CELTA

El último baile de Denis en Vigo

El centrocampista se despedirá este domingo del público de Balaídos. El Celta le obliga a cambiar de agencia de representación para seguir jugando y el futbolista no está por la labor.

0
El centrocampista Denis Suárez sonríe durante un entrenamiento del Celta en Balaídos.
Adrián Santamarina RC Celta

El Celta-Elche, el partido que esta semana ha tenido tres horarios, supondrá este domingo (19:30) la despedida, como mínimo, de un tercio de la plantilla olívica. Entre los jugadores que cerrarán su etapa en Balaídos está Denis Suárez. El encargado de marcar el ritmo en el equipo dirigido por Eduardo Coudet escenificará delante de la afición viguesa su último baile como celeste.

Aunque el contrato del futbolista de Salceda de Caselas no concluye esta campaña, sus días en el Celta están contados desde el enfrentamiento del pasado verano con Carlos Mouriño. El caso Bugarín hizo saltar por los aires la relación entre el presidente y Denis. El máximo accionista dio un ultimátum de un año al canterano para cambiar de agencia y no quedarse en la grada hasta que finalice su vinculación con la entidad. Un paso que el '6' no está dispuesto a dar.

El mensaje desde el vestuario hacia el exterior, tanto del entrenador como del líder del equipo Iago Aspas, es que aún hay margen para la reconciliación. Sin embargo, en A Sede se considera la tregua como una quimera. Mouriño no tiene por costumbre recular y no ha variado ni un ápice su discurso desde que estalló el conflicto.

Denis está en el mercado y la principal incógnita reside en si el Celta logrará hacer caja o si el centrocampista se irá con la carta de libertad. A sus 28 años, la Inteligencia Artificial de Olocip sitúa su cotización en casi 11 millones de euros (10,8). Esta temporada, las más completa desde que regresó a Balaídos en el verano de 2019, ha participado en 36 partidos, anotando 3 goles y dando 6 asistencias.

Los otros futbolistas que contra el Elche dirán adiós a los seguidores célticos serán Matías Dituro, Thiago Galhardo, Nolito y, aunque no lo podrá hacer vestido de corto por estar sancionado, Jeison Murillo. Después, varios casos dependerán de las decisiones que se tomen en las próximas semanas y de la evolución del mercado durante el verano. Como dijo Coudet hace quince días: "El club vive un momento de incertidumbre".