NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

SEVILLA

Una pareja de 100 millones

Con Koundé camino del Chelsea y Diego Carlos acosado por varios pretendientes, el Sevilla parece abocado a vender este verano al dúo de centrales más fiable de LaLiga.

Actualizado a
Koundé y Diego Carlos.

Con Jules Koundé en la pista de despegue hacia el Chelsea, la presión de cada vez más clubes sobre Diego Carlos provoca que el Sevilla casi se conciencie ya de que puede perder a su pareja de centrales de una tajada este mismo verano. Por el central de Barra Bonita existía ya un importante interés del Newcastle al que en los últimos días se ha sumado el Aston Villa de Steven Gerrard. Y su agente Giuliano Bertolucci, presiona para salir.

José Castro, presidente sevillista, avisó de que el club volverá a ser fiel a una de las claves que le ha llevado a la elite en los últimos lustros: vender para crecer. La pandemia provocó que las ofertas por algunos jugadores importantes en los dos últimos años fueran mucho más bajas de lo habitual, pero con el mercado saliendo del agujero, este verano se prevén mayores inversiones. Así que en el Ramón Sánchez-Pizjuán no temblará el pulso si hay que desprenderse del dúo que ha fortificado la zaga de Lopetegui durante tres temporadas, hasta el punto de convertir a Bono este año en el Zamora de LaLiga...

Y al Sevilla, en el equipo menos goleado. Diego Carlos (15) y Koundé (25) costaron entre los dos 40 millones de euros hace tres años y han dado un rendimiento espectacular que Monchi pretende convertir, si los dos se marchan, en no menos de 100 millones. El Sevilla buscará más dinero, claro. Pero si la cosa se tensa, el tope mínimo se sitúa en alredededor de 60 millones por el francés, al que quedan dos campañas de contrato, y más de 40 por el brasileño, que ya tiene 29 años.

Koundé ha recibido varias propuestas pero lo tiene todo acordado con el Chelsea, con lo que en principio no cabe una subasta por él. Pero Diego Carlos, al que el Newcastle casi sedujo ya en invierno al doblarle el sueldo, no se lo juega todo a las Urracas, ni mucho menos. Cabe la posibilidad todavía de quedarse en el Sevilla, si ningún equipo alcanza una cifra mínima capaz de sacar de Nervión al central brasileño.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?