NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

BARCELONA

Alerta roja en la tesorería

El club vuelve a pedir un esfuerzo para que las estrellas se rebajen el sueldo y a día de hoy el pago de las fichas está en cuestión. Urgen soluciones y el rompecabezas económico es de nivel.

BarcelonaActualizado a
BARCELONA, SPAIN - MARCH 17: New FC Barcelona President Joan Laporta speaks to Gerard Pique of FC Barcelona during the FC Barcelona President official inaguration at Camp Nou on March 17, 2021 in Barcelona, Spain. (Photo by David Ramos/Getty Images)
 PUBL
David RamosGetty Images

El Barcelona vive al límite y las soluciones a su situación económica van a provocar un mes de vértigo. Por resumir, el panorama es el siguiente: a día de hoy, las nóminas a los jugadores que deben de pagarse el 30 de junio no están aseguradas mediante fondos propios, se va a plantear una nueva rebaja de salario a los jugadores que más cobran y el proyecto de aceptar la ayuda de CVC en dos fases que deben de aprobar los socios mediante asamblea sigue sin tener la unanimidad de la Junta.

Tres escenarios muy complicados que se agravan ante la escasa, por no decir nula, ayuda de Javier Tebas desde LaLiga, que ve en la debilidad del Barcelona una grieta para derribar el proyecto de la Superliga europea.

Vayamos por partes. El primer problema del Barcelona a día de hoy es que el 30 de junio deben de liquidarse las fichas de los jugadores y a día de hoy el club va a tener que llenar la caja para hacer los pagos. Una situación que no es nueva en la entidad, porque con Bartomeu ya se retrasaban.

El segundo problema está en volver a pedir rebajas salariales a los futbolistas que más cobran del equipo. De nuevo se le planteará a Busquets, Piqué, Alba y Ter Stegen una rebaja de salario. A Sergi Roberto la rebaja se le da por supuesta en su renovación y a Frenkie de Jong y Lenglet sólo se les plantearía en caso de seguir en el club, porque de hecho están en el mercado.

Sigamos con el laberinto que no se acaba aquí: además existe un dilema de relato. Joan Laporta llegó a la presidencia negando a CVC y apostando por la Superliga al considerar con los números en la mano y toda la razón del mundo que ese acuerdo que ofrecía Tebas era insuficiente, pero ahora con el club asfixiado necesita dinero de manera urgente. Y Tebas no da su brazo a torcer, cualquier acuerdo con CVC, obliga a renunciar a la Superliga.

Ante esta situación, que no deja de ser una pinza entre Tebas y Florentino, Laporta debe de tomar una decisión determinante. Al presidente sigue sin gustarle la opción CVC, pero entonces la capitalización del club pasaría por la venta de la sección de merchandising y por buscar otros fondos de inversión al tiempo de vender a jugadores con mercado. Unos jugadores con nóminas y sueldos diferidos por ingresar. Y a los que se les pedirá bajarse el sueldo. El rompecabezas es de nivel.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?