NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

CASO RUBIALES

El juez del ‘caso Rubiales’ fija para el 24 de octubre la declaración del director de la selección masculina.

Señala nueva fecha después de haber tenido que suspender por enfermedad la citación prevista para este lunes.

Actualizado a
Albert Luque
JAVIER GANDULDiarioAS

El juez de la Audiencia Nacional (AN) Francisco de Jorge ha fijado para el próximo 24 de octubre a las 11.00 horas la declaración como imputado del director de la selección masculina de fútbol, Albert Luque, que estaba prevista para este lunes pero ha tenido que aplazarse por enfermedad.

El magistrado citó inicialmente a Luque como testigo, pero cambió más tarde su condición a la de investigado. Siguiendo esta ronda de declaraciones, el titular del Juzgado Central de Instrucción Número 1 escuchará el próximo 2 de noviembre como testigos al seleccionador masculino Luis de la Fuente, al ex director de Comunicación de la RFEF Pablo García Cuervo y al subdirector de Comunicación, Enrique Yunta.

Ya el 14 de noviembre, tomará declaración como testigos al psicólogo de la selección femenina, Javier López Vallejo; al ex director de gabinete de Luis Rubiales, José María Timón; y al responsable de ‘compliance’ de la selección, Javier Pujol. Dos días después, escuchará también como testigos a la futbolista Laia Codina y al presidente del Comité Nacional de Fútbol Femenino, Rafael del Amo.

Todo ello en el marco de esta causa, en la que el instructor investiga al ex presidente de la Real Federación Española de Fútbol(RFEF) Luis Rubiales por presuntos delitos de agresión sexual y coacciones por el beso que propinó a la jugadora Jenni Hermoso durante la celebración de la victoria en el Mundial de Australia y Nueva Zelanda.

DOS VERSIONES

Ante el juez, Rubiales defendió que el beso fue una “muestra de afecto” que se produjo de forma “natural”, a la luz de “millones de ojos” y que fue “con consentimiento”. A preguntas del abogado de Hermoso, aseveró que se trataba de una “celebración totalmente extraordinaria”, que preguntó a la jugadora antes de darle el beso y que ocurrió “con consentimiento”. “Si le pregunté antes ¿cómo no le voy a respetar?”, respondió a la pregunta de si consideraba que había respetado a la jugadora al besarle en la boca, para luego apuntar que Hermoso tras ese episodio “se fue muerta de risa” y dándole “dos cachetes en el costado”.

Sin embargo, en su declaración ante la Fiscalía, revelada por el programa ‘Código 10′ de Telecinco, Hermoso declaró que el beso no fue consentido ni se sintió respetada como persona y futbolista. “Me estaban sometiendo a algo que yo en ningún momento busqué ni hice para encontrarme con esa situación”, desveló.

Sigue el canal de Diario AS en WhatsApp, donde encontrarás todas las claves deportivas del día.