NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

Las Palmas

Las lágrimas del coloso Valles

El portero de Las Palmas, de los más afectados tras la eliminación del playoff. Indiscutible para García Pimienta, acaba contrato dentro de 24 días.

Actualizado a
Carlos Diaz-RecioDiario AS

Desde que en el verano de 2019 derribara la puerta del primer equipo de la UD, tras un curso en su filial, Álvaro Valles siempre se las ingenió para tener una importante cuota de protagonismo. Lo mismo da que fuera con Pepe Mel o García Pimienta, fuerte su competencia con Raúl Fernández, Josep Martínez o Álex Domínguez, quien por cierto acaba su cesión en Ibiza y debe volver a Las Palmas, al final siempre se las ingenió para acabar teniendo muchos e importantes minutos sobre el césped.

Todo pareció torcerse en el recién finalizado curso liguero para la Unión Deportiva. Ocurre que Raúl Fernández ofreció plenas garantías de recuperación física tras su infinita sucesión de lesiones, por lo que enganchó los 28 primeros partidos sin cederle su puesto al portero sevillano, que pacientemente esperaba su oportunidad.

Tras un conato de salida en el mercado invernal, Valles finalmente se quedó en Las Palmas. Nunca tuvo protagonismo más allá de la Copa del Rey hasta que de repente pasó lo más inesperado. Ya con García Pimienta en el banquillo, el equipo grancanario empezó a meterse en el fango tras las sucesivas derrotas ante Burgos (0-2) y Zaragoza (2-1), por lo que se imponían cambios en el equipo para no ir definitivamente proa al marisco.

Llegó entonces la 29ª jornada liguera, y con ella el cambio de rumbo para Valles. Ocurre que el CD Lugo visitaba el Estadio de Gran Canaria, y fue entonces cuando García Pimienta decidió darle la alternativa. Siempre al acecho, tan preparado como el que más, el portero sevillano cogió el testigo de Raúl Fernández para no volver a soltarlo hasta que el Tenerife dilapidó todas las ilusiones de ascenso que pululaban, cada día con más intensidad, en la isla vecina.

El tercero fue el vencido, así que el último tercio liguero acabó siendo entero para Valles, 14 partidos de liga regular por los 28 de su compañero. En total, el 13 de Las Palmas jugó 16 envites sumando la eliminatoria de playoff contra el Tete. En este tiempo se hizo del todo con el puesto, decisivas tantas de sus paradas, muchos puntos gracias a su colosal figura, claro candidato a MVP del equipo de no mediar Jonathan Viera. Despide la temporada con 1.440 solventes minutos en el campo. Se marcha de vacaciones con 16 goles encajados, uno por partido de media, pero también con su portería intacta en seis de esos encuentros.

Problema tridimensional.

Acabo contrato el 30 de junio y, de memo, nada se sabe de su renovación. Su llanto incosolable del pasado sábado frente a la Peña Ultra Naciente es una de las imágenes de la temporada, quizás con cierto sabor a despedida. El jueves tendrá lugar la tradicional rueda de prensa de final de temporada de Miguel Ángel Ramírez, presidente y máximo accionista de la Unión Deportiva Las Palmas. Algo se sabrá. Lo único seguro, de momento, es que Raúl y Álex Domínez sí tienen contrato para el curso que viene, mas no Valles. Un problema tridimensional.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?