NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

RUSIA-UCRANIA

Españoles en Rusia y Ucrania: "Aquí todo el mundo dice que no va a pasar nada"

Jorge López, director de cantera en el FC Kryvbas, asegura que los días en Ucrania transcurren "con total normalidad". "Llevan ocho años conviviendo con el conflicto", añade.

Actualizado a
Jorge López, durante su presentación como director de cantera del FC Kryvbas de Ucrania.
KryvbasFacebook

La crisis entre Rusia y Ucrania continúa ocupando un lugar destacado en los medios de comunicación, aunque los futbolistas y entrenadores españoles que, por motivos laborales, residen en dichos países tienen una visión muy diferente del conflicto, definido como "uno de los más intensos desde la Guerra Fría". "Me asusté cuando estuve en España que viviendo en Krivói Rog. Aquí los días transcurren con total normalidad. La Embajada me dijo que, si podía, estuviera una semana o 10 días fuera. Pero que no es urgente", descubre Jorge López, que ejerce como director de cantera en el FC Kryvbas ucraniano, con sede a 400 kilómetros de la frontera con Rusia. "Me dicen que estoy lejos, que no hay riesgo. De todos modos, aseguran que nos llamarán enseguida si la cosa se pone seria", añade el exjugador de Villarreal, Valencia o Zaragoza.

"El director general y el presidente son gente con mucho dinero. Si creyesen que hay peligro no estarían aquí con sus familias"

Jorge López, director de la cantera del Kryvbas

Jorge López viajó hace unos días a España y, en contra de lo que hicieron otros muchos españoles residentes en Ucrania, regresó a Krivói Rog para continuar su trabajo en la cantera del Kryvbas. "Aquí todo el mundo dice que no va a pasar nada. No sé si más cerca de Donetsk o de la frontera la gente estará más asustada o habrá hecho acopio de alimentos, pero aquí, desde luego, no. Llevan ocho años conviviendo con el conflicto con Rusia. Lo han normalizado", analiza un Jorge López que se divide entre la tranquilidad y la incertidumbre: "Para mí, esta situación es totalmente nueva. No sé nada, pero llevo un mes trabajando en el Kryvbas y no he tenido ningún tipo de problema. El director general y el presidente son gente con mucho dinero. Si creyesen que hay peligro no estarían aquí con sus familias. Eso es algo que me tranquiliza".

López es uno de los pocos españoles en el fútbol ucraniano, que, como el ruso, atraviesa el habitual parón invernal. Él sí está en Ucrania, aunque hay otros -es el caso de Carlos Inarejos, entrenador del Karpaty Halych- que continúan en España a la espera de que "disminuya la tensión". Por su parte, el Dnipro-1 de Marc Gual se encuentra de pretemporada en Turquía y no visto alterados sus planes por el conflicto ruso-ucraniano. En los clubes rusos, el panorama es idéntico. "Aquí nadie habla del asunto", asegura Ramón Tribulietx, entrenador del Akron Togliatti. "No parece que le den mucha importancia. Hemos preguntado al club y nos han dicho que no nos preocupemos", afirma Omid Etemad, fisioterapeuta de un CSKA Moscú que se prepara para regresar a la competición en España. Todos viven ajenos al conflicto y la gran mayoría coinciden en una cosa: "Hay demasiada información y muy pocas certezas".

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?