NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

SUPERCOPA DE EUROPA | REAL MADRID - EINTRACHT

Aprobados y suspensos del Real Madrid ante el Eintracht: Vinicius y Kroos empiezan como acabaron

El brasileño asiste a Benzema y es un peligro constante; el alemán, muy seguro todo el duelo. Casemiro, pícaro y contundente en defensa.

Helsinki (Finlandia)Actualizado a

El Real Madrid se proclamó campeón de la Supercopa de Europa tras batir por 2-0 al Eintracht en un partido en el que coqueteó con los problemas en los primeros 15 minutos, pero del que luego se adueñó por completo. Brillaron varios jugadores, entre ellos Casemiro, Kroos y un Vinicius que no ha perdido la chispa.

Courtois: acabó el curso pasado siendo el mejor ante el Liverpool en París y empezó esta temporada de igual modo, salvando al Madrid en la primera parte con una parada a Kamada en un mano a mano que hubiese supuesto el 0-1. Antes le había sacado una gran mano a Lindstrom, en jugada anulada por fuera de juego. A partir de ahí el Madrid dominó mejor y el belga pudo ver el partido con cierta tranquilidad, salvando un tiro de fácil de Knauff.

Carvajal: se las tuvo tiesas en la primera parte con Lenz, con el que chocó varias veces, por fortuna sin consecuencias. Intentó combinar con Valverde para hacer daño por ese costado, aunque le costó moverse en el pegajoso sistema del Eintracht. En la segunda parte encontró más espacios para moverse. Dejó el sitio a Carvajal en el 85′.

Militao: buena primera parte del brasileño, que cortó un pase peligrosísimo de Lenz que tenía pinta de acabar en el 0-1. Estuvo rápido para acudir al corte y preciso con el balón, sin meterse en líos. Algunos problemas para sostener a Santos Borré, un muy buen jugador de espaldas. En la segunda parte, con el Eintracht tratando de atacar al galope, se mostró imperial al corte.

Alaba: de poder costar un gol a marcarlo, qué ironía. Kamada dispuso de la mejor del Eintracht en la primera parte debido a una pérdida de Mendy y de la ausencia del austríaco, lo que obligó a Militao a cubrir dos puestos; por fortuna, apareció Courtois. Minutos después, Casemiro estuvo pícaro para dársela tras un córner, balón con el que hizo el 1-0.

Mendy: una pérdida suya por bajar la intensidad con balón casi acaba en el 0-1 del Eintracht, pero Courtois le cerró la puerta a Kamada. Estuvo poderoso en defensa en la primera parte para no dejar avanzar a Knauff y se permitió alguna acción de lujo con balón, pero en ataque dejó a Vinicius que llevase el mando.

Modric: le falta un poco para estar al máximo y se nota, no tiene la chispa que suele en las piernas para hacer los cambios de ritmo; pero con todo, da seguridad con balón y lanza a Carvajal y Valverde en velocidad. Se entonó tras el descanso y le salieron con más facilidad sus internadas con balón. Influyó más en ataque, casi asiste a Casemiro; el balón se fue al larguero. Dejó el sitio a Rodrygo en el 66′, tras el 2-0 de Benzema.

Casemiro: bien en las coberturas y aseado con balón, aunque Kamada le dio bastante querra en el primer cuarto de hora. Estuvo muy hábil para asistir a Alaba en el 1-0 del Real Madrid; cuando Trapp salió a taparle como si fuese a hacérsele de noche, él vio al austriaco solo y le sirvió el gol en bandeja. Probó de lejos su potente disparo antes del descanso, sin suerte. En el inicio de la segunda parte le cerró la puerta a Lindstrom en una acción peligrosísima, con todo el Madrid fuera de sitio. Y volvió a probar fortuna desde lejos, esta vez con la izquierda; su golpeo, bellísimo, se fue al larguero.

Kroos: el mejor medio del Madrid en la primera parte, eligiendo siempre bien, desahogando el juego cuando el Eintracht más apretaba e intentando romper líneas con pases verticales, sobre todo buscando a Benzema. De su pie derecho salió el balón que acabaría en el 1-0 de Alaba. Arranca el curso a gran nivel, igual que terminó el pasado después de algunos meses en los que no terminaba de brillar. Hacia el final intentó su gol desde fuera del área, pero no impactó bien el esférico. Se fue en el 85′ para que entrase Tchouameni.

Valverde: está rapidísimo, sorprendente para ser este punto de la temporada, en el que los velocistas como él aún están calentando motores. Sirvió un balón buenísimo desde la derecha con el que Vinicius casi hace el 1-0; se lo impidió Tuta, bajo palos. Como de costumbre, mucha intensidad sin balón, su sello de identidad. En la banda tiene más difícil probar ese disparo poderoso que tiene. La salida de Modric le mandó a la medular. Ahí se le ve mucho más, casi le da para asistir a Benzema para el 3-0. Se fue en el 76′, dejando el sitio a Camavinga.

Benzema: sin estar al 100%, siempre hace daño al rival. En la primera parte dejó pasar un balón cuando todos en Helsinki esperaban su remate y con ello dejó solo a Vinicius, al que Tuta negó el gol bajo palos. Y más tarde peleó por alto un balón que terminó llegando a Casemiro, y este asistió a Alaba para que hiciese el 1-0. Pudo irse al descanso con gol propio, pero le faltó puntería desde la frontal, con todo a favor. Le llegó su momento tras el descanso, a pase de Vinicius, con ayuda de un Trapp al que pilló al contrapié.

Vinicius: otro que todavía puede subir una marcha más, y aun así le dio para aterrar al Eintracht en la primera parte. Pudo marcar tras pase de Valverde; lo hizo bien, batió a Trapp, pero Tuta apareció bajo palos para frustrarle. Un rato después lo intentó de nuevo, con carrera, recorte y chutazo raso; Trapp sacó una mano salvadora. Tras el descanso volvió a intentarlo, con un remate en semifallo desde dentro del área; Trapp, con fortuna, se encontró el balón. Pudo reeditar mediada la segunda parte su conexión con Benzema, esa que dio tantos frutos el curso pasado: pase del brasileño, raso y atrás, donde esperaba el francés para marcar a placer. Se fue en el 85′, dejando el sitio a Ceballos.

Rodrygo: entró en el 66′ por Modric. Se colocó en la derecha del ataque, mandando a Valverde a la medular. Entró con mucha chispa, en los primeros minutos montó una jugada con Valverde que casi acaba en el 3-0; lo evitó un defensa, ‘in extremis’.

Camavinga: entró en el 76′ por Valverde. Mucho vértigo con balón, atrae rivales y provoca muchas faltas. También corre riesgos, hizo una dura entrada a Alario que bien pudo ser castigada con amarilla.

Ceballos: entró en el 85′ por Vinicius.

Tchouameni: entró en el 85′ por Kroos. Debut oficial de blanco, presencial testimonial.

Rüdiger: entró en el 85′ por Carvajal. Como Tchouameni, debut oficial sin mucha historia. Se colocó de lateral derecho.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?