BARCELONA

Dembélé-Raphinha-Memphis, una reacción en cadena

La renovación del francés puede determinar el fichaje del brasileño y la ampliación o venta del neerlandés. Un ejemplo de que en el Barça todo está en el aire.

0

Aunque se trate de tres negociaciones independientes, los futuros de Ousmane Dembélé (24 años), Raphinha (25) y Memphis Depay (28) están interrelacionados en un juego delicado de equilibrios en el que Mateu Alemany, director de fútbol del Barça, va a tener que saber moverse bien.

Puede decirse que la llave de todo es la renovación de Ousmane Dembélé, operación pendiente de una última reunión que, teóricamente, debía celebrarse a final de esta semana. Si el francés, valorado en 30 millones de euros, decide continuar, algo que no está nada claro, el Barça no irá con la misma convicción a por el brasileño Raphinha, un extremo que se desenvuelve exactamente en la posición de Dembélé y que pasará a ser prioridad sólo si el francés se va. De fondo, Memphis Depay, un jugador que gusta a Xavi pero que, por las necesidades económicas del club, también está en el mercado. Aunque seguiría en el mercado (el Barça tendría a Aubameyang, Ferran, Ansu más el nueve que debe venir), las posibilidades de seguir de Memphis aumentarían mucho si Dembélé se marchase y Raphinha no llegase. El club mantiene abiertos tres escenarios con Memphis: venta (le queda un año de contrato), ampliación y venta; o ampliación y continuidad en el equipo.

Mateu Alemany juega la partida con un buen comodín. Raphinha está asesorado por Deco, que pertenece a la secretaría técnia del Barça. Eso le permitirá, por un lado, saber por cuánto dinero puede sacar del Leeds el extremo brasileño (si desciende, su cláusula baja a 25 millones); y por otro, seducirle para que firme por el Barça si lo necesita. Dembélé-Raphinha-Memphis. Una reacción en cadena, pero imprevisible en todas sus piezas.