UNIONISTAS

Unionistas está en grave riesgo de disolución

El peligro viene porque el Ayuntamiento de Salamanca no le da el ‘ok’ al cambio de césped en el Reina Sofía, cuyo cargo asumiría el propio club charro.

0
El club salmantino, en peligro.
UNIONISTAS

Unionistas, el estandarte del fútbol popular, consiguió hace varias jornadas su salvación en la exigente Primera RFEF. El club charro, el que posee el rango deportivo más alto en Salamanca, se encuentra con un problema grave para la próxima temporada. La categoría exige jugar en un campo de hierba natural y una iluminación de 600 lux. Actualmente, Unionistas juega en el Reina Sofía y el césped es sintético. Salamanca no cuenta en la actualidad con una instalación deportiva pública con torretas de luz y césped natural, por lo que Unionistas no podría jugar en esta categoría.

El club presentó hace semanas al Ayuntamiento de Salamanca un plan viable para continuar en la categoría. Y pasaba por hacerse cargo de su propio bolsillo el cambio de hierba artificial a césped natural. Como también comparte campo con el histórico Real Salamanca Monterrey (el club histórico de Salamanca con 75 años), el propio Unionistas ofreció que la hierba artificial del Reina Sofía (la que iba a ser sustituida por el nuevo césped natural) se aprovechase en un campo colindante y así no perjudicar al RS Monterrey ni al resto de equipos de cantera de Unionistas.

La Junta Directiva de Unionistas ha convocado a sus socios para una Asamblea Extraordinaria y tomar una decisión sobre el futuro del club. Pero no puede actuar en el cambio de hierba natural sin el 'OK' del Ayuntamiento, que sigue pidiendo tiempo, algo que no tiene Unionistas. Y la situación actual es que la directiva del club planea dimitir si no reciben el visto bueno del Ayuntamiento salmantino para comenzar el cambio de tapete, cuyo pago correría por parte de Unionistas. Este cambio de césped tardaría entre dos meses y medio y cuatro meses en realizarse.

"Llegamos a esta situación porque no tenemos una solución para el cambio de césped. Hemos puesto una solución al Ayuntamiento que es viable y sólo nos dicen que no puede ser. Ellos nos dan otras propuestas como que vayamos a Las Pistas aunque no se pueden jugar allí partidos de Primera RFEF. No tomar una decisión es tomar una decisión y no tenemos tiempo. Ellos nos piden tiempo pero llevamos ya semanas así. El problema a corto plazo es tener césped natural en el Reina Sofía. Lo pagamos nosotros. También jugaría allí el RS Monterrey. Ponemos el césped, lo pagamos nosotros y respetamos a quien ya estaba. No sabemos qué más tenemos que hacer para recibir el OK. La RFEF ya ha explicado al Ayuntamiento que no hay posibilidad de moratoria. Si queremos continuar es en el Reina Sofía y cambiar el césped ya. El Ayuntamiento quiere que esperemos dos semanas, luego preparar un proyecto y mandárselo a la RFEF. Creo que nuestros aficionados entienden nuestra postura y la situación del club. Es normal que se hayan desilusionado con la situación actual", explica el vicepresidente de Unionistas, Roberto Pescador.

Si la directiva finalmente dimite y nadie se hace cargo de la situación, el club (saneado y sin deudas) tendría que disolverse y Salamanca volvería a perder a su máximo representante futbolístico en la división de bronce del fútbol español. Situación límite para el estandarte del fútbol popular.