NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

REAL ZARAGOZA

“Estoy convencido de que este equipo va a ir de menos a más”

Fran Escribá no quiere ser fatalista y etiquetar el partido contra el Ibiza como una final, aunque reconoce la importancia de empezar a sumar de tres en tres.

ZaragozaActualizado a
Fran Escribá.
Alfonso Reyes

Fran Escribá aún no conoce la victoria como entrenador del Real Zaragoza pese a haber hecho méritos para ello. En ese sentido, el técnico reconoce la importancia de empezar a sumar de tres en tres, pero prefiere no etiquetar como una final el partido contra el Ibiza: “No quiero ser fatalista y pensar que si no ganamos mañana esto va a ser un desastre porque no lo va a ser. Yo estoy convencido de que este equipo va a ir de menos a más”.

−¿Cómo afrontan el partido de mañana contra un Ibiza que es colista?

−Estamos en una liga muy igualada y se está viendo todas las semanas, no sólo con nosotros, sino con todos los partidos, así que en absoluto miramos la clasificación del rival. Es un equipo que ha cambiado de entrenador y eso nos deja sin cierta información porque no sabes si va a variar mucho o va a dar continuidad a ciertas cosas. Eso nos dificulta el planteamiento del partido y es de esas semanas en las que te centras más en lo que eres tú y no en el rival. Uno ve la plantilla que tiene y cuenta con jugadores con un recorrido muy importante, así que sería un error mirar la clasificación a la hora de afrontar el partido.

−¿Puede calificarse como una final este partido?

−Entiendo perfectamente esos calificativos, pero yo siempre le digo a los jugadores que debemos afrontar todos los partidos con la misma mentalidad. Ningún encuentro se repite ni se va a volver a jugar. Y los puntos que se juegan cada semana para lograr el objetivo son los mismos. No sumas más puntos si le ganas al primero que si le ganas a uno de mitad de tabla o de abajo. La importancia de los partidos es la que es, para nosotros es muy grande y así tenemos que afrontarlo. Pero no hay que mirarlo como una final, ya que después va a haber muchos más encuentros, aunque desde el punto de vista de que queremos sumar de tres, sí que debemos tener esa mentalidad.

−¿Va a haber cambios en el planteamiento del partido respecto a la última jornada?

−Si uno ve los dos partidos de Liga que hemos disputado, hay una base de equipo. Eso es evidente. Sólo pensamos en el partido de mañana, pero luego entramos en tres encuentros en siete días y eso va a dar oportunidades y va a abrir el abanico porque no vamos a jugar con el mismo once los tres partidos. Eso nos va a permitir, en función del tipo de partido que creemos que nos interesa, jugar tanto con el dibujo como con el tipo de jugadores que vamos a utilizar. Lo que sí que es cierto es que nosotros tenemos una base sobre la que nos movemos.

−El equipo ha hecho más méritos que lo que han reflejado los resultados. ¿Teme que esa dinámica acabe afectando a la plantilla?

−Tanto como que le afecte, no. Sí que fastidia porque creo que deberíamos tener los seis puntos, pero la competición es lo que tiene. Por unas razones o por otras tenemos dos de los seis, pero no creo que eso frustre. Si hubiéramos hecho dos malos partidos nos frustraría más. Ya dije que incluso para mí el análisis sería peor aunque hubiésemos logrado alguna victoria si hubiéramos jugado peor. Yo no tengo nada que reprocharle al equipo. Lo dieron todo, es una exigencia que va a ser así hasta el final y este equipo lo va a cumplir porque es muy honesto en ese sentido. Lo único que nos falta es tener el acierto que no hemos tenido en estos dos partidos para conseguir una victoria, ya que aunque las sensaciones no han sido malas, necesitamos sumar de tres.

−¿Pero siente que esa victoria tiene que llegar ya?

−Está claro que las victorias curan casi todos los males y desde ese punto de vista queremos ganar cuanto antes. Hay que pensar en positivo y sólo pensamos en ganar mañana. El equipo ha demostrado en los dos partidos anteriores que ha ido desde el primer minuto a por el encuentro. El otro día en Burgos aún no llevábamos ni un minuto y ya habíamos tenido una ocasión de gol. Nuestra mentalidad es ésa, ir a por el partido e intentar ganar, pero tampoco quiero ser fatalista y pensar que si no ganamos mañana esto va a ser un desastre porque no lo va a ser. Yo estoy convencido de que este equipo va a ir de menos a más. La mejora del equipo va a venir de la mejora individual y hay jugadores que, por edad o por su inexperiencia en el fútbol profesional, van a ir de menos a más. En el momento en el que mejoren, nos harán mejores en el plano colectivo. Por eso, aunque quiero ganar mañana, estoy tranquilo mirando hacia delante. Ya digo que la madurez del equipo va a hacer que el colectivo mejore con los meses.

−¿Cuánto peso tuvo esa inexperiencia en el descuento del otro día en El Plantío?

