NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

Barcelona

El sueño de Bernardo se esfuma

El Barcelona ya empieza a tener muy claro que Bernardo Silva vuelve a ser un deseo inalcanzable. Según The Athletic el jugador asume que se queda en Mánchester.

Actualizado a
Bernardo Silva.
Robbie Jay Barratt - AMAGetty

Bernardo Silva, salvo un giro casi imposible de los acontecimientos a estas alturas de mercado, seguirá una temporada más defendiendo los colores del Manchester City. El sueño del Barça por fichar al centrocampista portugués se desvanece por segundo año consecutivo.

Según publica Oliver Kay, uno de los periodistas que tiene contacto directo con el internacional portugués, en The Athletic, Bernardo Silva ya se ha hecho a la idea de que su salida al Barcelona, que él nunca ha escondiudo que era un deseo, no va a ser posible.

Los motivos son varios. El primero, y eso es lo que más frustra al jugador, es que siente que el Barcelona -ya sea por dificultades económicas o por otro motivo- no ha ido a por él de verdad. A día de hoy, en las oficinas del City, Ferran Soriano sigue a la espera de una llamada del Barcelona en la que se le proponga una oferta por el futbolista.

El segundo motivo es doméstico: el City no le iba a cerrar las puertas si él realmente deseaba irse (y lo deseaba) pero a estas alturas de mercado, sin capacidad para reaccionar a una baja de este calibre, el preció aumentaba exponencialmente a cada día que pasaba. El día que el Barça se decida a llamar al City, la respuesta no estará por debajo de un precio de 100 millones de euros. Una cantidad que el Barça, que sigue luchando para inscribir a Koundé y traer a Marcos Alonso, no puede pagar ni en sus sueños más húmedos.

El tercer motivo es personal. Es cierto que Bernardo prefiere jugar en España, que el Barcelona es desde pequeño uno de sus equipos favoritos, pero también lo es que no está mal en Manchester. Su situación en el City no es crítica. Se lleva muy bien con Pep Guardiola, que le valora como uno de sus jugadores más importantes y está a gusto en el equipo.

La temporada pasada, Silva ya le pidió a los responsables del City que le dejaran ir, pero el Barcelona no pudo acudir a la puja. Lejos de desanimarse, el centrocampista portugués completó una temporada excelente ganando su cuarta Premier en cinco temporadas y volvió a ser incluído en el once ideal del campeonato inglés.

No se puede negar que en Manchester, ha existido preocupación por el desenlace de la situación que empezó con Guardiola anunciando que “en el partido del próximo 24 de agosto contra el Barcelona en el Camp Nou para recaudar fondos contra la ELA jugaré con Bernardo y diez más” y que a medida que pasaban las semanas esa frase llevaba camino de complicarse.

Incluso se interpretaron unos gestos y un mensaje del propio jugador en redes sociales en los que tras jugar contra el Bournemouth parecía despedirse de los aficionados citizens. Nada más lejos de la realidad según cuenta The Athletic. Lo que quería Bernardo Silva era agradecer el apoyo de los fans que también estaban preocupados por su posible salida.

Ahora, el escenario que se abre, más allá de que Bernardo juegue este curso con el City pasa por dos opciones. O que el Barça se rearme económicamente y lo intente el próximo verano o que el City le ponga sobre la mesa una oferta de renovación. Una oferta que este verano no habría aceptado, pero que en unos meses puede ser aceptada. Dos desilusiones parecen demasiadas para Bernardo.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?