NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

ALEMANIA

Motivos para desconfiar de Adeyemi

El Dortmund tenía cerrada su contratación, pero ahora parece estancada. La IA desconfía de su adaptación. El CIES no le coloca arriba entre los jóvenes.

Actualizado a
Motivos para desconfiar de Adeyemi
MAXIM SHEMETOVPool via REUTERS

Karim Adeyemi, nuevo talento del fútbol mundial, irrumpió con fuerza a principio de temporada. Con tan solo 20 años, el delantero del Salzburgo hizo tres goles y una asistencia en sus tres primeros partidos de Champions, si bien no le sirvió a su equipo para clasificarse para octavos de final. Tal impacto le ha llevado a ser el elegido del Dortmund para ser el sustituto de Haaland, siempre y cuando el noruego, tal y como está previsto, abandone el club en el próximo mercado veraniego. Sin embargo, hay una serie de complicaciones en la operación que dificultan la llegada del punta y una ristra de datos que invitan a la desconfianza. En los siete últimos partidos de Bundesliga austriaca, el punta solo ha marcado un tanto. Sus cifras siguen siendo buenas: 15 goles en 23 encuentros ligueros. Pero ¿son suficientes para considerar que tendrá un impacto cercano al que ha tenido Haaland?

Según la Inteligencia Artificial (IA) de Olocip, el delantero es la décima opción más conveniente para el Dortmund para suplir a su máxima estrella. Por delante, están nombres imposibles como Harry Kane, Lewandowski o Cristiano Ronaldo, pero también otros de la misma dificultad aparente de contratación: Lautaro, Tammy Abraham o, sobre todo, Watkins, Jonathan David y Gouiri. Todos los mencionados, siempre según la IA, encajarían mejor en el Dortmund y reemplazarían mejor a Haaland y el rol que actualmente desempeña. Este sistema no solo habla de jugadores que puedan tener el nivel del pretendido por Real Madrid o Manchester City, sino también aquellos que puedan cumplir la serie de características que Haaland aporta al Dortmund. Por supuesto, pasando por un filtro de nivel y de posición.

De hecho, sin ese filtro... ¡Adeyemi no está ni entre los cincuenta mejores! Cabe aclarar que esto no implica que el Dortmund no pueda firmar a un jugador de diferentes cualidades o con un margen de crecimiento de cara a años venideros. Simplemente que ha tenido un rendimiento que ha sido una montaña rusa, que le sirve para dominar una competición como la liga austriaca, pero que deja más dudas de cara a una adaptación a una competición de la talla de la Bundesliga.

Pero hay más. El Observatorio del Fútbol CIES ha publicado su informe semanal de los mejores jóvenes del planeta en las 32 ligas europeas. Estudian el impacto total que han tenido en base a las siguientes características: defensa aérea, defensa terrestre, recuperación, distribución, creación de oportunidades, poderío por alto y disparo. Debían reunir solamente dos requisitos: ser nacidos en 2001 o en fechas posteriores y haber jugado al menos 1.000 minutos hasta el mes de enero. Adeyemi responde a dichas peticiones, pero no sale bien parado.

Según el CIES, el atacante ocupa la posición número 31 en impacto, por detrás de jugadores que presuntamente tienen menos nivel como Kubo, Nico Williams y hombres más desconocidos como Jan Thielmann, Kotchap, Viti, Nouri o su compañero Adamu. Es particularmente llamativo el de este último. A sus 20 años, también milita en la primera plantilla del Salzburgo. No ha hecho los goles de Adeyemi, de hecho solo suma cinco. Ambos son delanteros centros y el CIES considera que el mencionado Adamu es más completo y domina más facetas del juego que el popular protagonista de estas líneas.

El estudio describe a Adeyemi como un “tirador infiltrado”, explicado como un futbolista cuyo rol se basa en recibir y tirar. En definitiva, un ‘killer’, que flaquea en otros campos como el trabajo defensivo o la asociación. Hablamos de la élite: ser el 31º mejor joven de 32 ligas europeas y proyectar el crecimiento que anhela no está al alcance de muchos. Una cosa es eso y otra, tener la garantía de un rendimiento inmediato en un grande continental como el Dortmund. El club lo tenía claro, pero las estadísticas no avalan su contratación y la operación con el Salzburgo no termina de concretarse... Bild informó de que había un plazo hasta Semana Santa para ficharlo. Este lunes, el director deportivo del Salzburgo lo negó, aunque aquella filtración es señal de que la operación no está tan cercana como parecía. Hay motivos para desconfiar.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?