−Siendo justo con el partido, no hay nada de tiempo entre el 1-2 y el 2-2. Si hubieran pasado tres o cinco minutos, estoy convencido de que igual le hubieran sacado una amarilla a Ratón por retrasar un saque de puerta o de que se hubiera quedado algún jugador en el suelo. Si no hubiéramos hecho eso, ahora sí que estaría diciendo que debimos manejar esos momentos, pero es que no hubo nada de tiempo. Sacaron y nos marcaron enseguida, no hubo tiempo a demostrar esa madurez. Yo estoy seguro de que los chicos lo habrían hecho, sin querer ser antideportivos, pero es lógico que todos los equipos manejemos esos minutos. Pero en este caso no hubo ninguna opción, aunque lógicamente nos dolió mucho porque lo tuvimos muy cerca y ahora veríamos más brotes verdes que los que se han visto con más puntos que los que tenemos.

−Ratón fue pitado por La Romareda en el último partido en casa. ¿Eso le condiciona?

−No me condiciona con ninguno. Entiendo a mi afición, pero mi obligación es proteger a mis jugadores. En lo único que tienen que pensar es en ganar al rival y no en otras cosas. Por eso digo siempre que a nuestros jugadores hay que quererlos y si hay que pitar a alguien que sea a los del Ibiza. Es a ellos a los que hay que intentar poner nerviosos, no a los nuestros, que tienen una responsabilidad grande. En algunos casos son jugadores criados en la casa que conocen muy bien el club y la exigencia y creo que tenemos que ser cariñosos con ellos. Pero también he dicho siempre que en el momento que a la afición le demos alegrías, estoy seguro de que nos lo devuelven con creces.

−Jaume Grau es un fijo en el once desde el principio de temporada y en estos momentos está apercibido, justo cuando hay tres partidos en una semana y Petrovic está sancionado. ¿Cómo se va a gestionar?

−No me obsesiona ese tema. Si a alguno de los cuatro apercibidos que tenemos le sacan la quinta, para eso tenemos una plantilla, para que la gente dé un paso adelante y aproveche el momento. El once que voy a sacar mañana es pensando en ganar mañana y no pensando en el martes. Sería una oportunidad para el compañero que está detrás y la mejor noticia sería que el jugador sancionado tuviera que esperar para volver al once. En el centro del campo tenemos cinco futbolistas, ahora cuatro porque Petrovic no está disponible, y no me preocupa especialmente.

−¿Por qué no ha contado hasta ahora con Manu Molina?

−Es cierto que hay algunos jugadores que han jugado poco o nada desde que llegué, pero eso no quiere decir que para mí no cuenten. Cuentan todos. Por ejemplo, Petrovic no había jugado hasta ahora nada porque no me parecía lógico sacarlo en un partido de Copa que vas perdiendo o contra diez cuando es un jugador defensivo. Un futbolista como Petrovic no cabía en esas circunstancias. El otro día, que nos pusimos por delante, sí que nos entraba ese perfil de jugador. Es cierto que sí que ha habido situaciones de partido en las que Manu Molina podría haber participado, pero en este caso opté por Francho, que es un jugador dinámico. Elegí a Francho como podría haber elegido a Manu Molina y mañana en cualquier momento puede jugar.

−¿Qué sucede con Francés?

−Más de lo mismo. Confío mucho en Francés y sé el futbolista que es. Precisamente, de los jóvenes es al que más conocía y es un futbolista estupendo. Estoy encantado con él y estoy convencido de que va a jugar mucho de aquí a final de temporada. El hecho de que no haya jugado en estos dos partidos no tiene una explicación. Decidí que Lluís López podía jugar perfectamente y es otro de los jugadores que está con cuatro amarillas. Francés no va a jugar porque Lluís tenga cuatro o le sancionen, va a jugar porque hace méritos para jugar todos los días. En el momento que menos esperemos volverá a jugar y a lo mejor no juega por Lluís, sino por Jair. Para mí es un jugador muy importante, además de la casa, y estoy convencido de que esa importancia que ha tenido la va a seguir teniendo conmigo.

−¿Ha hablado con Petrovic tras su expulsión?

−Lo primero es que él pidió perdón al grupo y eso le honra. El otro día, cuando hablamos del partido, pidió la palabra para pedir perdón. En un grupo donde tenemos gente tan joven, los jugadores más experimentados tienen que ser un ejemplo y él mismo lo dijo, que entre otras cosas tiene que ser un ejemplo y no lo fue el otro día. Sabe que se equivocó y pese a su veteranía, es algo que habrá aprendido y le vendrá bien. Lógicamente, a mí me molestan esas situaciones. Creo que es hacernos daño a nosotros mismos, pero de todo se aprende.

−¿Cómo está Iván Azón?

−Está mucho mejor. Ayer estuve hablando un rato con él y sus sensaciones son mejores, tanto a nivel de carrera como con balón. Le vi mucho más animado. No me atrevo a decir cuándo, pero sí que sus sensaciones eran muy buenas. La anterior semana parecía que estaba bien, pero él se notaba algo y por eso frenamos la recuperación, sin embargo esta semana creo que ha dado un pequeño salto para encontrar ya el fin a todo esto.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?