleadora con la Real Sociedad, con la que ya ha jugado nueve partidos, siete de ellos como titular. Aunque la temporada no había temporada todo lo bien que querían, confía en el equipo. “Cada vez es más difícil ganar, los rivales están más preparados, pero el equipo está enchufado. Estamos tranquilas y con ganas de competir siempre”, señala.

“Que una niña pequeña se apunte y que el día de mañana, en cuatro o cinco años, me venga a decir que estuvo en mi campus, sería algo increíble”

Lorena Navarro, futbolista de la Real Sociedad

“Friki” del fútbol, con cursos de entrenadora, Lorena Navarro intentará transmitir todos sus conocimientos a en un primer campus que solo podía ser en su barrio, Vallecas. Ahí fantasea con encontrarse en el futuro con jugadoras a las que haya empujado a cumplir su sueño. “Que una niña pequeña se apunte y que el día de mañana, en cuatro o cinco años, me venga a decir que estuvo en mi campus, sería algo increíble. Ojalá. Eso es que habrá servido para inspirar a las niñas”. De eso se trata.

Sigue el canal de Diario AS en WhatsApp, donde encontrarás todas las claves deportivas del día.

Normas