NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

SEGUNDA RFEF

El renacer del Córdoba

El equipo de Germán Crespo lidera con once puntos sobre el Coria. Es el mejor de Segunda RFEF. Ha marcado 52 goles. Ninguno de los 89 restantes llega a 40.

Actualizado a
El renacer del Córdoba

El Córdoba ha renacido. Hace no tantos años, en la 2014-15, se codeó con los mejores en Primera División. Desde entonces, todo han sido desgracias. Esa temporada descendió, en la siguiente se quedó a las puertas y así fue cayendo progresivamente hasta la bajada a los infiernos de la Segunda B en la 2018-19. Se convirtió en el equipo del casi. A un paso del Playoff en la 19-20 y a punto de meterse en fase de ascenso en la 20-21, acabó descendiendo a Segunda RFEF. Lo que fue, a todas luces, un fracaso, ha terminado en inmensa alegría. El equipo ganó la Copa RFEF y ahora muestra un dominio en Segunda RFEF impropio de la exigencia y de la enorme igualdad que se puede apreciar en la categoría.

Germán Crespo dirige un auténtico ciclón. El Córdoba es líder con 46 puntos en las 19 jornadas disputadas. El Coria, su principal perseguidor, está a once. Si fuera solo eso... El equipo suma pleno de triunfos en casa: 10 de 10. Fuera del Nuevo Arcángel, pese a encontrar más trabas de lo previsto, también es fuerte: 16 puntos de 27 posibles. Por supuesto, es, con diferencia, el mejor equipo de toda la categoría. Así lo marcan los datos. Los otros líderes suman menos en su casillero, pese a la inspiración del Adarve (44) o el dominio de Osasuna B (43). También es el cabeza de cartel que más le saca a su principal perseguidor.

Pero hay muchos más matices para engrandecer el rendimiento del Córdoba. Lleva un total de 52 goles, un total de 2,73 por partido. En casa, suma 35: 3,5 por noche. El dato es impactante: el segundo máximo goleador del Grupo IV de Segunda RFEF es el Don Benito ¡¡con 29 goles!! La categoría se caracteriza por duelos muy parejos, que se resuelven por detalles o jugadas de estrategia. No solo el grupo de canarios, andaluces, extremeños y el Atlético Ceuta. En el Grupo I, el Pontevedra lidera el ataque con 39 goles a favor. En el G. II, Osasuna se impone con 38 tantos. En el G. III, el Cerdanyola suma 33. El Intercity es el máximo goleador del G. V con 26 dianas festejadas. A modo resumen: el Córdoba lleva 52 en una categoría en la que nadie llega a 40. En casa, los de Germán Crespo han marcado más que 86 de los 89 equipos restantes en todos sus partidos. Un auténtico huracán.

Expansión

El liderato del Córdoba ya es suficiente como para tener a toda una ciudad ilusionada. Pero no es lo único. El club se hizo con la Copa Federación el pasado mes de noviembre, al imponerse primero al Ebro y posteriormente al Guijuelo. Eso le dio un billete para la Copa del Rey, donde, por su condición de modesto, tuvo que enfrentarse a un gigante como el Sevilla de Julen Lopetegui. Compitieron de igual a igual, como si no existiese diferencia de categoría. Los de Nervión solo pudieron disparar tres veces a portería en 90 minutos, aunque en la prórroga se desmelenaron. Un gol de Lucas Ocampos en el 108' acabó con la ilusión de un Nuevo Arcángel repleto de ganas de ver a los suyos de nuevo en lo más alto. Su éxito y la expansión de la marca les llevó, incluso, a disputar en enero dos amistosos contra equipos de Bahrein, que a buen seguro llenaron las arcas del club con la vista puesta a reforzar la plantilla si se logra el ansiado ascenso a Primera RFEF. Es más, Germán Crespo y su cuerpo técnico dirigieron un entrenamiento a jóvenes chavales del país.

Metas

Precisamente regresar a la tercera categoría del fútbol español es el gran objetivo que se marca el Córdoba esta temporada. No es el único. La meta es formar una plantilla de garantías y establecer un grupo capaz de ascender e ir directamente a por el fútbol profesional. La reestructuración de las categorías hace de la Primera RFEF un nido competitivo en el que un error se paga caro. Asentarse ahí es señal de volver a la máxima competitividad, si bien ya es considerable el salto desde Segunda RFEF. Por el momento, si todo sigue así, se antoja difícil que el Córdoba no logre la plaza que otorga el primer puesto en la clasificación. No solo por la ventaja, también por el poderío: los dos últimos encuentros los ha ganado por cuatro tantos de diferencia; al Coria, rival directo, le venció por 0-3 como visitante; al Cacereño, tercero en la tabla, le derrotó 5-0... Una señal de fuerza que hace presagiar un futuro esperanzador. No obstante, queda mucho.

Una plantilla de cracks

El poderío goleador del Córdoba llega a una tabla de pichichi difícil de replicar. Willy Ledesma es el máximo artillero del Grupo IV con 12 goles en 18 partidos. Le sigue Fuentes, con 9 en su casillero. Después, Miguel de las Cuevas y Casas, con 7. Los cuatro juegan a las órdenes de Germán Crespo. Por medio se cuelan Zamorano (Vélez) y Abraham Pozo (Don Benito), pero ya llega pisando fuerte un quinto integrante cordobés: Luismi Redondo, con seis dianas. En la plantilla, hay más nombres destacados.

Bernardo Cruz, por ejemplo, tiene años y años de experiencia en Segunda División. Dragisa Gudelj, hermano de Nemanja del Sevilla, pasó por la cantera del Ajax y es un portento aéreo y con gol, pese a ser central. El capitán Javi Flores es el alma del vestuario. En lo futbolístico, debutó en Primera y tuvo un papel destacado en varias etapas en LaLiga SmartBank. Simo Bouzaidi, procedente de la cantera del Sevilla, es un diablo desde el costado izquierdo.

Pero quizás su nombre más destacado no sea otro que el de Miguel de las Cuevas. El mítico jugador del Sporting, que pasó también por Atlético de Madrid o Osasuna, apostó por continuar su carrera en el barro. A sus 35 años, no llegó a Córdoba a retirarse. Es uno de los líderes de este equipo y no tiene problema en cambiar la Champions League de hace diez años por la cuarta categoría del fútbol nacional. Es más, se bajó considerablemente el salario tras la pandemia y el 'descenso' de tercera a cuarta jerarquía. Un líder, con todas las letras, en un Córdoba que arrasa y habla: ha vuelto, sin duda, para quedarse.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?