ATHLETIC

El Athletic marca los tiempos con las renovaciones

No ha deslizado todavía ninguna oferta a Dani García, Balenziaga y De Marcos, que acaban en junio; Raúl García renovará por partidos y a Capa le ofrecieron un año.

0
El Athletic marca los tiempos con las renovaciones
Aiol

El organigrama técnico del Athletic, capitaneado por el director deportivo, Rafa Alkorta, ya deslizó que las próximas renovaciones de jugadores que acababan sus contratos el próximo 30 de junio se harían de manera sosegada y midiendo con tiento los tiempos. Se entiende que no había prisa con ninguno de los casos pendientes (Dani García, Balenziaga, De Marcos, Capa y Raúl García) y que la decisión iría aparejada a su rendimiento en el equipo hasta entrado el 2022, por mucho que se apriete desde el entorno. Aunque en el caso del mediapunta navarro depende de algún partido más para cristalizar su 1+1 y alargar su ligazón hasta junio de 2023.

De momento no se ha encarado ninguna de ellas, ni siquiera de manera informal con alguna conversación, aunque Dani García recibirá su propuesta con total seguridad al ser un titular habitual en el esquema de Marcelino García Toral. Se entiende que es una pieza importante para la siguiente campaña por un perfil tan específico de pivote recuperador. Un nuevo formato de renovaciones que serán más austeras y de corta duración en el marco de un club que pretende acotar la elevada parte proporcional que significa el gasto ocasionado por la partida destinada a la plantilla.

Los otros tres futbolistas se enmarcan en distintos contextos. Con Capa parece que no hay camino de retorno. El lateral portugalujo quiere renovar y así se lo trasladaba al club, pero no hubo acuerdo en un primer momento para ampliar su contrato antes de la pandemia, y en la última reunión se le ofreció sólo una campaña más, hasta 2023, lo que no convencía a un Capa, que tiene 29 años y recorrido por delante. En este mercado invernal ha dispuesto de una oferta de tres años por el Mallorca e intereses de Elche, Alavés y TorinoSin embargo, no ha habido acuerdo de rescisión y se queda hasta que expire su contrato el 30 de junio.

Por su parte, De Marcos y Balenziaga tendrán la resolución del club más adelante, aunque por ahora van jugando con regularidad, con rendimiento y predicamento en el vestuario. No habrá ningún problema en caso negativo, lo encajarían como hombres de club. El organigrama técnico debe valorar si encajan en la confección de la nueva plantilla, donde regresará el cedido el lateral izquierdo Imanol García de Albéniz desde el CD Mirandés, o la promoción del derecho Álvaro Núñez desde el filial. O, por contra, que ambos, del 2000, se fogueen fuera de Lezama la próxima campaña antes de otorgarles mando en plaza.